a la espera de cerrar un fichaje

Miribilla o el abismo

El Bilbao Basket, a la espera de cerrar un fichaje con aptitud para aportar de inicio, se encomienda a su cancha ante su inoperancia Fuera

Jon Larrauri - Martes, 17 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Pere Tomàs trata de arrebatar el balón a Xabi López-Arostegui. Reportaje fotográfico: ACB Photo/D. Grau y Efe

Pere Tomàs trata de arrebatar el balón a Xabi López-Arostegui. Reportaje fotográfico: ACB Photo/D. Grau y Efe

Galería Noticia

Pere Tomàs trata de arrebatar el balón a Xabi López-Arostegui. Reportaje fotográfico: ACB Photo/D. Grau y Efe

Bilbao- Todo son incógnitas en el seno del Bilbao Basket tras la doble derrota (partido y average) sufrida el domingo en la cancha del Joventut, ahora revitalizado excolista de la Liga Endesa, una actuación paupérrima que provoca que el abismo del descenso asome más amenazante que nunca. En la planta noble de Miribilla son todo preguntas sin respuesta clara. Y por encima de todas, un par: ¿Y ahora, qué? ¿Cómo se puede solucionar un curso que arrancó con una prematura y deficiente confección de plantilla, descarriló en noviembre con un cambio de técnico polémico y pobremente argumentado y que, tras un par de fichajes que no han aportado lo esperado, amenaza ahora con aniquilar el futuro del club?

Son preguntas para las que quizás ya no existan soluciones, sobre todo si se tiene en cuenta que los encargados de encontrarlas, sean quienes sean, han acumulado error tras error hasta llegar a la actual situación, que roza lo desesperante. ¿Un nuevo cambio de entrenador? La posibilidad pasó por la mente de alguna de las personas que tienen voz y voto en estos asuntos, aunque no dejaría de ser paradójico prescindir de Veljko Mrsic, con el que hace apenas un mes se hablaba de renovar por dos cursos si mantenía al equipo en ACB, tras caer por 28 puntos ante el equipo que ahora dirige Carles Duran, el técnico al que se despidió en noviembre en una situación más holgada porque “había equipo para más” y “se estaban perdiendo las señas de identidad”. ¿Entonar el de perdidos al río y volver a acudir al mercado de fichajes? En ello anda el club, a la espera de cerrar una incorporación con capacidad para aportar de inmediato después de acumular un carrusel de fichajes y cambios de cromos de jóvenes voluntariosos pero aún poco preparados para este liga y, sobre todo, para estas situaciones límite. ¿Salir a la palestra para pedir apoyo y tranquilizar a una masa social cada vez más asustada por la supervivencia del club y explicar el estado de las cosas? Afición y equipo probablemente agradecerían un mensaje institucional, pero quizás se considera que no hay nada que deba ser explicado o se quieran evitar preguntas peliagudas.

La única certeza a día de hoy radica en que, salvo giro radical de las dinámicas, la salvación se conseguirá en Miribilla o no se conseguirá. Las nueve derrotas seguidas cosechadas a domicilio contra conjuntos de todo tipo y condición por una media de 19,7 puntos, dos de las tres últimas ante rivales directos como Zaragoza y Joventut por 20 y 28 respectivamente, hablan de un equipo inoperante lejos del Bilbao Arena desde el ya lejano 29 de octubre. El rayo de esperanza radica en que los hombres de negro han sido capaces de ofrecer chispazos de autoridad en dos de sus últimas citas, ante Betis y Gran Canaria, en casa. El equipo necesita el respaldo de su público para ofrecer su mejor versión y no diluirse en cancha. Cuando juega en un ambiente favorable mantiene los bajones de rendimiento, pero también es capaz de encadenar minutos de brillante baloncesto. Por eso la protección del público y su efervescencia desde el minuto uno hasta el cuarenta en los tres choques restantes (Andorra, Baskonia y Murcia) en casa se antoja vital para un grupo humano de la fragilidad mental de este Bilbao Basket. El querer no se discute;lo que se está viendo es que no puede. El orgullo no gana partidos por sí mismo y el equipo necesita a Miribilla para evitar el abismo.

etiquetas: bilbao basket

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120