DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El camino a seguir

Aitor Larrazabal, que salió victorioso del Santiago Bernabéu en 1999, y Pablo Orbaiz, que lo hizo en 2005, recuerdan las dos últimas victorias del Athletic en liga en el feudo blanco, donde los rojiblancos suman doce derrotas consecutivas

Un reportaje de Arkaitz Aramendia - Martes, 17 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Asier del Horno, en el momento del testarazo con el que puso el 0-1 en la última victoria en liga del Athletic en el Santiago Bernabéu.Foto: Efe

Asier del Horno, en el momento del testarazo con el que puso el 0-1 en la última victoria en liga del Athletic en el Santiago Bernabéu.Foto: Efe

Galería Noticia

Asier del Horno, en el momento del testarazo con el que puso el 0-1 en la última victoria en liga del Athletic en el Santiago Bernabéu.Foto: Efe

UNA misión complicada donde las haya, pero no imposible. Eso supone cada visita del Athletic al Santiago Bernabéu, donde volverá a asomar mañana el conjunto rojiblanco con el objetivo de sorprender a un Real Madrid que acostumbra a sonreír como local al término de cada choque entre ambos. Eso ha sucedido, en caso de echar la vista atrás, en las doce últimas comparecencias ligueras de los leones en una plaza en la que, sin ir más lejos, los bilbainos coleccionan diecisiete derrotas en sus dieciocho últimas apariciones. No hay rastro de victoria o empate desde la jornada 24 de la temporada 2004-05, cuando el Athletic se impuso por 0-2 con goles de Asier del Horno y Andoni Iraola bajo la batuta de Ernesto Valverde. Lo recuerda a la perfección Pablo Orbaiz (Iruñea, 1979), titular en aquel envite, al igual que lo fue Aitor Larrazabal (Loiu, 1971) en el penúltimo triunfo de los rojiblancos en liga en el feudo blanco, el cual se produjo en la jornada 23 del curso 1998-99, gracias a un solitario tanto de Santi Ezquerro en el minuto 72 con Luis Fernández al frente de las operaciones.

“De aquel partido, por encima de todo, recuerdo una cosa, seguramente la más importante y difícil de hacer: que fuimos capaces de dejar la portería a cero”, señala Larrazabal, quien recuerda que Luis Fernández no se dejó influenciar en el planteamiento inicial por la identidad del rival en cuestión. “Era un entrenador de ir a por los partidos”, subraya el actual técnico del Barakaldo, quien agrega que “si algo tenía era esa valentía que a veces podía asociarse a la inconsciencia, pero que cuando vas a campos como el Bernabéu tal vez necesites un poco de ella”. “Ganar allí te da un auténtico subidón. Nosotros somos quienes somos, tenemos lo que tenemos y eso te da un mérito brutal en caso de vencer allí como hicimos nosotros aquel día”, apunta asimismo el exlateral rojiblanco, quien subraya la “tremenda exigencia” a la que se ven expuestos los jugadores contra “selecciones mundiales” ante las que “cualquier error te puede matar”. Aun así, “siempre hay que pensar en positivo y ser optimistas, sabiendo que tiene que haber esa pizca de suerte y que el Madrid no tenga su día”, incide Larrazabal.

la última victoriaBien lo sabe también Orbaiz, quien disputó los noventa minutos del encuentro en el que el Athletic se impuso por última vez al Madrid en liga en el Bernabéu. Fue el 19 de febrero de 2005 y al iruindarra, entre otras cosas, tampoco se le olvida el gol que no le concedió el colegiado Moreno Delgado al no ver que un soberbio disparo desde cerca del centro del campo rebasaba la línea de gol con 0-0 en el marcador. “Al final, son gajes del oficio. Yo no vi claramente que entrara el balón y, de hecho, nadie protestó prácticamente”, indica el navarro, quien añade que en el plano colectivo “hicimos un partidazo en una época en la que el equipo estaba con mucha confianza y fue una de esas veces en las que a ti te salen bien las cosas y el Madrid no estuvo del todo fino para superarnos”.

“Aquel partido que ganamos fue un toma y daca, porque ambos tuvimos ocasiones al ser nosotros un equipo que también atacaba mucho”, expone además Orbaiz, que recuerda el momento en el que, con 0-1 en el luminoso, Vanderlei Luxemburgo dio entrada a Zidane, Ronaldo y Raúl desde el banquillo. “Se lanzaron a por el gol del empate con esos ataques totales que suelen protagonizar, pero nos defendimos como pudimos en el tramo final e incluso hicimos el 0-2. Ahí estuvo el verdadero mérito, en ser capaces de seguir atacando cuando íbamos ganando”, recalca el iruindarra, quien al igual que Larrazabal confía en que el Athletic dé la cara mañana en el Bernabéu, donde ambos pudieron celebrar “por todo o alto” dos triunfos que, a día de hoy, se presentan como los últimos firmados en liga por el Athletic en el Santiago Bernabéu.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120