65 años de bel canto en Bilbao

Mario Del Mónaco, Alfredo Kraus, Maria Callas, Caballé, Renata Scotto y Carreras son algunos de los grandes nombres, entre decenas de primeras figuras, que han cantado en la temporada de Bilbao

Un reportaje de Maite Redondo - Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Aspecto que mostraba el teatro Coliseo de Bilbao en 1964, momentos antes de comenzar la ópera. Fotos: cedidas por ABAO

Aspecto que mostraba el teatro Coliseo de Bilbao en 1964, momentos antes de comenzar la ópera. Fotos: cedidas por ABAO

Galería Noticia

Aspecto que mostraba el teatro Coliseo de Bilbao en 1964, momentos antes de comenzar la ópera. Fotos: cedidas por ABAO1953. Los cuatro fundadores firmando la constitución de ABAO.El público se arremolina ante la Callas en el Coliseo (1959).Un jovencísimo José Carreras, en ‘Luisa Miller’ (1975).En 1977 debutó en Bilbao Plácido Domingo, cantando ‘Tosca’.Ainhoa Arteta, en ‘Los pescadores de Perlas’, año 1996.Renata Tebaldi (1962).Alfredo Kraus (1964).Montserrat Caballé (1969).El tenor Carlo Bergonzi (1976).Mario del Mónaco (1963).Mirella Freni (1969).Pavarotti cantó en 1970.El barítono Leo Nucci (1984).
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

SI los camerinos del desaparecido Coliseo de Bilbao pudieran hablar! Probablemente contarían la arriesgada historia de cuatro amantes del bel canto, que tras un festival catastrófico de ópera celebrado en el Teatro Buenos Aires en 1952, decidieron proporcionar a Bilbao una temporada operística de categoría. Los aventureros que iniciaron ese proyecto, que ha sido calificado por algunos como un milagro, fueron José Luis de la Rica, Guillermo Videgain, José Antonio Lipperheide y Juan Elúa.

En 1953 firmaron el documento de la constitución de ABAO (Asociación Bilbaina Amigos de la Ópera) y sus responsables empezaron a moverse por Europa para contratar a figuras de la lírica. Elúa y Lipperheide partieron rumbo a Milán para la contratación de algunos destacados nombres: Gianni Poggi, Enzo Mascherini, Adriana Guerrini, Elena Nicolai y Anselmo Colzani, entre otros.

Fueron los primeros pasos para la creación de la primera temporada lírica bilbaina, que se desarrollaría los días 16, 18, 19, 21 y 22 de agosto, con cinco funciones de abono: Tosca, Aida, Rigoletto, El Trovador y La Favorita. Pero no se conformaron con un solo festival, prepararon una segunda temporada de ópera navideña los días 25, 26, 27, 29 y 30 de diciembre, también en el Coliseo Albia, que incluía Andrea Chénier, La Traviata, El barbero de Sevilla, Madama Butterfly y un Ballo in Maschera, rememora Cesidio Niño, actual director artístico de ABAO.

Niño lleva ligado a la asociación lírica desde 1984 y ha conocido de la mano de los fundadores las historias de los orígenes de esta asociación, que se convirtió desde el principio en referente cultural para Bilbao. “ABAO ha contado siempre con las mejores voces, desde los primeros años consiguieron contratar a los grandes de la lírica, en la asociación siempre se ha apostado por la calidad vocal”, explica Cesidio Niño.

y llegó la callasUna de las voces que más expectación levantó, sin duda, fue la de María Callas. A pesar de la incredulidad de algunos, la Callas llegaba a Bilbao el l7 de septiembre de 1959, en uno de los aviones privados del magnate griego y se alojaba en la habitación 310 del Carlton. Cuenta la prensa local de la época, que la actuación tan esperada de la diva fue decepcionante. Interpretó Tu che la vanitá conoscesti, de la ópera Don Carlo, de Verdi, pero el patio de butacas no reaccionó con demasiado entusiasmo.

Otro de los cantantes más esperados por los aficionados vascos fue el tenor italiano Mario del Mónaco, considerado uno de los más grandes del siglo XX. Tras la espantada que dio en 1955, que justificaba a última hora mediante un telegrama, “por fin, Mario del Mónaco compareció un año después de lo deseado - dicen que huyendo de un problema de faldas- y cantó un Otello antológico”, describía Carlos Bacigalupe en la publicación que ABAO editó con motivo de su 50 aniversario. El tenor dramático volvería a cantar en el Coliseo en 1967, en esta ocasión, en Fedora.

Esa misma temporada también cantaba en Bilbao un jovencísimo Alfredo Kraus, que cosechó un gran éxito con Fausto. Y en 1969, Montserrat Caballé encarnaba a Manon Lescaut apoyada en dos muletas, por culpa de la rotura de un tendón rotuliano. “Aunque había cancelado una actuación en la Scala, no supo resistirse a los ruegos de la organización bilbaina”, recordaba Carlos Bacigalupe.

Pavarotti debutó en Bilbao con Manon en 1970. Cuentan que a los responsables de ABAO les propusieron en Italia contratar a una joven promesa llamada Luciano Pavarotti, pero no les interesó, querían a los mejores. Y todavía, Pavarotti no había demostrado lo suficiente. Al parecer, el tenor se presentó en el hotel y les convenció. Quizás porque apostaron por él en sus primeros años el tenor estuvo siempre dispuesto a cocinar en la villa sus famosos spaguettis.

La ABAO se jacta de no haber tenido que suspender nunca una función, ni en el Coliseo ni en Euskalduna, su sede desde 1999. Han sido varios los cantantes que se han caído del cartel por problemas personales, como el caso de Pavarotti, en 1989, pero tan solo en dos ocasiones han estado a punto de cancelarse una representación. Una fue cuando Mara Zampieri comunicó que no podría venir el mismo día que tenía que cantar un Macbeth. Los responsables de ABAO se pusieron a buscar rápidamente una sustituta y encontraron a Dunja Vejzovich, a la que le pusieron un avión a su disposición. Llegó directamente desde Sondika al escenario y la función se pudo celebrar, aunque con retraso.

Y la segunda vez, esta temporada, cuando en noviembre la OSE se puso en huelga y dejó a la ópera sin músicos. El conflicto forzó a la asociación lírica a representar Don Pasqualecon el acompañamiento únicamente de piano. La ABAO cumplirá 1.000 funciones el 24 de noviembre, en el estreno deFidelio.Una fecha para celebrar.

etiquetas: 65 años abao

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120