Defender hasta desesperar al rival

Erik Jaka es muy superior a Unai Laso en el Manomanista de Primera y gana gracias al dominio marcado con su volea en todos los aspectos del juego

Jokin Victoria de Lecea - Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Erik Jaka se dispone para golpear el cuero ante Unai Laso en el frontón Labrit de Iruñea.

Erik Jaka se dispone para golpear el cuero ante Unai Laso en el frontón Labrit de Iruñea. (Foto: Iñaki Porto)

Galería Noticia

Erik Jaka se dispone para golpear el cuero ante Unai Laso en el frontón Labrit de Iruñea.

Duración: 44:20 minutos de juego.

Saques: 1 de Jaka (tanto 22) y 2 de Laso (tantos 6 y 12).

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 209 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 9 de Jaka y 7 de Laso.

Errores: 4 de Jaka y 12 de Laso.

Marcador: 0-1, 1-1, 2-1, 3-2, 4-3, 4-4, 5-6, 6-7, 7-7, 13-8, 14-8, 14-9, 15-9, 15-10, 16-10, 16-11, 17-12, 18-12, 18-13, 19-13 y 22-13.

Botilleros: Ejercieron de botilleros Jokin Etxaniz (con Jaka) y Eneko Yoldi (con Laso).

Incidencias: Partido correspondiente a los dieciseisavos de final del Campeonato Manomanista de Primera de la LEP.M disputado en el frontón Labrit de Iruñea. Buena entrada. En el primer partido, Bengoetxea VI-Larunbe ganaron a Urrutikoetxea-Imaz (22-21).

bilbao- Erik Jaka apareció en el Labrit con el mono de trabajo enfundado. Tocó jornada dura. Ser efectivo antes que efectista. Defender y defender para esperar el fallo y tratar de saltar la banca en un partido en el que las apuestas salieron cantando en su contra. El lizartzarra fue fiel a su plan. Hizo daño con la volea y buscó constantemente endurecer el tanto. Esperar el error. Fue una roca que terminó por desesperar a Unai Laso. El delantero navarro salió tremendamente precipitado y con un rival que regaló muy poco, terminó condenado. Su estrategia fue la contraria. Quiso acabar rápido, jugar a tumba abierta y tirar de habilidad rematadora para cerrar el tanto. Siempre al ataque, en una cuerda fina que se tambaleó demasiado hasta que le acabó tirando del partido. Los detalles de clase mantuvieron vivo a Laso hasta el ecuador del partido, pero cuando Jaka subió un poco la intensidad acabó claudicando por 22-13 y con una sensación de “decepción” después de no haber sido capaz de ganar un partido en Manomanista en el que había puesto muchas esperanzas. Joseba Ezkurdia espera en la siguiente ronda.

Desde el inicio se vio que no era el día de Laso. El de Biskarreta Gerendiain salió precipitado. Quiso una marcha más en el partido y esa búsqueda le llevó a forzar en exceso sus remates. Su ataque total se encontró con la resistencia de un Jaka muy serio, que en los primeros tantos aguantó con mucha entereza en su papel de defensor. El lizartzarra alejó a su rival de la pared gracias a su buena volea y esperó a que cometiera un error. Sin arriesgar lo más mínimo, los fallos de Laso le dieron las primeras ventajas. El navarro erró la mayoría de las ocasiones a la hora de terminar el tanto. Realizó golpes arriesgado y no especuló lo más mínimo. Fue un todo o nada continuo. Y la mayoría de las veces el cartón colorado fue el que subió al marcador.

Aunque el juego agresivo de Laso también dio resultado antes de llegar a la mitad del encuentro. Con 4-3 en el marcador, el navarro encadenó varias jugadas de calidad para dibujar el 4-6 tras un tanto de saque. Fue su mejor momento. Pero quedó en eso. En un pequeño chispazo. Ese marcador fue su mayor ventaja de todo el encuentro y a partir de ahí la pelota volvió a acostumbrarse a vivir fuera de los límites legales. Solo pequeños chispazos provocaron la esperanza de los que todavía creyeron en el remontada. Sin embargo, la diferencia no paró de crecer.

En esa situación Jaka terminó por hacerse con el mando definitivamente. Tras un intercambio de golpes, donde los peloteos fueron largos, los errores de Laso cada vez fueron más comunes y con el marcador a su favor, el juego de Jaka creció aún más. El lizartzarra no descuidó la defensa, pero cada vez hizo más daño cuando se lanzó al ataque. Laso corrió de un lado a otro mientras Jaka se erigió en el centro de la cancha. Gobernador del partido y del electrónico. Al final, el manista de Biskarreta Gerenidain tiró la toalla. Se le vio resignado ante la situación. Trató de buscar la épica con remates arriesgados, pero solo provocó que el partido muriera más rápido todavía.

lesión de agirreEn otro orden de cosas, ayer estaba programado en el Labrit el partido de los octavos de final del Manomanista de Segunda entre Asier Agirre y Jon Erasun. El delantero iruindarra estaba con molestias físicas y finalmente no se recuperó a tiempo para poder vestirse de blanco. Con esta baja, Erasun pasa sin jugar a la siguiente ronda y tendrá como rival a Peio Etxeberria.

Asimismo, en el otro partido del Manomanista, Beñat Urretabizkaia pasó por encima de Jon Ander Peña y le ganó por 6-22 en el Frontón Municipal de Ikaztegieta. Ahora, el zaguero ikaztegietarra jugará en los cuartos de final ante Andoni Ugalde.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120