durangaldea

‘Txotxe’, pasión en el banquillo

El técnico durangarra acaba de lograr su segundo ascenso consecutivo con el filial de la Cultural

Portero hasta juveniles, con dieciséis años dirigió a su primer equipo en el colegio Jesuitak

Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

‘Txotxe’ se ha convertido en uno de los entrenadores de moda de Durangaldea gracias a su trabajo en el filial de la Cultural de Durango. Foto: K. Doyle

‘Txotxe’ se ha convertido en uno de los entrenadores de moda de Durangaldea gracias a su trabajo en el filial de la Cultural de Durango. Foto: K. Doyle

Galería Noticia

‘Txotxe’ se ha convertido en uno de los entrenadores de moda de Durangaldea gracias a su trabajo en el filial de la Cultural de Durango. Foto: K. Doyle

K. Doyle

Durango- A pesar de su juventud, Txotxe Sanchís se ha convertido en uno de los entrenadores con más proyección de la comarca. No en vano, acaba de lograr su segundo ascenso consecutivo con el filial de la Cultural y la temporada que viene los durangarras competirán en Primera Regional. Definiéndose como “un entrenador cercano, perfeccionista y que sé escuchar a mis jugadores”, Txotxe tiene claro que la llave del éxito este año ha vuelto a ser “la piña que hay en el vestuario”, reconoce orgulloso de su plantilla.

Fue de niño en el colegio Jesuitak donde Txotxe comenzó a disfrutar con la práctica del fútbol y lo hizo de portero hasta juveniles. Asegurando que “era normalito pero bueno con los pies”, ya con dieciséis años entrenó a su primer equipo. “Txiki Moreno vio en mí algo cuando era alumno del colegio y me dijo que tenía que probar a llevar un grupo de niños. Empecé en benjamines y fue con la generación del 97”, puntualiza el técnico, quien añade que “en aquel equipo entrené a Iñigo Baqué, hoy en el Bilbao Athletic, y a Unai Ariz, jugador ahora de la Cultural en Tercera División”.

Tras cuatro años demostrando sus cualidades en los banquillos del centro durangarra, Txotxe recibió la llamada de la Cultural de Durango. En Tabira disfrutó también de cuatro temporadas donde comenzó a sacar la titulación dirigiendo a infantiles y al cadete B, “con quién hicimos una temporada increíble”, recuerda satisfecho.

El juego vistoso que proponía y sus maneras de entrenador no pasaron desapercibidas para el Iurretako donde recaló para cuajar dos buenas temporadas en juveniles, logrando en su primer año un ascenso histórico para el club. Fue entonces cuando la Cultural pensó nuevamente en Txotxe para liderar el proyecto del filial logrando dos ascensos consecutivos. “Joseba Arana, director deportivo, fue la persona que en cuanto llegó a la Cultural apostó por hacer un filial y porque mi figura fuera la de entrenador”, apunta agradecido por la oportunidad.

El destino quiso que en su regreso a Tabira volviera a dirigir a algunos de aquellos críos del 97 con los que comenzó en Jesuitak y que hoy siguen a sus órdenes. Una plantilla creada hace dos años con juveniles del club que daban el salto a la regional y que se han amoldado a la perfección al ritmo y al juego de la categoría. Y es que si la temporada pasada el ascenso se fraguó demostrando una superioridad aplastante con sus rivales, este año se ha repetido la historia certificando el ascenso a falta de seis jornadas para el final de liga sumando su vigésimo primera victoria consecutiva. Registros pocas veces vistos. A pesar de ello, Txotxe tiene los pies en suelo. “Tengo claro que se pasa de héroe a villano en cuestión de segundos y que tengo que exprimir lo máximo cada segundo que invierta en el fútbol”, afirma ilusionado el joven que actualmente cursa el nivel 2 de entrenador.

HumildadDemostrando debilidad por Valverde y “me gusta mucho cómo transmite Guardiola”, Txotxe quiere ir partido a partido con el propósito de sumar por victorias todos los encuentros que restan. Además, en mayo disputarán el título de campeones ante el primer clasificado del otro grupo con la intención de convertirse en el mejor equipo toda la Segunda Regional y culminar así una temporada de ensueño. No cabe duda de que habrá que seguir muy de cerca a Txotxe Sanchís, joven durangarra que se está abriendo hueco en el mundo de los banquillos. Preguntado por sus aspiraciones asegura con humildad que “no aspiro a nada, simplemente a ir día a día, trabajar duro y lo que tenga que llegar llegará”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Durangaldea

ir a Durangaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120