DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El destape de un engaño

El gesto ante el Villarreal se queda en una mera visión y retrata a un Athletic empeñado en la futilidad

Pako Ruiz - Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Athletic - DeportivoVER GALERÍA

Athletic - Deportivo

Galería Noticia

Athletic - Deportivo

GaleríaGalería: Athletic 2 -Deportivo 3

  • Williams en el suelo ante Fabian Schar.
  • Beñat conduce el balón.
  • Los jugadores del Deportivo celebran el primer gol.
  • Clarence Seedorf saluda a Ziganda.
  • Jugadores del Deportivo La Coruña celebran el gol marcado por Adrián.
  • Adrián se prepara para rematar.
  • Mikel San José y Xabier Etxeita, tras encajar el segundo gol.
  • Beñat a conduce el balón ante Emre Çolak.
  • Raúl García celebra el primer gol.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

bilbao- El athleticzale se ha resignado a asistir a muchos más chascos de los esperados en una campaña que hasta su final se va a convertir en una especie de martirio para la masa social, que anoche volvió a bajar a la cruda realidad de este Athletic, que reiteró en una credibilidad que está sobre los suelos. El partido ante el Deportivo, que sí lució una intensidad acorde a las necesidades que tiene para continuar con opciones de evitar el descenso, destapó un engaño. Es decir, el encuentro redondo que el colectivo de José Ángel Ziganda no fue más que un mero espejismo, como el que produce la inclemencia del desierto, que genera visiones cuando asoma el desplome ante un desgaste irreversible. Porque este Athletic ya está amortizado, no da para más y el chasco ante uno de los equipos más débiles de la categoría no hace más que echar sal a la herida, cada vez más abierta.

El primer tiempo que ofrecieron los chicos de Ziganda da que pensar. No se trata ya de una simple bipolaridad, sino del retrato de un grupo baladí que se ha empeñado en coleccionar descréditos y en desilusionar a su gente. No hubo noticias de la mayoría de sus referencias, como los casos de Williams, Beñat, Susaeta… y del mismo Kepa Arrizabalaga, quizá contagiado de la epidemia que tiene delante de sus narices, porque es extraño que no saque parada alguna y, además, cometa un error grueso en una salida a destiempo que tuvo que corregir in extremis Iñigo Martínez, el único probablemente que da el callo en cada partido. El central de Ondarroa evitó el 0-3 al filo del descanso, que podría haber provocado un terremoto de imprevisible consecuencias por parte del público de San Mamés, que no oculta su hartazgo hasta el punto de que al cuarto de hora los pitos y los pañuelos blancos cobraron un protagonismo muy revelador.

La derrota de ayer dolió como nunca. Fue un jarro de agua fría en toda regla, especialmente porque el éxito en Vila-real había ocasionado una fantasía en el personal, aún enganchado por una pequeña opción de aspirar a la séptima plaza, porque así invitaban las sensaciones ofrecidas por el equipo seis días antes y los resultados cosechados horas antes por el Girona y Celta, que cayeron;y Sevilla y Villarreal, que empataron entre sí. Todo parecía ir sobre ruedas y pocos, o casi nadie en Bilbao, se olía un revés como el de anoche, tanto en el fondo como en la forma.

la sombra de berizzoEl fiasco ante el Deportivo también supone la sentencia de Ziganda, que se sabe fuera para finales de mayo, por lo que la sombra del Toto Berizzo, que emerge como la apuesta de la Junta Directiva de Josu Urrutia para la próxima campaña, estuvo presente en San Mamés, que solo ha disfrutado de cinco triunfos de los leones en esta liga, un dato que tiene su lado helador, cuando otrora La Catedral presumía de ser una guarida casi inaccesible para rivales de menor poderío, como el caso del conjunto gallego, que sumó ayer su segundo triunfo lejos de A Coruña.

Al Athletic no le valió el reclamo al orgullo a vuelta de vestuarios y la invocación a Aritz Aduriz, cuya estrella ya no luce como hasta hace cuatro días. El donostiarra experimentó su sexta suplencia consecutiva, lo que es noticia se vea como se vea y que genera debate. Aduriz, que iguala al mítico Zarra en comparecencias ligueras (278), no ve puerta en esta competición desde el pasado 26 de enero, cuando marcó en el derbi frente al Eibar (1-1) y son ya ocho las jornadas que acumula sin hacer gol, una realidad contundente que también explica la deriva en la que navega el Athletic de Ziganda.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120