El callejón de las botxerías

Bizkaiko Txakolina crece en San Mamés

Por Javier Gamboa - Sábado, 14 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Peli Manterola, del Gobierno vasco, choca su copa con la actriz Maribel Salas, la diputada Elena Unzueta y el bailarín Igor Yebra en la presentación de la añada 2017 de Bizkaiko Txakolina. Fotos: José Mari Martínez

Peli Manterola, del Gobierno vasco, choca su copa con la actriz Maribel Salas, la diputada Elena Unzueta y el bailarín Igor Yebra en la presentación de la añada 2017 de Bizkaiko Txakolina. Fotos: José Mari Martínez

Galería Noticia

Peli Manterola, del Gobierno vasco, choca su copa con la actriz Maribel Salas, la diputada Elena Unzueta y el bailarín Igor Yebra en la presentación de la añada 2017 de Bizkaiko Txakolina. Fotos: José Mari MartínezElena Unzueta, José Luis Gómez Querejeta, presidente del Consejo Regulador;Ana Otaduy e Iñaki Aretxabaleta, de Magalarte.Cuatro ilustres de dos bodegas: Roberto Ibarretxe e Isabel Viñas, de Uriondo, junto a Idoia Zarrabeitia e Iñaki Bustillo, de Markoleta.El periodista Pedro Mari Goikoetxea, con Manu Calera, Andoni Ojanguren, Jaime Uriarte y José Ramón Olalde.Representantes de las instituciones y el Consejo Regulador de Bizkaiko Txakolina brindan con los bodegueros por la añada 2017.Yebra y Salas, embajadores de Bizkaiko Txakolina 2018
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

fUERON curas y monjes quienes llevaron por el mundo las cepas imprescindibles para el culto cristiano. Tomad y bebed, subraya el Nuevo Testamento. Así, como en una diáspora vinícola, racimos procedentes del Mediterráneo oriental conquistaron toda Europa.

Por eso no sería extraño que aquellos franciscanos que, a mediados del siglo XV, levantaron en terrenos de paraje de Basurto, pertenecientes a la república de Abando, un convento próximo a la vieja ermita dedicada a San Mamés, plantaran sus hileras de vides.

Era una época en la que había que cruzar senderos, prados, bosquetes y temblorosos puentes de madera para llegar desde Bilbao a la ermita y convento, que luego fuera asilo y se conociera como La Misericordia.

Es muy probable que, en 1913, Manuel María Smith tuviera que ordenar que se arrancaran viñedos para que ocupara su lugar el estadio de foot-ball que había proyectado.

Con el paso del tiempo, la villa de Bilbao canalizó ríos, levantó puentes de obra y devoró sembrados, arbolados y hasta a la propia república de Abando. Y terminó abrazando el estadio de fútbol, que sigue casi en el mismo y exacto lugar que jamás pudieron imaginar aquellos olvidados frailes de hace seis siglos.

Pero, a mediodía de ayer, a la hora de las campanadas del Ángelus, la vid volvió a recuperar su campo. En la zona VIP de San Mames Barria, con el rectángulo de mimada hierba a la espalda, la Denominación de Origen celebró su tradicional Bizkaiko Txakolinaren Eguna. Y el espacio rojo y blanco se cuajó de viñedos.

El Consejo Regulador, que preside José Luis Gómez Querejeta, presentó su añada 2017. Nombró embajadores 2018 a la popular actriz barakaldarra Maribel Salas y al bailarín Igor Yebra, uno de los bilbainos más internacionalmente conocidos de las dos últimas décadas.

El descorche y la cata del Bizkaiko Txakolina de la añada corrió a cargo de los sumilleres campeones de cada territorio: Jon Andoni Rementeria, de la Asociación de Sumilleres de Bizkaia;Nagore Fernández Rocha, de Araba;y María Herrero, de Gipuzkoa. Magalarte, caldo de la bodega homónima que gobierna en Lezama Iñaki Aretxabaleta, fue seleccionado como txakoli institucional 2018.

Tomaron la palabra, además de los actores de la Compañía Joven de Pabellón 6, Sara Barroeta y Yeray Vázquez, que oficiaron de maestros de ceremonias, el director de Calidad e Industrias Alimentarias del Gobierno vasco, Peli Manterola, y la diputada foral de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta.

Entre los asistentes, la presidenta de las Juntas Generales, Ana Otaduy;el escritor sueco especializado en gastronomía y enología, Steven Ekholm;el presidente de la Orquesta Sinfónica de Acordeones de Bilbao, Asier Loroño, el periodista Pedro Mari Goikoetxea;el alcalde de Gamiz-Fika y presidente de Jataondo, Asier Larrabe;el alcalde de Lezama, Jon Ander Aurrekoetxea;la directora foral de Agricultura, Lucía Isla;el edil leioarra Javier Atxao el secretario técnico del Consejo Regulador, Antxon Txapartegi, entre otras muchas personalidades.

Pleno, o casi, de bodegueros como Ricardo Uribe, José Lapazaran, Iñaki Zarate, Manu Calera, Andoni Ojanguren, Pilar Llamosas, Garikoitz Ríos, Arkaitz Larrazabal, Miren Bikandi, Unai Sulibarria, Xabier Aretxabaleta,Roberto Ibarretxe, Iñaki Bustillo, Isabel Viñas o Idoia Zarrabeitia.

No faltó Jagoba Batiz, de Orur, lo mismo que Asier Dañobeitia, Mariano Abia,Luis Biritxinaga, Arturo Trueba, Jaime Uriarte o José Ramón Olalde. El taurino presidente de la Asociación de Sumilleres de Bizkaia, Javier de la Cruz, acudió con Ester Hernández, Carlos Silva y el sumiller emérito de la Sociedad Bilbaina, Roberto González.

Tocó el piano Naiel Ibarrola. Y sonó a gloria franciscana.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120