Efecto Miribilla

El triunfo de una familia unida

LA COMUNIÓN ENTRE GRADA Y EQUIPO FUE TOTAL EN UN ENCUENTRO CLAVE PARA EL DEVENIR DE LOS ‘HOMBRES DE NEGRO’

Un reportaje de Miguel A. Pardo - Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. MartínezVER GALERÍA

Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez

Galería Noticia

Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez

Galería[Fotos:] El triunfo de una familia unida

  • David, Josu y Jon. "El equipo necesita ganar un partido antes y romper la mala dinámica que lleva"
  • David, Olvido y Javi. "Este partido contra el gran Canaria y el del Jovnetud de este domingo son la clave para lograr la salvación"
  • Xabi, Mikel y Jokin. "Lo que le pasa al equipo este años es una cuestión de falta de confianza, no ha tenido continuidad"
  • Jose e Iñigo Goñi. "Hay que ganar los partidos de casa y el de Badalona;estaremos hasta el final con este equipo"
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Triunfo vital del Bilbao Basket en la lucha por la salvación. Fotos: José M. Martínez
  • Javi Salgado saluda al acabar el partido a Iago Herrerín, que presenció el partido a pie de pista.
  • Lucio Redivo penetra a canasta para anotar pese a la intimidación de Ondrej Balvin. Reportaje fotográfico: José Mari Martínez
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

DICEN que la familia que crece unida, permanece unida para siempre. Esta frase se puede extrapolar perfectamente al Bilbao Basket y su afición. El conocido Efecto Miribilla nació en épocas de bonanza para los hombres de negro, cuando sus objetivos eran más ambiciosos, pero, pese al cambio radical de objetivos, ayer los 8.000 espectadores que se dieron cita en el Bilbao Arena pusieron todo de su parte para apoyar a su equipo generando un ambiente que no se había vivido en toda la temporada. Así, la grada respondió de forma inmejorable a la arenga de Javi Salgado, quien el martes aseguró que “jugadores, cuerpo técnico, directivos, afición... Necesitamos sacar esto adelante”.

La hinchada sabía de la trascendencia que tienen tanto el partido de ayer como el que disputará el Bilbao Basket el domingo en el Olimpic de Badalona. Muestra de ello eran David Pérez, Javi Pérez y Olvido de Prado quienes aseguraron en los prolegómenos del encuentro estar “un poco preocupados porque no se ve al equipo jugar bien ni con la intensidad necesaria para poder ganar partidos”. Y es que la dinámica y las sensaciones de loshombres de negro eran muy malas en los últimos encuentros antes de dos citas que estos tres hinchas tenían subrayadas como son el partido de ayer y el del domingo. “El partido de hoy y del Joventut son la clave para lograr la salvación”, aseguraron los tres aficionados llegados desde Leioa.

La preocupación también era la nota dominante antes del partido en el estado de ánimo de David de Diego, Josu Cabanilla y Jon Kamiruaga. “El juego que hace el equipo, de entrada, no es nada alentador. Ves a los rivales de la zona baja, como Betis, Joventut o Burgos, que ganen o pierdan tienen un sello propio. Hay que ganar y romper esta mala dinámica cuanto antes, aunque el partido clave es el del Joventut”.

Esa intensidad y ese juego alegre en ataque fueron la seña de identidad del Bilbao Basket en el primer cuarto y la hinchada no se quedó atrás, quizás espoleada por la sanción que la ACB impuso al club bilbaino por su anterior partido como local. El Gran Canaria reaccionó en el segundo cuarto y tomó una ventaja que llegó a ser de nueve puntos al descanso, pero la hinchada no redujo su apoyo a los suyos ni la presión al rival y a los colegiados.

Al descanso, Jose e Iñigo Goñi lo veían francamente mal. “El segundo cuarto ha sido el reflejo del estado actual del equipo;ante la adversidad se viene abajo. Hay que intentar ganar los de casa y sacar el del Joventut, para ello seguiremos apoyando al equipo hasta el final”.

Lo veían tan complicado como Xabi Sobrino, Mikel Villate y Jokin Kamiruaga. “Lo que le ocurre al equipo es una cuestión de falta de confianza, ha faltado continuidad durante toda la temporada y, en parte, es porque no hay un referente, hay que darle la vuelta a la situación y coger confianza”, apuntaron.

En ese segundo tiempo mágico de ayer, la hinchada no perdió la fe, el equipo tampoco y Lucio Redivo se erigió como ese referente que pedían Xabier, Mikel y Jokin. Volvieron las sonrisas y el sabor de la victoria a Miribilla y los 8.000 fieles que desafiaron al horario del encuentro y la incesante lluvia dejaron claras sus intenciones: “Esta hinchada nunca se rinde”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120