protagonista en la movilidad de Bizkaia

Viajes cotidianos a bordo del suburbano

El metro es ya un imprescindible en la movilidad de muchos vizcainos

Un reportaje de A. Atxutegi - Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Ana Crespo siempre elige el metro cuando va a Bilbao. Dolores, de Barakaldo, y Ángel y Xabier, de Muskiz.Eduardo Cazal y Stalin Medina, vecinos de Indautxu.Javi Lucio y su madre, Arantza Jauregi, junto al pequeño Urko.

Ana Crespo siempre elige el metro cuando va a Bilbao. Dolores, de Barakaldo, y Ángel y Xabier, de Muskiz.Eduardo Cazal y Stalin Medina, vecinos de Indautxu.Javi Lucio y su madre, Arantza Jauregi, junto al pequeño Urko. (Fotos: J. M.Martínez)

Galería Noticia

Ana Crespo siempre elige el metro cuando va a Bilbao. Dolores, de Barakaldo, y Ángel y Xabier, de Muskiz.Eduardo Cazal y Stalin Medina, vecinos de Indautxu.Javi Lucio y su madre, Arantza Jauregi, junto al pequeño Urko.

El metro es, a cualquier hora del día, un crisol de viajeros: jóvenes que se acercan a sus centros de estudio, personas que van a trabajar, padres que se desplazan a un centro sanitario con sus hijos, amigos que coinciden en el vagón, parejas que salen o llegan de un viaje... El suburbano es protagonista indiscutible en la movilidad de Bizkaia y un must para muchos de sus ciudadanos.

Ana Crespo espera en Abando el metro que le lleve a su casa en Sestao. Admite que no utiliza el suburbano a diario, “trabajo cerca de casa y no me hace falta, puedo ir andando”, pero siempre que tiene que desplazarse “a alguna consulta médico o a visitar a algún familiar en Bilbao”, no duda en acercarse a un fosterito. Todavía recuerda la época en la que el metro no llegaba a su localidad natal y recurría al autobús para sus desplazamientos. “Tengo mucho recuerdo porque cuando veníamos al ortodoncista lo hacíamos siempre en autobús y era como una excursión. Teníamos que estar un montón de tiempo en la estación mojándonos porque el autobús pasaba cada media hora o así”, rememora. Del suburbano valora sobre todo la limpieza, la frecuencia y la puntualidad, aunque considera que en hora punta “debería haber más servicio. El metro va un poco lleno y yo, de hecho, evito cogerlo según a qué horas”, admite. También destaca el hecho de que haya servicio de metro toda la noche de los sábados, “y creo que incluso tendrían que ampliar el horario de la noche de los viernes porque muchas veces hemos tenido que coger taxis para volver a casa”. Siempre abona los trayectos con su tarjeta Barik, “de hecho fui una de las que seleccionaron para hacerla al principio y no nos cobraron nada. Que cobren por hacerla es algo que tampoco entiendo”.

La frecuencia y puntualidad son los aspectos más valorados por los usuarios, que piden aseos y que el servicio comience antes

Tan solo dos paradas más adelante, en Indautxu, suben al vagón Eduardo Cazal y Stalin Medina. También son dos habituales del suburbano. El primero lo utiliza a diario, “para ir a mi trabajo, que está en Abando. Es la forma más cómoda y rápida, son solo tres estaciones”. El segundo lo hace de forma más esporádica, “para ir a Barakaldo a ver a mi hermana, algunas veces para ir a Astrabudua con los amigos...”. Se ha convertido prácticamente en el único medio de transporte, “el autobús lo cojo muy de vez en cuando”, por su puntualidad y fiabilidad. “No suele haber problemas, vas tranquilo, siempre puedes contar con él... Si tienes que llegar a una hora a un sitio es la mejor opción”, defienden.

En Sarriko, una joven se asoma a las puertas. “¿Va a Sopelana?”, pregunta tras bajar corriendo las escaleras. “No”, le contestan desde dentro, “a Santurtzi”. Se gira para esperar al siguiente tren desde el andén. A bordo del convoy, los amigos Dolores Ruiz, Ángel Tejedor y Xabier Marín charlan de pie. Dolores es vecina de Barakaldo y deja su coche en el garaje cuando tiene que desplazarse a Bilbao. “Es más cómodo, más ecológico...”, enumera sus ventajas. “Me acuerdo perfectamente de cuando no había metro y cogíamos el que llamábamos El Directo. Igual tardábamos una hora en llegar con las caravanas que había... También usábamos el coche, con las dificultades para aparcar, el tráfico...”, recuerda. Y, aunque ella no lo utilice, agradece “por mi hija” el servicio nocturno los fines de semana. “Que no tengan que coger el coche por la noche me parece fundamental”, destaca. Ángel y Xabier tienen un gran deseo: “Que el metro llegue a Muskiz”. Ambos coinciden en que, hoy en día, es el medio de transporte “más rápido y cómodo”, aunque para acceder a él tienen que coger el coche hasta una estación. También le pedirían aseos en las estaciones y “más frecuencia por la noche”.

En Santurtzi, en el tren de vuelta a Bilbao, Javi Lucio y su madre, Arantza, cogen el metro para ir con el pequeño Urko a Cruces. Ambos utilizan el metro a diario;él, “para ir a trabajar a Barakaldo” y ella, “para ir a Bilbao, donde tengo dos nietos mellizos”. Ambos están encantados con el suburbano. “Es una maravilla. Vas rápido, tienes muchas paradas...”, enumera Arantza. Eso sí, piden “un poco más de sentido común” en los ascensores y que el servicio comience “un poco antes, porque la gente que trabaja en fábricas no llega”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120