cuarta sesión del juicio

Las lesiones del cadáver de Leyre Rodríguez desmontan la versión del acusado

Los expertos forenses no han localizado signos de defensa por parte de la víctima

Efe - Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 15:10h

Juicio por la muerte de Leyre Rodríguez

Juicio por la muerte de Leyre Rodríguez en Bilbao (Borja Guerrero)

Galería Noticia

Juicio por la muerte de Leyre Rodríguez

La lesiones que presenta el cadáver de Leire R.M. desmontan la versión de su exmarido, acusado de su asesinato, ya que tiene seis heridas en la parte posterior de la cabeza cuya causa resulta "imposible" que fuera una única caída "accidental" hacia atrás, tal y como mantuvo el exesposo.

BILBAO. Así lo ha expuesto hoy la forense que practicó la autopsia del cuerpo durante la cuarta sesión de este juicio celebrada hoy en la Audiencia de Bizkaia sobre unos hechos ocurridos el 7 de agosto de 2015 en el barrio bilbaino de La Peña.

La forense también ha asegurado que "parece que una mano dirigió la cabeza, al menos seis veces, hacia un objeto fijo" que podría ser el escalón del baño de la vivienda de la fallecida.

También ha afirmado que tras estos golpes, la víctima aún estaba viva y que la causa de su muerte fue el atropello posterior por parte del acusado, Jorge Mateos Prado, quien, por el contrario, declaró en su momento que decidió atropellarla porque creyó que estaba muerta y que nadie creería que él no tenía nada que ver.

Ha explicado también que la fallecida tenía erosiones en la cara "compatibles" con el hecho de que hubieran tapado la boca para que no gritara mientas le golpeaba y que no presentaba lesiones de defensa.

Durante la sesión de hoy también se han expuesto las conclusiones de las pruebas psicológicas practicadas al acusado, que indican que se trata de una persona "fría, manipuladora, centrada en sí misma y en sus propios intereses", pero que dichos rasgos no le afectan ni al conocimiento, ni a la voluntad.

"Sabe lo que hace y elige voluntariamente lo que hace", ha dicho la psicóloga.

"En las entrevistas no habló de la víctima -con la que tenía dos hijos de 2 y 6 años en el momento de los hechos- ni mostraba culpa;hablaba desde la distancia emocional e, incluso, en algún momento llega a responsabilizar de todo lo ocurrido a su exesposa, porque, según decía, estaba alterada".

Sobre la versión ofrecida por el acusado ha opinado que se trata de "un relato artificial, incongruente y poco racional, que solo busca justificar los hechos. Si los golpes fueron accidentales, lo lógico es que hubiera pedida ayuda sanitaria".

Mañana se celebra la última sesión de juicio, durante la cual las partes presentarán sus conclusiones y leerán sus informes finales.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120