Enkarterri

“La contaminación de la planta de biomasa se está eternizando”

Güeñes Bizia mantiene su intención de llegar a la vía judicial tras reunirse con Medio Ambiente

Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Más de 2.000 personas secundaron una manifestación en enero de 2017.

Más de 2.000 personas secundaron una manifestación en enero de 2017. (E.Castresana)

Galería Noticia

Más de 2.000 personas secundaron una manifestación en enero de 2017.

Güeñes- La decisión está tomada. La plataforma ciudadana Güeñes Bizia recurrirá a los tribunales para denunciar la “prevaricación ambiental” cometida a su juicio por el Gobierno vasco, que “sabiendo lo que pasa desde hace dos años, no hacen nada para solucionarlo, de forma que el problema se está eternizando”. El reciente encuentro con la viceconsejería de Medio Ambiente ha constatado las diferencias de criterio. Y es que fuentes del Departamento lo enmarcan en el proceso normal de seguimiento de las mediciones y ratifican su “compromiso” con los vecinos y los ayuntamientos de Zalla y Güeñes para que se cumpla la legislación, como así sucede, recalcan.

Sin embargo, para la plataforma ciudadana “llegan tarde y mal, admitiendo que habrá que aplicar medidas correctoras mientras 1.500 personas se encuentran bajo una contaminación seria y ya estamos muy cansados”. Argumentan que la situación de Glefaran no se parece a la del resto de las 18 plantas que han estudiado, ya que “ninguna está tan cerca de las viviendas” y el estado de las instalaciones heredadas de Pastguren cuando la empresa se estableció en su misma ubicación hace cinco años es mejorable cuando deberían ponerse en marcha “las mejores técnicas disponibles”. En este sentido, su principal preocupación radica en las partículas que expulsan a la atmósfera producto de una “mala combustión” de biomasa forestal. La empresa defiende que ese proceso está normalizado, que la normativa se cumple de manera clara y contundente en cuanto a los límites de emisiones y que se llevan a cabo inversiones dirigidas a mejorar los procesos continuamente. De ahí su intención de diversificar la producción en el futuro en los sectores de biomasa y economía circular en sintonía con las propuestas del plan foral de estímulo para Enkarterri.

Después de meses de quejas por las molestias de ruidos y cenizas y la preocupación por las partículas suspendidas en el aire, en enero de 2017 más de 2.000 personas salieron a la calle en una manifestación para exigir una solución. Al instalarse un opacímetro que envía los valores registrados al Gobierno vasco los vecinos acordaron en el mes de junio cesar las movilizaciones. Con la renovación de la actualización ambiental integrada volvieron a alzar la voz a principios de este año para denunciar que esta herramienta que regula la actividad de Glefaran se había realizado a medida. Un extremo que Medio Ambiente rechaza. “Actuamos con el mayor rigor técnico”, reafirman. - E. Castresana

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120