19 pisos y 626 escalones

Una cronoescalada coronará la torre del BEC el 5 de mayo

La prueba, que tendrá lugar en el marco de Expovacaciones, quiere fomentar el turismo ‘runner’

Ane Araluzea - Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

En 2010 y 2011 se celebro una prueba de características similares en el edificio barakaldarra.

En 2010 y 2011 se celebro una prueba de características similares en el edificio barakaldarra. (Foto: Juan Lazkano)

Galería Noticia

En 2010 y 2011 se celebro una prueba de características similares en el edificio barakaldarra.

Bilbao- Un total de 1.576 escalones separan el suelo de la cima del Empire State, donde se celebra la más emblemáticas de las cronoescaladas indoor del mundo. Se trata de una prueba que será recreada en la torre del BEC el próximo 5 de mayo, cuando se espera que 400 deportistas salven la distancia de 19 pisos y 626 escalones corriendo. La primera edición de la Torre BEC Extreme se celebrará en el marco de la feria Expovacaciones, que tendrá lugar del 4 al 6 del próximo mes, con el objetivo de fomentar el turismo ligado al running, una modalidad con cada vez más adeptos.

Según señala Javier Rey, organizador de la carrera, no es la primera vez que un puñado de corredores coronan la cumbre urbana más alta de Barakaldo. En el Exponatur, en 2010 y 2011, se organizó una subida. Pero la principal diferencia es que todos ascendían a la vez después de correr 400 metros. “Esta prueba es una cronoescalada, lo que significa que se organiza como las carreras verticales de montaña;cada 30 segundos sale una persona”, expone el responsable de la carrera, en la que de esta forma se garantiza que los corredores no se apelotonen en las escaleras, con el riesgo que ello conlleva.

La experiencia previa sirve para estimar el tiempo de ascenso. Si en aquellas incipientes carreras el corredor vencedor tardó 3 minutos y 50 segundos, ahora que se añaden dos pisos más la organización calcula que se rebasarán los 4 minutos. En palabras de Rey, asiduo a este tipo de competiciones, “se puede apuntar cualquier tipo de corredor, pero puede resultar más atractivo para los de montaña”. Asegura que es necesario estar en forma, por lo que también es asequible para los participantes de carreras populares. “Trataremos que se apunte gente de diferentes perfiles”, indica el organizador.

Los atletas tomarán la salida de forma individual desde el parking situado en la segunda planta del subsuelo y la meta les esperará en la terraza de la torre. “Entre las normas se especifica que se puede andar, ya que puede haber gente que no aguante corriendo hasta arriba”, concreta Javier Rey, quien señala que se trata de andar rápido, como se hace cuesta arriba en las carreras de montaña. De hecho, afirma por experiencia propia que “en las pruebas de kilómetro vertical los que son muy buenos suben corriendo, pero el 80% de los participantes anda algún tramo”.

De momento hay unas 50 personas inscritas para participar en la prueba, en la que el límite está en las 400 inscripciones. “Hasta ahora se han animado los patrocinadores, pero tienen que subir las inscripciones”, afirma el organizador, quien cita a Felicísimo Solanas, campeón de carreras de montaña a nivel estatal, entre los corredores insignes cuyo nombre figura entre los alistados.

La prueba comenzará a las 16.30 horas y, como habrá salidas cada 30 segundos, calculan que durará hasta las 20.00 horas. A partir de entonces se entregarán los premios a los tres primeros clasificados de cada categoría -masculina y femenina- y se sortearán viajes, material deportivo o vales de fisioterapia, entre otros obsequios.

Una prueba diferenteEl famoso corredor catalán Kilian Jornet fue el primero en coronar en 2006 la barcelonesa Torre Collserola, en una prueba que fue pionera a nivel estatal. También se han organizado carreras de características similares en la madrileña Torre Picasso o en la valenciana Torre Aqua. Entre las pruebas que se celebran con continuidad destaca la subida al Gran Hotel Balí, ubicada en Benidorm, que supone un reto con sus 52 plantas y 924 escalones. “En Euskadi no hay pruebas de este tipo”, asevera Rey, aunque concreta que en fiestas de Mallona se celebra una prueba en la que se sube la escalinata de este barrio bilbaino.

“Es algo diferente”, señala el organizador, quien afirma que les pareció “interesante” contextualizarlo en Expovaciaciones. “No deja de ser uno de los edificios más altos de Bizkaia y nos parecía curioso”, expone el responsable de la prueba sobre el inmueble cuya altura, dentro del territorio, superan pocas edificaciones, como la Torre Iberdrola, que tiene 165 metros de altura repartidos en 41 plantas. “Se buscaba organizar algo diferente y esta prueba podemos hacerla en el mismo recinto. Teniendo la torre, es el enclave perfecto”, señala. Además, este año, dentro de la feria habrá una área consagrada al turismo deportivo, concretamente al runner, “así que la prueba sirve para promocionar esta práctica”. De hecho, Rey afirma que el running está muy de moda: “Hay gente que viaja para correr fuera”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120