La Pegatina | grupo de música

La Pegatina: “Si cambiamos individualmente, podremos cambiar la sociedad”

Los catalanes editan ‘Ahora o nunca’, un sexto disco más radiable, latino y policromático e inician en Bilbao su gira, que les llevará por varios continentes

Una entrevista de Andrés Portero - Martes, 10 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La Pegatina. Fotografía de Ibai Acevedo

La Pegatina. Fotografía de Ibai Acevedo

Galería Noticia

La Pegatina. Fotografía de Ibai Acevedo

bilbao- “Más diverso, latino y policromático”. Así define Adrià Salas, compositor, cantante y guitarrista de La Pegatina su sexto disco de estudio, Ahora o nunca, cuya gira mundial arrancará mañana en el Kafe Antzokia, con todas las entradas ya vendidas, antes de viajar por el Estado español, resto de Europa, Australia y México. El álbum, en el que ha colaborado el laureado productor argentino Rafa Arcaute, sigue mezclando fiesta y positividad con rabia y deseos de cambio.

A ver, cuénteme qué es eso del bar La Pegatina.

-(Risas). Es una idea antigua que hemos recuperado para presentar este disco a los medios y tener una convivencia con nuestro seguidores a lo largo de tres días, con ruedas de prensa y escuchas de las canciones, del disco y con temas en acústico. Es el Eleven Club de Madrid.

No será la primera vez que apenas salen de un bar en tres días...

-(Risas). No, la verdad. Pero esta vez incluye mucho trabajo y el jueves, a medianoche, horas antes de sacar el disco a la venta, acabaremos con una cuenta atrás, como en Año Nuevo.

En una canción se dice: “renuévate, algo está pasando en mi interior”.

-Se refiere a la situación del grupo en los dos últimos años, en los que nos hemos volcado para mejorar sin descanso. Fue un ritmo vertiginoso, que hemos rebajado para disfrutar también de la vida. Se intenta comer sano, hacer deporte, consumir menos y vivir la vida alejado de la órbita capitalista más feroz. Por ahí van las canciones porque si cambiamos individualmente, podremos hacerlo también socialmente.

De ahí viene el título del disco, ‘Ahora o nunca’, ¿no?

-Exacto, la sociedad se pervierte muy rápido y estamos ya al límite del punto de no retorno. Mira la gentrificación, como ciudades como Barcelona se convierten en parques temáticos para turistas, sin espacio para los barrios y confirmando lo que contaban las novelas de ciencia ficción sobre los individuos solitarios y sin alma que se limitan a trabajar. Todavía estamos a punto de cambiar algo. El título surgió del productor del disco.

¿Y eso, cómo fue?

-Rafa Arcaute, argentino que ha trabajado con Calamaro, Calle 13, Diego Torres y Residente, nos dijo que la frase era toda una filosofía de vida y que, tal y como dice la canción, no hay que dejar las cosas para mañana.

El título también se ajusta a un deseo de ir más allá. ¿Quizá por ello suene más radiable que los anteriores, más accesible?

-Es verdad que nos apetece llegar a otro tipo de público y hemos incluido canciones que no habrían ido en otros discos. Algunas más tranquilas, para arriesgar.

Y el productor es una estrella, tiene 14 Grammy latinos.

-¡Y tanto! Los dos anteriores los hicimos con Marc Parrot (El Chaval de la Peca) y él nos dijo que era el momento de arriesgar y probar algo diferente. Rafa le dio ese aire. Nos dijo que no ensayáramos las canciones. Le pasamos 30 en maqueta, se seleccionaron 10 con un sonido heterogéneo, para todos los gustos, y las trabajamos sin ensayar, con todo tipo de instrumentos. Fuimos al estudio a jugar. Y eso que somos muy metódicos. Fueron veinte días jugando con la intuición. Por eso suena distinto.

¿Y con más posibilidades en el mercado latino?

-Puede ser, pero más por el sonido y los arreglos de las canciones que por la procedencia del productor. Ya habíamos hecho merengues antes, por ejemplo. Eso sí, no hay rumba ni ska por vez primera. Llevamos cuatro años yendo a México y el público crece exponencialmente.

No se quejarán de invitados.

-Con los argentinos Los Caligaris hemos realizado giras juntos, viviendo mes y medio como hermanos. Con Will and the People hemos coincidido en festivales y tienen raíces españolas. De hecho, la abuela de Will era muy fan de La Pegatina. A Eva Amaral la conocimos en un concierto a favor de los refugiados y nos hemos ido encontrando, lo mismo que con Rozalén, que ya iba a cantar en el disco anterior y no pudo por motivos de agenda.

Y, luego, Dani Macaco, que imagino sería una referencia para ustedes.

-Íbamos a verle en nuestros inicios, éramos muy fans. Y nos hicimos amigos. Al final, se enamoró de la energía del grupo.

Solo una canción en catalán en este disco. ¿Cosa del 155?

-¡No, hombre, nada que ver! Es que hemos incluido solo diez temas en el disco. Teníamos seis en catalán pero había que reducir el número. Al final no miramos el idioma sino que puedan gustar a cualquier persona del mundo.

Abren gira en Bilbao.

-Últimamente lo hacemos allí o en Gasteiz. Son ciudades muy fuertes de público de La Pegatina. Hemos agotado ya en el Antzoki, Madrid, Burgos, Santiago y hasta Amsterdam, en una sala para 1.800 personas, y París. Luego irá el resto de Europa, Australia y México.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120