LALIGA SANTANDER

Estreno a lo grande en Anoeta

La Real destroza a un desconocido Girona en el debut de Imanol alguacil ante la afición txuri-urdin

Lunes, 9 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El delantero de la Real Sociedad Mikel Oyarzabal (i), celebra el tercer gol de su equipo ante el Girona durante el partido de la jornada 31 de la Liga Santander de fútbol que han disputado hoy en el estadio de Anoeta.

El delantero de la Real Sociedad Mikel Oyarzabal (i), celebra el tercer gol de su equipo ante el Girona durante el partido de la jornada 31 de la Liga Santander de fútbol que han disputado hoy en el estadio de Anoeta. (EFE/Javier Etxezarreta)

Galería Noticia

El delantero de la Real Sociedad Mikel Oyarzabal (i), celebra el tercer gol de su equipo ante el Girona durante el partido de la jornada 31 de la Liga Santander de fútbol que han disputado hoy en el estadio de Anoeta.

Real Sociedad 5

Girona 0

REAL SOCIEDAD: Moyá (Min. 44, Toño Ramírez);Elustondo, Navas, Héctor, Kevin;Zubeldia, Rubén Pardo (Min. 64, Zurutuza) Canales;Oyarzabal, Januzaj (Min. 78, Juanmi) y Willian José.

GIRONA: Bounou;Juanpe, Bernardo, Ramalho;Mojica, Granell, Pere Pons (Min. 68, Aleix García), Maffeo (Min. 68, Aday Benítez);Portu (Min. 77, Soni), Borja García, Stuani.

Goles: 1-0: Min. 11;Canales. 2-0: Min. 35;Januzaj. 3-0: Min. 71;Oyarzabal. 4-0: Min. 85;Oyarzabal. 5-0: Min. 88;Juanmi.

Árbitro: Munuera Montero (Comité andaluz). Amonestó a Héctor Moreno, Canales y Granell.

Incidencias: Anoeta, unos 18.000 espectadores.

donostia- El nuevo entrenador de la Real Sociedad, Imanol Alguacil, se estrenó con una goleada en Anoeta, en un partido en el que su equipo recuperó la sonrisa y el acierto para superar claramente a un Girona que se aleja un poco de Europa.

Los donostiarras realizaron una de sus mejores primeras partes de la temporada, los jugadores tenían ganas de agradar a su técnico, sobre todo Rubén Pardo, el gran olvidado con Eusebio Sacristán.

La Real avisó en el minuto uno, con el belga Adnan Januzaj, los catalanes se echaron atrás y dejaron la iniciativa a un conjunto blanquiazul que, en el minuto 11, conseguía el primer tanto, en un centro chut de Canales en el que la defensa visitante se durmió para encajar un gol infantil.

El partido se había puesto de cara para los vascos de inicio, el Girona llegaba poco y también escaso era un peligro que prácticamente se concentró en una acción aislada de Maffeo y el peligro latente del uruguayo Cristhian Stuani.

Las cosas se pondrían peor para el equipo de Pablo Machín porque en el minuto 35 la Real hizo el segundo gol gestado por las botas de Rubén Pardo, que asistió a Januzaj para que éste culminara con calidad.

El partido estaba cómodo para una Real que también pudo marcar por medio del mexicano Héctor Moreno, en un remate que parecía más fácil meter que enviar fuera, y con Oyarzabal en otra jugada muy clara, pero la lesión muscular del portero Moyá abrió algunas incertidumbres por las carencias que había mostrado esta temporada su sustituto Toño Ramírez.

El equipo gerundense lo intentó en una segunda mitad en la que la Real tuvo que ponerse el traje de faena en tareas defensivas, algo que hizo con acierto ante la escasez de ideas de su rival.

El colombiano Mojica estaba espeso y como a Stuani no le llegaba un balón claro, los donostiarras comenzaron a considerar también la opción de cerrar el partido con un tercer gol si recuperaban mordiente en los metros finales.

Stuani tendría la gran opción de acortar distancias en el minuto 60, cuando se quedó sólo ante Toño Ramírez, pero se le hizo de noche y su remate salió desviado para alivio de la hinchada local que comenzaba a no verlo tan claro.

Willian José, con un bello gol anulado por fuera de juego, confirmó que su equipo también jugaba en campo contrario y, aunque Girona fue a por todas con la entrada de Alex García y Benítez, sucumbió con un gran definición de Oyarzabal y una mejor asistencia de Zurutuza a veinte minutos para el final.

Oyarzabal pondría otro hito a este partido, a su actuación personal y a la de Zurutuza que, en su mejor encuentro de la temporada, se inventó otra asistencia de vídeo para que el joven internacional hiciera el doblete y una más para Juanmi en el quinto gol que cerró una gran tarde para los guipuzcoanos.

Los nervios de ImanolTras el partido, Imanol Alguacil se mostró emocionado ya que, dijo, había vivido los días previos con mucha presión. “Igual que dije que estaba tranquilo la pasada semana hoy no lo estaba, pero no por los jugadores sino por sensaciones internas, ya que la responsabilidad es enorme y presentarte aquí tras el año que no está siendo nada bueno...”, desveló el técnico guipuzcoano tras su primera victoria en Primera División.

Alguacil recordó que este triunfo se une “al punto conseguido en Eibar, al que igual muchos no le dieron valor pero yo sí”, en alusión a que su equipo dejaba la portería a cero, el cimiento para ser competitivo.

El técnico de la Real felicitó a toda su plantilla que “se entrena de forma encomiable” y aseguró que, cuando confeccionó su once titular, con bastantes sorpresas como la titularidad de Rubén Pardo, en el ostracismo con Eusebio, él asumía el riesgo. “Sabía lo que iban a ofrecerme”, dijo. - DEIA/Efe

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120