Roberto Ruiz | federación vizcaina

“Tras la euforia de estos años, al bolo a katxete le toca mantenerse e intentar crecer”

La temporada del katxete arranca con la elección en la Asamblea de Carrejos de su nuevo portavoz en la Federación Vizcaina de Bolos, Roberto Ruiz

Una entrevista de E. Zunzunegi - Lunes, 9 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Roberto Ruiz.

Roberto Ruiz.

Galería Noticia

Roberto Ruiz.

Trapagaran- El ancestral juego de los bolos a katxete, una modalidad que se circunscribe a las comarcas vizcainas de Ezkerraldea y Meatzaldea, afronta 2018 como un ejercicio de serenidad y reafirmación. Venimos de unos años en los que ha vivido un notable repunte. Especialmente, tras la decidida incorporación de la mujer a este juego claramente masculinizado, que le ha permitido contar con cerca de 150 bolaris en activo. El pasado mes de enero, la asamblea de carrejos de las nueve sociedades en activo en los municipios de Abanto-Zierbena, Barakaldo, Ortuella, Santurtzi, Trapagaran y Zierbena eligieron a Roberto Ruiz, del Club Talka de Urioste como su portavoz en la Federación vizcaina de Bolos en sustitución de Juan Ramón Leiba, de Zierbena.

¿Como se trata al katxete en la Federación Vizcaina?

-La verdad es que no nos podemos quejar. Partimos de la base de que la federación de bolos es una federación pequeña, que maneja unos presupuestos que no tienen nada que ver con otros deportes. En ese marco no podemos quejarnos, ya que somos de las modalidades que cuentan con más federados y vemos el apoyo tanto económico como a nivel de trofeos e incluso con la presencia en nuestros grandes premios de responsables de las federaciones vizcaina y vasca.

¿También de la Federación Vasca?

-Sí, porque a pesar de que a nosotros en la Federación Vasca nos representa la vizcaina, la singularidad de este deporte -que solo se juega en un territorio- ha logrado que, a pesar de que no tenemos presencia en dos territorios como mínimo, la Federación Vasca ayude económicamente con la organización del Campeonato de Euskadi. Nos tratan con deferencia por esa peculiaridad geográfica del katxete que limita nuestra representatividad.

¿Cuanta gente del katxete está actualmente federada?

-En el mundo del katxete aún tenemos que seguir dando pasos poco a poco para federar al máximo número posible de bolaris, ya que antaño era algo que no se hacía. No es fácil, porque las sociedades federan generalmente a sus mejores bolaris o a aquellos que tienen una cierta proyección o progresión. En este momento se está federando a las chicas que han irrumpido con fuerza en el carrejo. Ahora mismo, entre jugadores senior masculinos y femeninos, juveniles, niños y veteranos habrá unos 150 bolaris, pero federados son muchos menos.

¿Qué etapa atraviesa actualmente el bolo a katxete?

-Está en un momento en el que nos toca trabajar bastante. Hasta hace unos cuantos años, el katxete cayó a unos niveles muy bajos no solo de público, sino de bolaris. Luego hace unos 6 ó 7 años se produjo un punto de inflexión que hizo que este bolo despertara de nuevo y en los últimos años se han hecho cosas importantes. Ahora vivimos un momento en el que, tras la euforia de esta última etapa, nos toca mantener e intentar crecer con pasos firmes, más cortos, pero que consoliden el futuro de este bolo autóctono.

Una etapa en la que las mujeres han jugado un papel más que meritorio, ¿cierto?

-No cabe duda de que la incorporación de las mujeres ha significado un paso muy importante. Antes eran meras espectadoras en un juego al que acudían por relaciones y vinculaciones familiares o por cuadrillas y ahora que ya se han puesto en el tire a lanzar la bola, lo viven con más intensidad que los hombres. Es una estupenda aportación para el mundo del katxete, ya que ahora mismo creo que hay cerca de 30 mujeres que participan regularmente en las tiradas y campeonatos.

¿Dejad que las madres se acerquen al katxete, porque así también pueden animarse sus hijos a seguir el ejemplo?

-No cabe duda de que el katxete es un juego al que uno llega por vinculaciones. Hoy día hay pocos jugadores que no tengan un familiar o alguien de la cuadrilla que haya jugado y con quien haya ido a un carrejo. Por eso, no estaría mal que ellas hicieran también de correa de transmisión de este deporte con sus hijos e hijas.

No en vano, imagino que el bolo a katxete tiene en los niños y jóvenes su gran reto de futuro...

-Es la clave. Tenemos que dedicarnos a los jóvenes. A esos chavales a partir de los 13, 14 años, que son los que pueden ir cogiéndole el gusto a este deporte de habilidad y fuerza. Hay que meter caña a los chavales. En las fiestas de Urioste o de Trapagaran los carrejos infantiles se llenan de niños. A ellos hay que sumar a la práctica de nuestros bolos.

¿Algo así como lo que hace el carrejo de El Regato con el programa Ezagutu Barakaldo?

-Está claro que los niños tienen un espacio, como es la escuela, que puede ser propicio para dar a conocer y fomentar el katxete. Por eso, estamos barajando la posibilidad de hablar con algunas escuelas para intentar hacer algo como Barakaldo. Además, al jugarse tras el fin de curso, no coincide con el deporte escolar, por lo que podría haber más participantes que ya lo hubieran conocido en los colegios.

Hay que luchar por ese futuro, pero sin olvidarnos del presente. ¿Por qué ha decaído también el número de asistentes?

-Para mí que, al igual que se produjo el bajón en el número de jugadores, se fue quedando fuera ese público que antes asistía entusiasmado a los partidos donde había una gran rivalidad entre bolaris. Así lo prueba el gentío que movían grandes jugadores como Besga o Zamarripa. Hoy día no existen desafíos salvo el del campeón de Euskadi y el bolo siempre ha sido un juego de apuesta de emociones, de piques entre carrejos.

Ahora ya hay nueve con Gorostiza y Kabiezes. ¿Es hora de plantear un carrejo cubierto?.

-Sería un sueño. El juego depende del tiempo, de la meteorología y ello permitiría mantener la tensión de los jugadores a lo largo del año, algo que ahora se pierde al final de la temporada en setiembre y cuesta retomar.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120