DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
EL FUTURO DE PUIGDEMONT

Encontronazo entre los gobiernos alemán y español por la liberación de Puigdemont

La excarcelación del president tensiona las relaciones entre los ejecutivos de Rajoy y Merkel, fieles aliados tradicionalmente

Humberto Unzueta - Domingo, 8 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La canciller Merkel y el presidente Rajoy, durante un encuentro en España.

La canciller Merkel y el presidente Rajoy, durante un encuentro en España. (EFE)

Galería Noticia

La canciller Merkel y el presidente Rajoy, durante un encuentro en España.

bilbao- La decisión de la justicia alemana de no extraditar a Carles Puigdemont por un delito de rebelión y dejarlo libre bajo fianza tras doce días en prisión ha provocado el primer choque diplomático entre los Gobiernos español y alemán. Ni siquiera la buena relación entre el presidente Mariano Rajoy y la canciller Angela Merkel ha podido evitar el encontronazo entre dos aliados que guardan buenas relaciones diplomáticas.

La tensión entre Berlín y Madrid creció tras las declaraciones de la ministra de Justicia alemana, Katarina Barley, que considera “absolutamente correcta” la decisión de la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein de dejar al presidente de la Generalitat destituido en libertad bajo fianza y no acusarle de rebelión. La ministra socialdemócrata alemana subraya que ahora España tendrá que aclarar la petición de extradición por el delito de malversación, algo que cree que “no será fácil”. Si el Gobierno de Rajoy no justifica esta petición, advierte, “se levantará la orden de detención”. A renglón seguido añadió que “entonces Puigdemont será un hombre libre en un país libre, es decir, en la República Federal Alemana” y apostilló que es el momento de “hablar también de los componentes políticos” de este caso.

La ministra alemana es el primer miembro del Gobierno que respalda la decisión judicial, que generó malestar en el Ejecutivo de Rajoy. Sus declaraciones no sentaron bien al Gobierno español. El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, calificó las palabras de Barley de “desafortunadas”. A su juicio, “la eurooorden se estableció para abordar estas cuestiones entre jueces y separándolo de las cuestiones políticas, por lo tanto, entrar a comentar decisiones de los jueces no nos parece lo más adecuado en este momento”, agregó.

El responsable de la diplomacia española añadió que “entrar a cimentar decisiones de los jueces” por parte del Ejecutivo alemán “no parece lo más apropiado en estos momentos”.

En un tono más bajo tratando de rebajar las fricciones, Mariano Rajoy aseguró ayer no ha hablado con Merkel en relación con este asunto ni tiene pensando hacerlo porque se trata de una cuestión que es competencia de los tribunales. “Hay separación de poderes y los gobiernos no intervienen para nada en este asunto. El tema es absolutamente judicial”, subrayó.

Tras la decisión del tribunal alemán, Rajoy destacó que tanto el Tribunal Supremo como la Fiscalía española han asegurado que están estudiando la posibilidad de recurrir esa decisión de Alemania al tribunal de Luxemburgo, Además, recordó que la Fiscalía alemana ha apoyado a la Fiscalía española y al TS. “Y el señor Puigdemont en España es una persona que está procesada y que es prófugo de la Justicia, pero esos ya son temas en los que el Gobierno no debe entrar”.

Fuentes del Gobierno español admiten que no se trata de una cuestión del Gobierno alemán sino de la justicia de ese país. Además advierten que este tipo de decisiones pueden poner en cuestión la naturaleza y el sentido de la Unión Europea, dando más argumentos a los populistas y los euroescépticos que abanderan precisamente ese discurso contra la UE.

Mientras tanto, el Gobierno español no se resigna a perder esta batalla judicial y sigue manteniendo viva la posibilidad de que Puigdemont sea juzgado por un delito de rebelión, pese a que los jueces alemanes lo han descartado. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, dijo ayer que mantiene la confianza en que la Fiscalía alemana sostenga su tesis sobre los delitos de rebelión y malversación del expresidente catalán Carles Puigdemont.

Deposita su confianza en la convicción de que habrá un informe de la Fiscalía alemana, que “razonablemente mantendrá su tesis de que existen elementos suficientes para conceder la extradición en materia de rebelión y de malversación”. Catalá cree que la colaboración internacional a través de las fiscalías permitirá que el fiscal alemán pueda sostener “su tesis con las pruebas suficientes”, y defiende la labor de investigación durante varios meses por parte el Tribunal Supremo español, así como que el auto de Llanera tiene fundamentos jurídicos sólidos.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Estado

ir a Estado »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120