enkarterri

“¿Por qué matan a Jesús si es bueno?”

Más de 300 niños reviven la Pasión en Balmaseda con entusiasmo, tras registrarse horas de cola para apuntarse en la lista de personajes

Un reportaje de Elixane Castresana - Domingo, 8 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Últimos pasos camino de la crucifixión en Las Fuentes.

Últimos pasos camino de la crucifixión en Las Fuentes.

Galería Noticia

Últimos pasos camino de la crucifixión en Las Fuentes.

EL lunes, una larga cola de chavales impacientes esperaba la apertura de listas para participar en las pasiones vivientes infantil y juvenil casi ocho horas antes de que pudieran hacer efectiva la inscripción. “A las 9.00 horas ya había muchísima gente”, certificaron Adrián Alconchel y Julia Torre, miembros de la Asociación de la Procesión Infantil de La Magdalena. Es la prueba irrefutable de que a la tradición de recrear el Vía Crucis le queda cuerda para rato en la villa. Ayer recrearon los relatos bíblicos sobre la muerte de Jesucristo cerca de 300 menores de 14 años que vieron acortado el recorrido por el casco histórico debido a la lluvia y hoy sí, la Semana Santa de Balmaseda se despedirá con los adolescentes de hasta 18 años.

Todos ellos ganan tablas, quién sabe si con la idea de aparecer algún día en el Jueves y el Viernes Santo emulando a Iñigo Ramos, que lo hizo hace ocho días. Al último Cristo le toca procesar el cúmulo de sensaciones vividas. “He venido a ver a los chavales. Ahora tengo que sentarme a visionar tranquilamente fotos y vídeos”, comentó, ya recuperado del agotamiento del Vía Crucis. Se ha cortado el pelo largo que le identificaba en Balmaseda, lo que le ayudó a camuflarse entre el público que alzaba sus teléfonos móviles frente al palacio Horkasitas para captar la espontaneidad de los pequeños. Costó que los soldados respetaran la línea recta pese a los esfuerzos del cabo romano que no les perdió de vista. Y hubo quien se descolgó buscando refugio en sus padres entre lágrimas al sentirse tan observado.

¿Marcará la Pasión infantil el principio de un camino más largo para Aimar Orrantia, de 13 años, que dio vida al Nazareno? “Nunca se sabe… Me gustaría, pero falta mucho tiempo para pensar en ello”, asentía encogiéndose de hombros momentos antes de enfundarse la túnica blanca mientras terminaban de pegarle la barba postiza. Salvo su papel y unos pocos más como los tambores, en los que se valora que conozcan la melodía, el resto se adjudican por riguroso orden de llegada, un trámite previo a los ensayos programados en la semana de Pascua por la mañana y por la tarde aprovechando las vacaciones escolares.

Los primeros en apuntarse, que pueden elegir, muestran preferencias claras. Los chicos quieren alistarse en la guardia romana. Las chicas, escoltar a Poncio Pilato vestidas con sus mejores galas, aunque implique pasar frío, como sucedió ayer. Janire Perales e Irene Gil se levantaron a las 7.30 horas para que les trenzaran elaborados moños sin ningún tipo de prisa. “Supone un gran trabajo”, señalaron Patricia Alconchel y Elena Lahera junto a ellas. A su alrededor revoloteaban inquietos los gemelos Julen y Arkaizt Etxebarria, dos sanedrines de 5 años que salieron por primera vez cuando tenían 3. “En casa nos preguntan por qué matan a Jesús, si es bueno”, decía su madre, Vanesa Santamaría.

la estrella invitadaAlgunos son aún muy niños para comprender plenamente lo que aconteció ante sus ojos. “Mirad, ¡están jugando!”, explicó una amama cuando liberaron a Barrabás durante el juicio ante Pilato, que transcurrió delante del Ayuntamiento. En la plaza de San Severino se destapó una estrella: la cabra Infa, que asistió como estrella invitada y se ganó rápidamente el cariño de los más pequeños. Así bautizada en honor de la Asociación de la Procesión Infantil de La Magdalena, poco faltó para que más de un guardia romano saliera corriendo a intentar atraparla. “Es de un amigo que tiene una huerta por aquí cerca. Ya incorporamos animales en la Pasión de 2011”, apuntó Adrián Alconchel.

No hubo más remedio que abrir los paraguas para iniciar el Vía Crucis por el caso histórico. Ante la lluvia, la asociación recurrió a una solución de urgencia que ya se ha puesto en práctica más veces. Se optó por atajar por un cantón cruzando directamente de la calle Correría a la calle Martín Mendia. Finalmente, la crucifixión se llevó a cabo detrás del edificio consistorial, en la zona de Las Fuentes, según estaba previsto. “Yo estoy cansada, que lo suba otra persona…”, pidió la pequeña que portaba el cartel con la célebre inscripción INRI para colocar en el madero. Los niños adelantaron unos días la resurrección de Jesucristo para disfrutar en el pórtico del ayuntamiento del hamaiketako aplazado por el aguacero que se ganaron, en presencia de más de treinta voluntarios de la Asociación de la Procesión Infantil de La Magdalena, que mantienen la tradición.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120