DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Mikel San José Jugador del Athletic

“Por el nivel que he dado quizás no he merecido jugar tanto”

Mikel San José ha pasado de contar con la simpatía de la grada a ser uno de los más señalados por el mal año del equipo. En esto también ha influido un comentario que hizo y por el que se disculpó, pero que levantó ampollas

Una entrevista de José L. Artetxe - Domingo, 8 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Mikel San José

Mikel San José (Juan Lazkano)

Galería Noticia

Mikel San José

bilbao- En su repaso de la temporada no rehúye ningún tema, se expresa con la naturalidad y la sinceridad que le caracterizan. Así, no tiene reparo alguno en entonar su particular mea culpa.

Mala imagen y malos resultados. El año está siendo complicado, pero hay aspectos negativos que ya se percibían antes de la presente temporada, el juego, por ejemplo.

-Sí, pienso que es así. El año pasado competíamos bien y los números ahí están. Acabar la liga con 63 puntos no es fácil, tiene mérito, y solo dos equipos nos ganaron en San Mamés. Sin embargo, hubo bastantes críticas por el juego, sobre todo fuera de casa. Este año el juego ha ido en una línea mala y además los números no han acompañado.

La impresión de lo de ahora es peor, sin discusión.

-Acabamos séptimos porque perdimos en la última jornada en el Calderón, pero anduvimos cerca del quinto, mientras que este año no hemos estado nunca en la pelea por Europa. Todavía quedan ocho partidos y nadie sabe qué pasará, pero en este sentido las sensaciones son muy diferentes.

Muchas son las preguntas que hay en el aire por la temporada que están haciendo, preguntas de complicada respuesta, ¿no?

-Contestar a todo con precisión es muy difícil. Sí, ya sé que surgen un montón de preguntas, pero el equipo ha salido a jugar queriendo dar lo mejor de sí, aunque luego lo que marca todo es cómo se hace sobre el campo. Se nos han escapado muchos partidos por errores defensivos, porque no hemos acertado en el remate... El trabajo que se hace a diario en Lezama es parecido al de otros años, incluso se ha trabajado más la preparación de cada partido, pero la verdad es que se han visto cosas mejores en años anteriores. Supongo que es hasta normal que de vez en cuando salga un año malo. No es algo que nos guste, pero puede pasar. Venimos de estar a un nivel alto durante un período largo y ahora hemos bajado.

Parece que eso que considera normal, desde fuera cuesta más entenderlo.

-Influyen muchas cosas que no sé si son casualidad, pero así ha sido y nos toca pasar por esta situación porque nos la hemos merecido.

Dice que a veces llega un mal año. Sucede en todos los clubes y quizá sea más lógico que pase en el Athletic.

-Es más normal que en otros sitios. El Sevilla o el Valencia, por ejemplo, cambian diez o doce jugadores y tampoco están todos los años arriba. El Valencia ha estado por debajo del Athletic hasta ahora. Por supuesto que preferimos mantenernos compitiendo por objetivos importantes, pero ahí dentro, en la caseta, entendemos que esto de ahora puede pasar.

La afición se acostumbra al éxito y cuesta apearse. El éxito se convierte en una obligación, no se puede bajar el pistón.

-Creo que sufrimos más que ahora en el segundo año de Bielsa. Recuerdo que por estas fechas jugamos un partido muy comprometido en El Sadar y lo ganamos por la mínima. Entonces tuvimos peores sensaciones que ahora. Comprendo que la gente exija en función de lo que le has estado dando. Qué más quisiéramos nosotros, pero siempre no es posible. Ya digo que los que estamos dentro nos tomamos este tipo de coyunturas desfavorables con más normalidad que la gente de la calle.

Rinden por debajo de su potencial y han asumido con humildad las críticas, algo que no ocurría el año anterior. No obstante, usted soltó una frase en la que cuestionaba el grado de conocimiento del fútbol de algún sector de la afición.

-Esa frase me ha hecho mucho daño. Seguro que las formas que utilice no fueron las mejores. No fue afortunado decir que no tienen “ni puta idea” aquellos que nos censuraban y hubo gente que se dio por aludida. No pretendía ser tan duro, solo quise que la gente fuese consciente de la dificultad que entraña estar permanentemente compitiendo en Europa.

Lo dijo después de la derrota en casa con el Zorya.

-Perdimos aquel partido y se lesionó Muniain, se juntó todo.

Europa no será fácil, pero no es menos cierto que ha habido por parte de los profesionales una tendencia a sobredimensionar la calidad de los rivales.

-Cuando salió el grupo de la Champions, aquí enseguida se nos dio como favoritos y nos había tocado con Oporto, Shakhtar y BATE Borisov.

Bien, pero tampoco es de recibo que en la Europa League vendan que el Sassuolo era un rival durísimo por ser italiano.

-El nombre de los rivales no lo es todo. Mira lo del Ostersunds. Creo que este año no hemos sufrido tanto en ningún partido como el que jugamos en su campo, donde empatamos inmerecidamente. Perdimos contra el Zorya por nuestra culpa, pero la idea que se hace la gente de los rivales no es la misma que tenemos nosotros, que los analizamos a fondo y sabemos lo que son en realidad. Supongo que por la frustración que generó esa derrota no estuve nada fino, me fallaron las formas. Soy consciente de que sufro más críticas desde aquel episodio. Incluso por la calle ha habido quien ha dicho delante de mí que el que no tiene ni puta idea soy yo.

Vaya.

-Asumir la crítica no es sencillo, pero creo que siempre he sido de los que ha dado la cara y no se ha escondido. Eso sí, cada cual debe cargar con sus palabras. Pedí perdón por aquello que dije.

No sé si está en el origen de los pitos que ha recibido alguna tarde en San Mamés, porque los habrá escuchado.

-Sí, he oído pitos dirigidos a mí y no diría que es la primera vez que me pasa en San Mamés, pero este año el ambiente que hemos tenido en el campo ha sido distinto. Esto también es una parte del fútbol. Siempre defenderé que el público puede expresarse como estime oportuno dentro del respeto.

¿Le parece respetuoso pitar a los jugadores de casa en medio de un partido?

-Cuando me retire y vaya a ver fútbol a San Mamés jamás pitaré a un jugador nuestro. Cada uno tiene que saber qué hace.

Ha dicho que la grada ya le señaló antes.

-Fue en el segundo año de Bielsa, aunque no fue tan evidente como ahora. De todas formas, nunca he pensado que el equipo está bien o está mal por mí.

¿Cómo les afecta esa tensión extra que se ha respirado en determinados partidos en San Mamés?

-Lógicamente no favorece que estés cómodo en el campo, pero es lo que ha tocado. Tampoco diría que ha sido algo habitual, pero el año está siendo duro para todos. Lo notamos.

Siguiendo con el tema del ambiente, el que peor lo habrá pasado ha sido Ziganda.

-Seguramente, sí. Es más fácil pedir una cabeza que pedir veinticinco. El míster ha tenido que oír muchas cosas. Empezó a trabajar con mucha ilusión, igual que sus ayudantes, puedo decir que han trabajado a tope y que aún tienen ilusión para lo que queda de campeonato. Pero ellos no son los que salen al campo. Aunque hemos trabajado mucho en el día a día, no ha salido bien y hay que hacerle frente. Seguro que el míster no lo ha pasado nada bien en muchos momentos.

Si se analiza uno por uno a todos los integrantes de la plantilla, el rendimiento ha sido decepcionante. Con muy pocas excepciones.

-Casi todos hemos estado por debajo de nuestro nivel y tampoco hemos sido regulares como equipo. Nuestra mayor fortaleza es precisamente el grupo, pero hemos sido incapaces de dar lo que tenemos en el plano individual, algo que es responsabilidad nuestra. Vemos lo que no hacemos bien y entrenamos para que no se repita, para poder decirle al míster que queremos jugar.

¿Atendiendo al rendimiento ofrecido, ha jugado más de lo que merecía?

-Es una pregunta para el míster.

Pero usted sabrá si ha dado la talla como para ganarse la titularidad y ser a fecha de hoy el centrocampista más utilizado.

-Pues, por el nivel que he dado probablemente diría que no lo he merecido, pero al final cuando alguien juega a menudo es por algo. Sé que tengo más de lo que he enseñado este año, pero las cosas que haya podido hacer bien son las que me han valido la confianza del míster.

Y el hecho de no haberse lesionado también.

-El no tener lesiones te facilita jugar más y en este caso viendo el apartado de lesiones que hemos tenido…

Sienten que están en deuda con el club, la afición y, por qué no, con ustedes mismos.

-Veremos dónde acabamos. Por falta de ilusión no será. Soy optimista y ganando el partido de mañana todavía habría alguna opción de hacer algo en la clasificación. Pero está claro que estamos en deuda con todo el mundo, el año ha sido malo y creo que lo que ha pasado va repercutir en la próxima temporada. Ahora no es el momento de mirar tan lejos, pero sabemos que se tiene que ver algo muy diferente en el campo, por la gente y por nosotros mismos.

Visitan al Villarreal. Mala plaza.

-Cualquiera sabe. Yo no he ganado nunca allí en liga, en Copa sí. Y como yo, la mayoría de la plantilla. Con Bielsa estuvimos cerca una vez. Hay que ir con ganas. También parecía que en El Molinón no podíamos perder nunca y el año pasado perdimos allí el primer partido de Liga. Nunca se sabe. Una victoria reactivaría todo y daría pie a creer que se puede dar guerra hasta el final. Si perdemos, lo de mirar hacia arriba se convertiría en una misión imposible.

¿No ve improcedente alentar opciones europeas a estas alturas? Han hablado tantas veces de reaccionar que…

-Si lo digo es porque lo pienso así. Y esto es lo que se respira en el vestuario. Si llevas esta camiseta tienes una responsabilidad en cada partido, cada partido es importante. Y si no dijéramos nada, si nos callásemos, se diría que falta motivación y que damos el año por liquidado.

Tendrían que hacer casi un pleno en estos ocho partidos y es evidente que el equipo está muy lejos de alcanzar la perfección.

-Habiendo ganado al Celta la óptica sería otra, tanto por el partido que hicimos como por los resultados que hubo en los demás campos. Fue una ocasión de dar un paso adelante, pero ese mismo paso se puede dar contra el Villarreal, que es un partido que a lo mejor no entraba en los cálculos. Cuesta cambiar la inercia que traes desde mucho tiempo atrás, pero el otro día se hizo un buen partido y podemos repetir. Creo que podemos ganar partidos aunque lo que se ha visto lo contradiga.

Jugó más adelantado varios partidos la temporada pasada y en esta vuelve a hacerlo. Empezó de central y a este paso va a terminar de media punta.

-Mi posición depende del rival y de quién juegue al lado. Si estoy con Iturraspe, yo me colocó más adelantado para presionar más arriba al contrario. Es una labor que empecé a hacer con Valverde, en la media tampoco andábamos muy acertados con el balón y el más tranquilo en esa faceta es Iturraspe, por eso yo me colocaba más adelantado. Y este año la fórmula se ha repetido, también con Iturraspe al lado. No sé si me encuentro más cómodo o no que cuando me ponen más pegado a la defensa, pero creo que puedo hacer un trabajo efectivo ahí.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120