prupestas musicales

Lapido, exlíder de 091, acerca sus canciones sin final feliz a Bilbao

EL VETERANO GUITARRISTA Y CANTANTEACTUARÁ MAÑANA EN LA SALA BBK ENLA GIRA DE PRESENTACIÓN DE SUOCTAVO DISCO, ‘EL ALMA DORMIDA’

Andrés Portero - Viernes, 6 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Lapido, exlíder de 091, acerca sus canciones sin final feliz a Bilbao

Lapido, exlíder de 091, acerca sus canciones sin final feliz a Bilbao (Web Lapido)

Galería Noticia

Lapido, exlíder de 091, acerca sus canciones sin final feliz a Bilbao

EL compositor, guitarrista y cantante José Ignacio Lapido es uno de los más longevos músicos de culto del Estado español o, lo que es lo mismo, de los que, a pesar de su incuestionable valía, suele predicar en el desierto. El andaluz ofrecerá mañana en la Sala BBK su último disco, El alma dormida (Pentatonia), con el apoyo de Walk on Project. Lapido ha vuelto a las audiencias escasas pero convencidas que le siguen desde que inició su carrera en solitario, en 1999, con Ladridos de perro mágico. Y lo hace tras la exitosa gira de reunificación de 091, el grupo que le dio a conocer en los 90 y cuyo regreso llenó salas como Santana 27 en 2016. Llega con magníficas y antiguas canciones (En el ángulo muerto, En medio de ningún lado y Un día de perros son solo algunas) y las nuevas de El alma dormida.

Este octavo disco, que extrae su título del primer verso de las Coplas a la muerte de su padre, de Jorge Manrique, es el que Lapido más ha compartido con su banda. Editado por su propio sello, ahonda en ese rock de autor (electro-acústico), clásico pero con una personalidad acusada (“todo artista que se precie aspira a tener una voz creativa propia”, defiende) que combina con acierto medios tiempos, baladas y piezas eléctricas que van del rock al swing, country o soul.

DESENCANTO Y LIBERTAD Sus trabajadas letras, tan certeras y emocionantes como las melodías luminosas de temas como Dinosaurios, que incluye guiños a Dylan, Atapuerca y The Troggs, siguen las constantes de su obra: el paso del tiempo y las pérdidas que acarrea, el desencanto, el coste de vivir, los cuentos sin final feliz, los juegos de poder y personajes anclados en el purgatorio. Esos que creen que “el tiempo no concede treguas” y que han perdido las gafas “para ver el lado bueno”. Lapido sigue predicando “en el desierto”, picando piedra de sol a sol, pero satisfecho y sin renunciar a su libertad para crear.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura y Ocio

ir a Cultura y Ocio »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120