El ala oeste

Silencios

Por Estíbaliz Ruiz de Azua - Miércoles, 4 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

SILENCIO. Una procesión recorre las calles de la ciudad entre el silencio de los fieles. Pasos, vírgenes y cruces son arrastrados por los cofrades que avanzan a un ritmo regular, cadencioso. Un grupo de tambores marca el compás: milimétrico, monótono, machacón. Un escenario casi irreal, una atmósfera donde el tiempo parece haberse detenido, un territorio que invita a dejar volar el sentido, la mente, las ideas. Del aquí al allí, del ahora al entonces. Las imágenes se entremezclan, los conceptos pierden su nitidez.

Silencio. La tradición procesiona por las calles y por los cuarteles. Siempre se ha hecho así, siempre ha sido así. Las banderas ondean a media asta en señal de duelo por la muerte de Cristo. Quien así lo ha decidido y ordenado defiende que es parte de nuestra cultura. Sentir de un territorio que en su momento decidió declararse aconfesional, un espacio libre de religiones oficiales. Un lugar abierto a todas las creencias en el que no se puede ni imponer ni vetar, pero donde la tradición sigue nutriendo privilegios. Donde los calendarios se diseñan atendiendo a dogmas y credos, donde el solo hecho de proponer un cambio se considera un ataque a los principios que hacen que seamos lo que ahora somos. Legionarios de verde uniforme y fusil en mano alzan sobre sus cabezas un cristo yacente al tiempo que las gargantas ensalzan a su dios, a su patria y a su bandera. Cubiertos por un capuchón cinco presos con sentencia firme agradecen a la providencia el indulto que se les ha concedido a propuesta de las cofradías. Enmudece el tronar de los tambores con su tempo medido y acompasado. Vuelve el silencio.

Termina la semana de pasión, llega la Pascua. Las procesiones se recogen, los tambores callan, los cristos yacentes descansan, los sentires se guardan, los desacuerdos se olvidan. Porque siempre se ha hecho así, siempre ha sido así.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120