EL RETO DE Juanito Rubio

La apuesta de hace 50 años

Con 22 años, Juanito Rubio lanzó un reto: realizaría el recorrido desde Larraitz hasta San Miguel y vuelta en menos de cinco horas y le sacaría una hora de ventaja a cualquier ordiziarra. Así comenzó la historia de una apuesta

Reportaje y fotografía de M. Aranburu - Miércoles, 4 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Juanito Rubio posa en Olaberria, con el Txindoki al fondo, cerca de su restaurante.Valdivieso ayudando a Rubio.

Juanito Rubio posa en Olaberria, con el Txindoki al fondo, cerca de su restaurante.Valdivieso ayudando a Rubio.

Galería Noticia

Juanito Rubio posa en Olaberria, con el Txindoki al fondo, cerca de su restaurante.Valdivieso ayudando a Rubio.

EL 23 de junio se celebrará la primera maratón de montaña de Ordizia. Pero la historia no queda ahí, ya que ni será una carrera convencional ni surgió como tal. Para poder entender sus orígenes hay que remontarse 50 años atrás, cuando el natural de Legorreta pero ahora vecino de Olaberria Juanito Rubio tenía 22 años. “Trabajábamos en CAF y éramos muy aficionados a la montaña, como ahora. En ese ambiente ya se habían celebrado algunas apuestas, como la que hice junto a Martín García contra Imanol Gorrotxategi y Mikel Apalategi. En aquella ocasión subimos el vertical del monte Txindoki”, relata. En un ambiente de amigos y compañeros de trabajo, cuenta que Jesús Mari Oiarbide le lanzó el reto a uno de Gaintza: “El chico pesaría más de 100 kilos y Oiarbide le retó a que no hacía el recorrido de Larraitz hasta San Miguel en menos de doce horas”. Son cerca de 39 kilómetros, siete de ellos por la carretera, doce en pista y los restantes por el monte. El desnivel, de 2.500 metros.

cuestión de orgulloPor aquel entonces los jóvenes tenían la costumbre ir a Ordizia los domingos. “Cuando las chicas se iban a casa nosotros continuábamos ahí. Pues en una de esas, entramos al bar Madrid, que era muy conocido y estaba en la calle Mayor. Desde siempre ha habido un pique entre los beasaindarras y los ordiziarras, y ahí lancé yo mi desafío: realizaría el mismo recorrido que había hecho el de Gaintza pero en menos de cinco horas y media y le sacaría una ventaja de una hora a cualquiera de Ordizia”.

Ese reto hizo que los ordiziarras no se quedasen quietos y enseguida la gente comenzó a comentar en la calle la existencia de aquel desafío. “Iñaki Eskisabel aceptó la apuesta. Él me doblaba la edad, ya que tenía 44. Andaba muchísimo en el monte, era muy bueno”. Ante este panorama, solo faltaba una cosa: la fecha. “Pensábamos hacerlo en Semana Santa, pero el tiempo no ayudó y al final lo aplazamos hasta junio, antes de San Pedro”, detalla. Rubio ya sabía que Eskisabel tenía más experiencia pero eso no suponía un handicap para él: “Estábamos con mucha confianza”.

el gran díaY así, después de algunos meses, llegó el día. Rubio recuerda que a la salida había muchísimo ambiente y que la gente incluso apostó dinero. De esta manera, a las 7.30 de la mañana lanzaron el pistoletazo de salida. Rubio salió disparado y llegó en una hora y 25 minutos hasta el Guardetxe. Pero ahí comenzó la cuesta arriba, ya que empezaba el tramo de asfalto: “Toqué el asfalto y mis piernas comenzaron a bailar”. Desde el Guardetxe hasta la basílica hay unos tres kilómetros y Rubio recuerda que en ese momento Paco Ruiz le dio un jugo de piña para reponer fuerzas. Y algo ya intuiría Ruiz porque a Rubio la vuelta se le hizo realmente dura. Así lo reconoce: “Fue un calvario para mí, muy duro”. Al final, realizó el recorrido en 4 horas y 46 minutos, dentro del tiempo que se había puesto como meta. Pero el ordiziarra, aunque al principio no salió con tanta fuerza, hizo una buena carrera y al final entró en meta en un tiempo de 5 horas y 10 minutos. “Le saqué unos 20 minutos. Fue por un atajo, pero hay que reconocer que él organizó mucho mejor la carrera. Imagínate, nosotros no tomábamos geles ni nada, solo un trozo de limón y ya está”.

La hora de la revanchaPero como suele pasar en muchas apuestas, después de la derrota viene la revancha. El cronista de aquel entonces de Ordizia, Fermín Goñi Kifi, estaba en la meta y le escuchó decir a Rubio que “cuando tuviese la edad de Eskisabel mejoraría su tiempo”. Y así fue: “Con 48 años volví a realizar el recorrido con la intención de mejorar el tiempo establecido por Eskisabel”. Lo hizo en 4 horas y 4 minutos, y dos años después lo volvió a hacer: “En el 96 volvimos otra vez y lo bajamos hasta 3 horas y 54 minutos”. El último intento oficial de bajar el tiempo fue en el 98 y lo consiguieron ya que realizaron la vuelta en 3 horas y 50 minutos. En aquel entonces no solía correr solo, y siempre andaba bien acompañado con Mitxel Cuadrado, Pello Garmendia y Esnaola, entre otros, y también tenían preparados los avituallamientos donde estaban Manolo Urganga, Satrustegi, Irene Irastorza y Ramón Elkoro. “Siempre iba con acompañantes”, subraya.

La mala noticia vino en 2007, cuando Kifi falleció. “Todos los años nos juntamos una docena de personas para realizar esta carrera, que, para nosotros, es en su honor”. Pero al final ese homenaje casi familiar se volverá más grande este junio, con motivo de la carrera. Pero Rubio recalca que no será una carrera al uso: “Hay que competir por equipos, que tendrán unos cinco participantes y el tiempo de cada equipo se parará cuando el último pase la meta”. Además, han puesto límite al número de corredores que podrán participar, ya que la marca quedará en segundo plano y requiere una gran organización. En su caso, volverá a ponerse las zapatillas junto a Manuel Etxarri, Mitxel Cuadrado, Juan Carlos y Mikel Valdivieso, Roberto García y mi hija, Izaro Rubio. Si aquella carrera, hace 50 años, no la olvidó fácilmente, seguro que la que viene también quedará para siempre en su recuerdo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Qué mundo

ir a Qué mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120