Adiós a la ‘madre de Sudáfica’

Winnie Madikizela-Mandela, la activista y política que luchó por liberar a su nación del ‘apartheid’, y que lideró la Liga de Mujeres del CNA, falleció ayer a los 81 años rodeada de su familia

Nerea González / I. Escudero - Martes, 3 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El activismo de Winnie Mandela se desarrolló en paralelo a la de su marido, el presidente Nelson Mandela, hasta su separación.

El activismo de Winnie Mandela se desarrolló en paralelo a la de su marido, el presidente Nelson Mandela, hasta su separación. (Foto: Afp)

Galería Noticia

El activismo de Winnie Mandela se desarrolló en paralelo a la de su marido, el presidente Nelson Mandela, hasta su separación.Winnie junto a Nelson Mandela, en 1990.

Johannesburgo- La destacada activista antiapartheid Winnie Madikizela-Mandela y diputada, quien estuvo casada con Nelson Mandela durante 38 años, falleció ayer tras una larga enfermedad. “Ha fallecido en paz a primera hora de la tarde de este lunes (por ayer), rodeada de su familia y sus seres queridos”, comunicó el portavoz de la familia, Victor Dlamini.

Madikizela-Mandela, de 81 años, llevaba hospitalizada en el Hospital Milpark de la localidad de Johannesburgo desde principios de año a causa de una infección renal, según el portal Eye Witness News.

Fue una de las grandes líderes femeninas de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica y su compromiso, paralelo al de su exmarido Nelson Mandela, la llevó a ser conocida como “madre de la nación”.

“Con profunda tristeza queremos comunicar que Winnie Madikizela-Mandela ha fallecido en el hospital Netcare Milpark de Johannesburgo, Sudáfrica”, anunció la familia Mandela en un comunicado. Padecía diabetes, el pasado enero fue ingresada por una infección renal y desde entonces, según la familia, estuvo yendo y viniendo del hospital a causa de “una larga enfermedad” que acabó ayer con su vida.

Pese a no haber estado exenta de controversias, hasta el final de su vida se mantuvo como una de las figuras de referencia del Congreso Nacional Africano (CNA), el movimiento gobernante en Sudáfrica desde que la victoria presidencial de su exmarido inauguró la etapa democrática en el país en 1994.

La voz de la rebeldíaEl presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, miembros del partido gobernante, el Congreso Nacional Africano (CNA) y de la sociedad civil lamentaban ayer la muerte de la “madre de la nación”. “En medio de la represión, ella fue la voz de la rebeldía y la resistencia. Frente a la explotación, ella fue una campeona de la justicia y la igualdad”, expresó Ramaphosa en un comunicado difundido ayer en el que muestra su pesar por la pérdida de la política. “Mamá Winnie es un símbolo duradero del deseo de la gente de ser libre”, recordó el presidente.

Madikizela-Mandela nació en Bizana, en la provincia de Cabo Oriental (este) en 1936, en el seno de una familia xhosa (una de las grandes etnias de Sudáfrica), de padres profesores. Se mudó a Johannesburgo para estudiar Trabajo Social en una de las primeras instituciones en impartir esta especialidad a la población negra, y se convirtió en la primera trabajadora social negra en el hospital Baragwanath, el tercer centro sanitario más grande del mundo.

En Johannesburgo conoció a Nelson Mandela, ya convertido en una de las grandes figuras de la lucha contra el régimen de segregación racial que imperaba en el país, el apartheid. Pese a los casi veinte años que los separaban, en 1957 se convirtió en la segunda esposa del más tarde Nobel de la Paz, con el que tuvo dos hijos y quien la describía como una mujer de admirable fortaleza e ideales. Su activismo se desarrolló en paralelo al de su marido, al que esperó durante los casi treinta años que este pasó en la cárcel.

Las duras condiciones en las que tuvo que criar a su familia y los ataques por parte del aparato represor del Estado, que veía en ella un blanco fácil para hacer daño a Mandela, no le impidieron convertirse en una de las figuras femeninas clave de la lucha por la liberación.

Fue una de las primeras detenidas en varias ocasiones bajo las leyes contra el terrorismo y obligada a mantenerse aislada de Johannesburgo, alejada del núcleo del activismo político. Mandela salió de la cárcel en 1990, pero su relación solo sobrevivió dos años más. En los comicios de 1994, los primeros libres tras el fin del apartheid, fue elegida diputada, cargo que desempeñó hasta su muerte.

Dentro del CNA fue líder de la Liga de Mujeres, no obstante, la “madre de la nación” fue también una figura muy controvertida en Sudáfrica ligada a numerosos escándalos. El más sonado fue el que implicó a sus guardaespaldas en 1988 en el secuestro y apaleamiento de cuatro jóvenes negros de Soweto, uno de los cuales murió. Por este delito fue condenada a seis años de cárcel, si bien fue puesta en libertad bajo fianza.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120