DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Iturraspe, a medio camino

Consigue ganar presencia en el equipo, pero no logra ofrecer un rendimiento sostenido acorde a su talla

José L. Artetxe - Martes, 3 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Ander Iturraspe sumó su partido número 32

Ander Iturraspe sumó su partido número 32 (Foto: Juan Lazkano)

Galería Noticia

Ander Iturraspe sumó su partido número 32

bilbao- Ander Iturraspe sumó su partido número 32 frente al Celta e igualó así los disputados la campaña anterior. En el apartado de minutos jugados (2.070) ya supera holgadamente los correspondientes a los dos cursos anteriores y aún está a tiempo de aproximarse mucho a los contabilizados en la 2014-15, cuando se plantó en 2.739 repartidos en 38 partidos. Son datos que certifican una mayor presencia en el equipo, que era uno de los objetivos que se había propuesto, pero en el plano personal también aspiraba a alcanzar el nivel de juego que en su día le encumbró y esto no lo ha conseguido.

El relevo registrado en el banquillo el verano pasado le abrió la posibilidad de recuperar el peso específico perdido durante los dos últimos años con Ernesto Valverde. La escasa sintonía con el actual técnico del Barcelona y un par de lesiones que le mantuvieron casi seis meses ajeno a la competición e incidieron en dos campañas consecutivas, ejercieron un efecto fatal en su carrera. Iturraspe ha vivido un retroceso evidente del que aún no ha logrado desmarcarse, pese a que haya habido diversos momentos en que parecía renacer. Un retroceso que cabría catalogar de particularmente llamativo, pues se trata del futbolista que se erigió por méritos propios en el faro del Athletic coincidiendo con las etapas de mejor fútbol que ha degustado en San Mamés esta década.

En los albores del curso, en septiembre, José Ángel Ziganda manifestó su deseo de rescatar a Iturraspe en la versión que a punto estuvo de valerle la inclusión en la lista de Del Bosque para el Mundial de Brasil. Ha llovido bastante en el tiempo transcurrido entre aquella declaración y la que hizo este sábado para expresar su satisfacción por el comportamiento del centrocampista frente al Celta: “Ya sabemos cómo es Itu, cuando juega bien parece que es el que gobierna el partido, tiene capacidad para eso. Tiene que ser consciente de que posee esa capacidad y ahora repetir y repetir. A todos nos gustaría y a él también tener ese dominio, dar esa sensación de jugador que es capaz de hacerse con el control del partido”.

La idea que subyace en ambos mensajes, y en otros que Ziganda ha deslizado aprovechando algún buen partido del vizcaino, es idéntica. Pretendía responsabilizar a Iturraspe, otorgarle la batuta, consciente de que es el más dotado del grupo para equilibrar la contención y la salida del balón. Una opinión que además comparte buena parte del vestuario y hay que pensar que también el propio interesado, quien en entrevista concedida antes de navidades aseguraba: “Llevo toda la vida jugando al fútbol y sé quién soy” y “me da igual que se dude de mí, no me influye, debo dar el nivel que tengo”.

La realidad es que Iturraspe no ha podido hacerse con los mandos del equipo como él mismo, su entrenador y la afición hubiesen querido. Su comportamiento ha estado presidido por la irregularidad. Ha intercalado tardes notables en una dinámica discreta en líneas generales. No es difícil reconocer que el Athletic ha funcionado algo mejor con él en el campo, pero esto solo ha pasado de vez en cuando, sin la frecuencia necesaria. En su descargo, el permanente perfil bajo mostrado por la plantilla, un denominador común que eluden poquísimos compañeros y desde luego ninguno de los que ha sido alineado en las demarcaciones del centro del campo, salvo Mikel Rico, que se ha tirado media temporada en el dique seco.

Al Iturraspe clarividente que pone en funcionamiento el conjunto con sus pases y colocación se le ha visto y se le ha echado en falta. Ambas situaciones se han dado. Y en diversas oportunidades si se le ha añorado es porque estando disponible no ha intervenido. Si se repasa su trayectoria, que arranca con una lesión en pretemporada que retardó su puesta a punto, se detectan reticencias en Ziganda respecto a Iturraspe, de otro modo no se entiende su insistencia en octubre o más recientemente con fórmulas en la zona ancha que no han cuajado, ni por diseño ni por elección de hombres. En noviembre, formando un dúo eficiente con Rico, Iturraspe volvió a caer lesionado, pero reapareció y gozó de continuidad. En dicho tramo tuvo de todo, como en botica, si bien a nadie se le escapa que los días grises de la sala de máquinas han sido una constante al margen de la identidad de los engrasadores.

MUCHOS CAMBIOSProbablemente, los múltiples cambios no han ayudado a que hubiese un asentamiento de ninguna de las alternativas manejadas por Ziganda. Es un factor este de la rotación que desde verano ha generado problemas en la línea de centrocampistas y no siempre ha tenido un fundamento técnico. A menudo las lesiones han hecho mella y condicionado la pizarra. Iturraspe es un exponente de ello, pero de igual manera los sucesivos contratiempos de Rico se han dejado sentir y Beñat, con el pubis afectado no podía al principio y, tras el paso por el quirófano y el período de rehabilitación, sigue sin coger el hilo.

San José, el medio más empleado (2.399 minutos), y Vesga, que cierra la lista, son los únicos que no han figurado en los partes médicos y su nivel en absoluto ha convencido, sobre todo en los meses en que actuaron juntos. Tanto es así que el más joven acumula semanas, meses, desaparecido, mientras que el navarro si se ha mantenido es básicamente por su gran disponibilidad. Ziganda únicamente prescindió de él en la fase en que pudo apostar por la dupla Iturraspe-Rico.

En definitiva, Iturraspe deberá afinar en los ocho encuentros que restan si quiere adecentar su aportación global. Haber participado con más asiduidad y eludir ser uno de los más flojos del equipo en un contexto decepcionante, resulta insuficiente para un futbolista de su talla. Se le está agotando el tiempo sin haber colmado las inquietudes profesionales con que abordó la temporada.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120