el comercio minorista bajó EL 2,3% en 2017

El comercio del Casco Viejo teme el traslado de la actividad a la Gran Vía

La apertura este año de los grandes centros de Zara y Primark supondrá un cambio en el sector

Sandra Atutxa - Domingo, 1 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Manolita Bengoetxea se asoma entre algunos vestidos en su tienda.

Manolita Bengoetxea se asoma entre algunos vestidos en su tienda. (Oskar González)

Galería Noticia

Manolita Bengoetxea se asoma entre algunos vestidos en su tienda.

Bilbao- Los comerciantes de Bilbao aguardan con expectación la apertura de dos grandes de la moda -Primark y Zara- que se instalarán en los próximos meses en la Gran Vía bilbaina. La inquietud no viene dada solo por el daño que su puesta en marcha en 2018 podría causar a las ventas en los negocios minoristas, sino porque desde hace tiempo, según describen los propios comerciantes, son numerosas las firmas que han decidido cerrar sus tiendas en zonas como el Casco Viejo para trasladarse a la arteria principal de la villa. En 2017 la actividad en el comercio minorista experimentó un descenso de un 2,3%. Las tiendas representan el 55,5% de los negocios situados en la zona histórica de la ciudad y el 8,7% del total del comercio minorista de la ciudad. “Es estrategia. No quiere decir que en el Casco Viejo no se venda, pero nos vamos a un local en la Gran Vía porque es donde se va a concentrar el mayor número de firmas”, explican a DEIA dependientes de una tienda de zapatillas de marca, ubicada hasta hace unas semanas en la calle La Cruz. Más de 30.000 personas recorren a diario las Siete Calles, atraídas por los casi 600 comercios y 284 centros hosteleros y, sobre todo, por el ambiente tradicional y familiar que destilan las estrechas calles de piedra de este centro histórico. Desde hace años ambas actividades se han visto abocadas a un difícil equilibrio. En esta realidad, los comerciantes de toda la vida no están dispuestos a que esta zona “pierda esa esencia comercial” que ha marcado los hábitos de consumo de miles de personas. En opinión del concejal de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Bilbao, Xabier Ochandiano, el comercio del Casco Viejo sigue siendo motor comercial, pero “debe apostar por la búsqueda de un comercio más especializado y de proximidad”. En esta misma línea, desde el mostrador de su negocio de complementos, María reconoce que las “formas de comprar han cambiado, pero en el Casco Viejo sigue habiendo mucho comercio, y de calidad, que debemos conservar”.

Sonia, Gloria, Manolita y Natalia son cuatro mujeres que levantan todos los días la persiana de sus negocios en el casco histórico y lo hacen con la ilusión de trabajar en una zona privilegiada. Sin embargo, confiesan estar preocupadas por la revolución comercial que experimentará Bilbao en los próximos meses y por la imagen que ha adquirido el Casco Viejo de zona hostelera. “La oferta comercial no solo está en Gran Vía. En el Casco Viejo hay un montón de buenas tiendas por las que merece la pena pasarse”, afirman.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120