DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
no cederá ante la presión

El PNV sacrifica su influencia en Madrid para rechazar un 155 que puede aplicarse en Euskadi

Resiste la presión tras el pacto entre Rajoy y Ciudadanos sobre los Presupuestos, y vuelve a pedir que Catalunya recupere el autogobierno

Míriam Vázquez - Martes, 27 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Andoni Ortuzar, presidente de PNV.

Andoni Ortuzar, presidente de PNV. (@EAJPNV)

Galería Noticia

Andoni Ortuzar, presidente de PNV.

bilbao- El PNV no cederá ante la presión y mantendrá su rechazo a negociar los Presupuestos estatales de este año mientras el autogobierno catalán esté suspendido en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Es una condición firme y no tiene vuelta atrás. Los jeltzales van a renunciar a su capacidad de influencia en el Congreso de los Diputados por una cuestión de principios, porque no pueden legitimar un ataque frontal al autogobierno que, además, podría aplicarse también en Euskadi. Esta declaración de intenciones llega en puertas de que el gabinete de Mariano Rajoy apruebe su proyecto hoy en Consejo de Ministros. El martes de la próxima semana lo remitirá al Congreso para negociarlo con los grupos. El PNV se está viendo sometido en las últimas horas a una presión asfixiante desde ámbitos políticos y mediáticos. Después de que Ciudadanos anunciase ayer su respaldo a las Cuentas, todas las miradas se dirigieron al PNV porque ocupa cinco de los siete escaños que necesita Rajoy para alcanzar la mayoría absoluta.

Nada apunta a que el presidente español vaya a levantar el artículo 155 por iniciativa propia. Lo condiciona a que los soberanistas pacten lo que él entiende por una investidura legal y efectiva en Catalunya, pero la situación se antoja cada vez más enmarañada. Los soberanistas tienen hasta el 22 de mayo para intentarlo antes de convocar elecciones, pero Rajoy necesita amarrar antes un principio de acuerdo con el PNV para superar el trámite de las enmiendas a la totalidad, que podría tener lugar en abril. Al margen de los cinco escaños jeltzales, para ese trámite necesita al menos otro voto más de uno de los dos representantes canarios. Le basta con un empate a 175 para que decaigan los vetos. Para la votación final, sí necesita la mayoría absoluta y los dos escaños de Coalición Canaria y Nueva Canarias.

Fuentes jeltzales consultadas por este periódico recalcaron que ni han negociado ni negociarán con Rajoy mientras siga aplicándose el artículo 155. “Aunque nos cueste renunciar a los logros que podríamos conseguir para Euskadi, es una cuestión de principios”, dicen. No ocultan que su escenario ideal hubiera sido dialogar con Rajoy para hacer valer su posición de influencia y encauzar demandas históricas, como el traspaso de las competencias pendientes que recoge el Estatuto de Gernika. En el marco del acuerdo presupuestario de 2017, pactaron la renovación de la Ley Quinquenal del Cupo, el acceso de la Er-tzaintza a las bases de datos europeas y la capacidad de renovar su plantilla al margen de los criterios de ahorro dictados por Madrid, un calendario de trabajo e inversiones para el Tren de Alta Velocidad, y la rebaja de la factura eléctrica que lastra la competitividad de las empresas vascas.

El PNV va a renunciar a la capacidad de influencia que ha puesto en valor históricamente en Madrid y que le ha permitido arrancar compromisos relacionados con la agenda vasca. No obstante, este año ha hecho la lectura de que la defensa de los intereses de Euskadi es poner pie en pared ante el artículo 155, que “hoy se aplica en Catalunya, y mañana se puede aplicar en Euskadi”. Los jeltzales no pueden legitimar ese artículo apoyando los Presupuestos de Rajoy y le invitan a acordar con el PSOE, que fue junto a Ciudadanos quien lo respaldó para suspender el autogobierno catalán. El PNV denuncia la erosión paulatina del autogobierno a través de leyes básicas del Estado que se han inmiscuido en competencias autonómicas, una dinámica especialmente intensa durante la crisis económica con el pretexto del ahorro. “Ya hemos padecido la recentralización. No podemos legitimar el 155”, zanjan.

¿y las partidas plurianuales?Los portavoces del PP han tratado de presionar en público al PNV asegurando que, si no hay Presupuestos, las partidas plurianuales que fueron acordadas en 2017 podrían quedar en el aire. Se trata, sobre todo, de las inversiones en el TAV, la remodelación de la terminal de Jundiz en Araba, la construcción de la plataforma de Lezo-Pasaia, y la tarifa eléctrica que afecta a 790 empresas vascas, una última cuestión que provocará una leve caída en los ingresos del Estado y que debe ser compensada movilizando recursos por otra vía en las Cuentas. Como ya publicó este periódico, el PNV da por hecho que Rajoy cumplirá su parte y dará continuidad a los compromisos cerrados el pasado año. Nadie en el partido jeltzale se imagina lo contrario. Rajoy tendrá que negociar las Cuentas del próximo año 2019 en septiembre, y haber roto el acuerdo de 2017 con el PNV no sería la mejor carta de presentación para llamar a su puerta en otoño.

Desde el Gobierno español ya han apuntado la vía del decreto para salvar los compromisos contraídos con otros agentes políticos y sociales, como la subida salarial a los funcionarios y cuestiones vinculadas a la financiación autonómica. A los policías y guardias civiles, de hecho, les han trasladado que no los dejarán en la estacada y cumplirán la equiparación salarial con los cuerpos autonómicos si hay prórroga.

Existía cierta expectativa de que el PNV lograse ahora un acuerdo sobre las transferencias encarriladas con el socialista Zapatero (ferrocarriles, autopistas y Fogasa, el fondo que paga los salarios pendientes a los trabajadores de empresas en quiebra), y un compromiso más genérico sobre la competencia de prisiones y la gestión del régimen económico de la Seguridad Social. Con la decisión de los jeltzales sobre el 155, esta negociación no se va a producir en ningún caso en el marco de unas conversaciones presupuestarias. El Gobierno vasco va a exigir que se realicen estos traspasos porque los recoge el Estatuto y son ley, aunque Madrid solo negocia cuando necesita apoyos para las Cuentas. En otoño puede presentarse otra oportunidad, si la situación en Catalunya se despeja.

el gobierno español y c’sLos jeltzales no se dejaron llevar ayer por el cambio de criterio de Ciudadanos. “Nosotros tenemos principios”, lanzaron desde Sabin Etxea. El presidente del partido naranja, Albert Rivera, dio ayer por hecho el apoyo de los jeltzales con el argumento de que Rajoy cedió tanto en 2017 concediéndoles el “cuponazo”, que nadie entendería que no fuera a cambio de un respaldo continuado del PNV en años venideros. “Nadie en España puede pensar que, tras el privilegio que concedió Rajoy a los nacionalistas con el cuponazo, con casi 4.000 millones de beneficio respecto al resto de comunidades autónomas, luego tenga el bloqueo del PNV. Creo que lo lógico, sensato y normal es que el Gobierno tenga amarrado el apoyo del PNV teniendo en cuenta las concesiones y privilegios que le ha otorgado”, dijo. El parlamentario del PNV en la Cámara vasca Iñigo Iturrate, por su parte, recordó en ETB que su partido “ha repetido hasta la saciedad que, mientras esté en vigor el 155, no se va a sentar con Mariano Rajoy a negociar los Presupuestos”. “Los problemas políticos se solucionan con planteamientos políticos, también en Catalunya y, para ello, el diálogo es fundamental”, defendió.

Desde el Gobierno español, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se mostró “convencido” de que habrá Presupuestos, también en 2019. No obstante, quiso mostrarse prudente cuando fue interrogado sobre el PNV, y se limitó a decir que es optimista porque se van “consiguiendo acuerdos” con otros agentes. El pacto con Ciudadanos lo presentó Rivera tras cumplirse sus principales condiciones: la renuncia de la senadora Pilar Barreiro, un acuerdo para avanzar en la equiparación salarial de los cuerpos policiales estatales con los autonómicos, y la subida de las pensiones mínimas y de viudedad.

etiquetas: pnv, presupuestos, 155

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120