familia Manzanares Cortés

Alokabide se querella contra unos vecinos que impiden a ‘los pichis’ acceder a un piso

El Gobierno vasco presenta ante un juzgado una denuncia por coacciones

Lunes, 26 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Pancarta en Astegieta.

Pancarta en Astegieta.

Galería Noticia

Pancarta en Astegieta.

Gasteiz- La sociedad pública de alquiler del Gobierno vasco, Alokabide, ha interpuesto una denuncia por un delito de coacciones contra la comunidad de propietarios de Asteguieta de Gasteiz que supuestamente impide el acceso de la familia Manzanares Cortés, conocida como los pichis, a un piso en ese edificio.

Fuentes del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda indicaron ayer que la demanda fue presentada en los juzgados de Gasteiz el pasado 16 de marzo. En diciembre de 2017 Alokabide ya denunció ante la Ertzaintza los “graves destrozos” cometidos en la vivienda que había sido adjudicada a esta familia en esta localidad. Varios desconocidos reventaron la puerta de entrada de la vivienda y causaron considerables daños en el mobiliario y otros elementos del piso.

Alokabide envió entonces a varios operarios a reparar los desperfectos y no pudieron entrar porque se había cambiado la cerradura del portal, según han recordado hoy las fuentes consultadas de la consejería que dirige Iñaki Arriola. Explicaron que en varias ocasiones se pidió a la comunidad que facilitara la llave y que se envió a un notario y varios requerimientos notariales sin éxito.

Por ello finalmente Alokabide ha decidido interponer una denuncia en los juzgados de Gasteiz. La adjudicación de este piso en Asteguieta a los pichis se produjo después de que un juzgado de la capital alavesa declarara nulo el contrato de alquiler que esta familia tenía en el barrio de Abetxuko, donde su presencia generó protestas.

La posible llegada a Asteguieta de los pichis ha provocado también el rechazo de vecinos de esta localidad, cuyo párroco recientemente reclamó igualdad entre los barrios de la capital alavesa en los “deberes de acogida” y “transparencia” en el proceso.

Por su parte SOS Racismo de Araba ha censurado el rechazo vecinal generado en ambos lugares contra esta familia y el Ararteko ha pedido que se lleven a cabo los “esfuerzos necesarios” para que los ‘pichis’ puedan “vivir en paz”. - Efe


Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120