Pasión Viviente, mercado medieval...

Ángeles custodios de Balmaseda

Pasión Viviente, mercado medieval, subida al Kolitza, Ibilaldiak, San Severino, incendios, inundaciones... Protección Civil de la villa ha atendido todo tipo de incidencias en 25 años

Un reportaje de Elixane Castresana - Lunes, 26 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Parte del grupo, con Julian Iantzi.Foto: Protección Civil de Balmaseda

Parte del grupo, con Julian Iantzi.Foto: Protección Civil de Balmaseda

Galería Noticia

Parte del grupo, con Julian Iantzi.Foto: Protección Civil de BalmasedaHan celebrado las bodas de plata con otros grupos y los tres últimos alcaldes.Foto: E. C.

En unos días se repetirá la escena. Permanecen discretamente alerta por si es necesario abrirse paso entre la multitud. Las emociones a flor de piel suelen provocar desmayos. Una vez que Jesucristo exhala su último suspiro llega la segunda parte del trabajo: comprobar en qué estado terminan personajes y penitentes el famoso Vía Crucis de Bamaseda. Tantos años y algunos Cristos todavía les despistan. “Mirándoles a la cara parece que van sufriendo y sin embargo luego acaban bien”, dice Enrique Pastor, jefe de Protección Civil de la villa. Una entrañable reunión y una exhibición de rescate han celebrado por todo lo alto las bodas de plata con ganas de continuar y dar paso a otra generación.

En el pleno del 3 de marzo de 1993 cerca de 30 voluntarios con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años conformaron la primera dotación, capitaneada por el actual portavoz de la Candidatura Local Independiente, Eugenio de Francisco. “Teníamos la sensación de que se necesitaba un extra para atender los eventos, aunque en el Vía Crucis existe una dotación de orden público de apoyo a la que agradecemos su trabajo”, recuerda el actual cabeza visible, Enrique Pastor, que ya estaba en aquella formación. Entonces, cargados de ilusión, “nos comunicábamos con walkie talkies rudimentarios y buscas”.

El corrimiento de tierras en Presa Encimera que afectó a viviendas fue uno de los trances más duros que han vivido los voluntarios

Hoy forman parte del equipo Izaskun Yeregui, Francisca Sáinz, Laura Fernández, Iñigo Aguinaco, Juan Carlos Ugencio, Enrique Pastor, Sr. y Jr., Héctor Pastor, Lourdes Rodríguez, Francisco Javier y Garazi Villa, Estela de la Hera, Iosu Mourin y Ander Valentín. Más de la mitad suman al menos dos décadas en las que “hemos asistido en intervenciones de todo tipo”. Desde los sustos del río Kadagua que no por habituales dejan de causar alerta a otras incidencias aún más tristes. Preguntados al respecto, mencionan el corrimiento de tierras cercano a viviendas de la calle Presa Encimera en marzo de 2007 como uno de los trances más difíciles que les ha tocado vivir. Un domingo por la mañana les avisaron de que una ladera se estaba deslizando a consecuencia de las persistentes lluvias. “Observamos grietas en un bloque y se decidió el desalojo inmediato por el riesgo que entrañaba. La gente de ese bloque y viviendas colindantes salió a la calle prácticamente con lo puesto. Durante quince días supervisamos la evolución y al final se optó por un derribo controlado”, describe Enrique Pastor. Con la mejor de las intenciones para evitar mayores peligros, pero “muchos ni siquiera pudieron salvar sus recuerdos”. Tampoco se dio el desenlace que les hubiera gustado en la búsqueda de un vecino al que hallaron ya fallecido y “claro que te afecta, porque en el pueblo nos conocemos”. En Presa Encimera se toparon con lo imprevisto un fin de semana. Los sucesos no entienden de horarios laborales o de ocio, así que hacen malabarismos para conciliar. “A veces la única manera de conseguirlo es que la familia también se involucre en el grupo”, asegura Enrique Pastor hablando con conocimiento de causa, puesto que su mujer e hijos también se han enrolado en Protección Civil de Balmaseda. En eso consiste el voluntariado: “el compromiso”. Prefieren fijarse en el lado bueno de la balanza, formar parte del ambiente festivo que se genera en las grandes ocasiones. En San Severino no renuncian a preparar su propia putxera de alubias aunque luego haya que salir corriendo porque se ha declarado un incendio, como sucedió en 2011 en La Herrera.

Fiestas de nuevo cuñoSan Severino, El Carmen, la subida a Kolitza, dos Ibilaldiak en 2000 y 2007 y fuera del municipio, colaboración en los Gansos de Lekeitio, las fiestas de El Suceso de Karrantza, San Lorenzo en Sodupe o la feria de San José de Güeñes... La agenda de Protección Civil en Balmaseda ya era interminable y ha crecido en los últimos años. Cuando la dotación echó a andar todavía no había nacido el mercado medieval, instituido en 1999 dentro de los actos con motivo del octavo centenario de la fundación de la villa. La cita “ha cogido una gran dimensión, ese fin de semana nos juntamos treinta personas y pedimos refuerzos”. Ni había entrado en el calendario la escenificación de la quema de Balmaseda por las tropas francesas en 1808, que desde 2008 tiene lugar cuando el 8 de noviembre cae en sábado. Caballos y pirotecnia “en un casco histórico a oscuras”, forman una combinación que el servicio de Protección Civil de Balmaseda gestiona en perfecta coordinación con la Policía Municipal. “Siempre hemos disfrutado de una excelente relación con ellos y con los tres alcaldes que hemos conocido: Jesús Suso, Joseba Zorrilla y Álvaro Parro”, enumera.

Pero no se olvida de un factor indispensable: la formación continua. Acuden a jornadas y, congresos por todo el territorio estatal “donde compartimos vivencias con diferentes dotaciones”. No en contraprestación, porque no persiguen recompensa alguna por su dedicación, han recogido numerosos reconocimientos en estos 25 años: el DEIA Hemendik Saria, el Balmasedanísimo de Honor, la Medalla de Oro al Mérito Motociclista y la reciente Medalla de Oro al Mérito de Protección Civil de la Asociación Nacional de Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil, “el mayor galardón que te pueden otorgar a nivel estatal”. Y nominados “por los propios vecinos” para su mayor alegría y gratitud.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120