Cofradía de La Pasión

Ya suenan los tambores de la pasión

La banda de la Cofradía de La Pasión lleva ensayando desde octubre. Ha llegado el momento de mostrar sonido y color

Un reportaje de José Basurto - Domingo, 25 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La banda realiza uno de los últimos ensayos antes de desfilar. Foto: José Mari Martínez

La banda realiza uno de los últimos ensayos antes de desfilar. Foto: José Mari Martínez

Galería Noticia

La banda realiza uno de los últimos ensayos antes de desfilar. Foto: José Mari Martínez

Marcos es un joven de 26 años que lleva desde los 13 dándole al tambor en la Cofradía de La Pasión, la que tiene su sede en la iglesia de San Vicente. Se hizo cofrade por los vínculos que tenía con la parroquia y por el colegio al que iba. Como el resto de los cofrades está esperando que llegue el momento de desfilar, sobre todo en la procesión de hoy, la del Borriquito. “Es la que más me gusta”, confiesa. El perfil de Marcos encaja con la savia nueva que hay en esta cofradía, la segunda más antigua de Bilbao, según señala Jesús Espinosa de los Monteros, Hermano Abad, o sea, presidente. “La mayor parte de los cofrades oscilan entre los 13 y los 30 años”, dice, “aunque también hay gente mayor”. Actualmente la cofradía tiene alrededor de 600 socios, pero no todos desfilan. “Hay lo que denominamos socios activos, los que salen a desfilar, y socios protectores”, aclara el presidente de la cofradía. “Pero todos pagan la cuota”, apostilla, que es de 10 euros al año. Con ella mantienen una institución que fue creada en enero de 1941 en la parroquia de San Vicente. Y allí siguen, en los locales de la parroquia. Los días previos a la Semana Santa se intensifican todas las labores: los ensayos de la banda, la preparación de la antorchas, los capirotes, las túnicas, los estandartes... Hasta que llega el momento de salir a la calle.

La banda comenzó a ensayar el pasado mes de octubre bajo la atenta mirada de su director, Jaime López de Santa María, otro cofrade con muchas procesiones en su cuerpo, que empezó en La Pasión al mismo tiempo que su amigo Jesús, el Hermano Abad. Jaime siempre ha tocado la corneta “de oído” y así se lo ha transmitido a los miembros de la banda, aunque algunos de ellos tienen conocimientos musicales. A primera vista, lo que sorprende es la edad de sus componentes, jóvenes y niños, con la excepción de unos pocos “mayores”. Jorge, por ejemplo, tiene 15 años, pero es cofrade desde los tres “porque mi familia, mis padres y mi tío son de la cofradía”. A pesar de su corta edad tiene una larga experiencia en los desfiles, de los que destaca el del Domingo de Ramos. “Nunca llueve”, vaticina. Menos experiencia tiene Marek, que tiene 15 años y toca el timbal. Este año va a ser su debut. “Yo siempre he ido a las procesiones con mi abuelo, pero nunca he salido, así que tengo muchas ganas”, dice.

Precisamente, la incorporación de gente nueva a la banda, “que siempre es bienvenida”, es uno de los factores con los que tienen que sortear sus responsables. “No hay un núcleo estable”, comenta Jaime López de Santa María. Por eso, Marcos apunta que “este año ha llegado muy pronto la Semana Santa, y nos hubiese venido muy bien tener un par de meses más para ensayar”. Las últimas semanas han intensificado los ensayos, que durante el año son sólo los sábados “porque hoy en día”, señala su presidente, “los niños están superocupados en sus actividades extraescolares y es muy difícil hacerles un hueco para ensayar”.

Mientras retumban los tambores, los timbales, las cornetas, los friscornios y las trompetas, en las salas cercanas de las instalaciones parroquiales, la actividad se multiplica. Unos jóvenes fibrosos, que estos días portarán los pasos, preparan las antorchas, “que ya no son de cera”, aclaran. Muy cerca de ellos se encuentra la sala de las túnicas y los capirotes. “Aquí el día que hay procesión no puede entrar nadie”, explica el presidente de la cofradía. “La gente viene y le dice a la persona encargada que le dé un determinado traje que está numerado”. Allí mismo se viste y al término de la procesión realiza la misma operación. Una vestimenta que cuesta, si se adquiere en propiedad, alrededor de 300 euros, pero que también se puede alquilar, que es lo que hacen muchos cofrades. El alquiler ronda los 20 euros.

La Cofradía de la Pasión es, según su Hermano Abad, una de las más “regulares” en cuanto a presencia en las procesiones. “Nosotros”, comenta Jesús Espinosa de los Monteros, “vamos a todas las procesiones, como es costumbre en Bilbao, a las que organizamos nosotros y a las que organizan otras cofradías, y en ninguna bajamos de 120 cofrades”. Hay que tener en cuenta que la cofradía cuenta con “entre 150 y 180 cofrades activos”. Durante estos días, ellos darán vida a la Semana Santa portando unos pasos de gran interés artístico. Este año protagonizarán una nueva procesión el Jueves Santo al mediodía con una imagen del Cristo de la Salud.

Semana Santa 2018

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120