'Historia del arte vasco'

Pinceles que gritan

El arte vasco ya tiene su historia en una publicación realizada por Javier Viar, exdirector del Bellas Artes de Bilbao. En esta investigación, las mujeres artistas de las últimas décadas ocupan un lugar especial

Un reportaje de Maite Redondo - Jueves, 22 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El Bellas Artes fue el primer museo en el Estado que dedicó una exposición de forma rigurosa al arte feminista, en 2007.Foto: Oskar M. Bernal

El Bellas Artes fue el primer museo en el Estado que dedicó una exposición de forma rigurosa al arte feminista, en 2007.Foto: Oskar M. Bernal

Galería Noticia

El Bellas Artes fue el primer museo en el Estado que dedicó una exposición de forma rigurosa al arte feminista, en 2007.Foto: Oskar M. Bernal

HAN sido pinceles silenciosos, pero esto se acabó. Ellas, las mujeres que fueron borradas de los libros de Historia del Arte, reclaman su papel en los circuitos, quieren romper el tabú del patriarcado artístico. “Las artistas no solo tienen que recuperar el papel que les corresponde en la actualidad, sino también en la historia”, opina el exdirector del Bellas Artes de Bilbao, Javier Viar.

En este esfuerzo, Viar les ha dedicado un apartado en su libro Historia del arte vasco. De la Guerra Civil a nuestros días (1936-2016),publicado por el museo bilbaino con el patrocinio de Metro Bilbao, que analiza las ocho décadas “más complejas” de la evolución del arte no solo en el País Vasco, sino también a nivel estatal e internacional. “En el mundo del arte ha habido una evidente falta de visibilidad femenina, algo que hay que corregir;ya no hay vuelta atrás. Yo he intentado aportar una visión con esta investigación, que ayude a cambiar la imagen androcéntrica del arte, que es absolutamente necesaria. Merece la pena insistir y singularizar”, explica Viar.

Durante su dirección, en 2007, el Bellas Artes fue el primer museo que presentó en el Estado de forma rigurosa una exposición que recorría el arte feminista de las últimas décadas. La muestra se tituló Kiss-Kiss Bang-Bang . 45 años de Arte y Feminismo, un juego de palabras que pretendía reflejar de forma gráfica la contradicción entre el estereotipo del papel sexual que adjudican las culturas occidentales a la mujer (beso-beso) con la lucha feminista (golpe-golpe) para intentar hacer de ellas ciudadanas de primer orden. Las especialistas neoyorquinas en arte feminista Linda Mochlin y Maura Reilly, profesora de Arte Moderno en la Universidad de Nueva York y conservadora del Centro de Arte Feminista del distrito de Brooklyn, respectivamente, alabaron entonces y agradecieron “el coraje y la valentía” del museo bilbaino al programar una exposición de este tipo y calificaron de “arriesgada y vanguardista” la iniciativa.

“En el arte contemporáneo las mujeres han ganado un sitio muy preponderante, en el surrealismo en el expresionismo abstracto... Sí es cierto que ha habido proporcionalmente menos, pero ahí están. Es muy difícil no tenerlas en cuenta como grandes creadoras, aunque en algunas ocasiones sus nombres hayan sido olvidados o los hayan reducido a anecdóticos párrafos”, reclama Viar.

pisar fuerte En la colección del Bellas Artes de Bilbao hay pinturas, dibujos, grabados y esculturas, creados por mujeres artistas desde el siglo XIX hasta nuestros días. Sos obras de Rosa Bonheur, Asunción Asarta, Ángeles Torner, María Blanchard, Mari Paz Jiménez, Maruja Mallo, Juana Francés, Maria Helena Vieira da Silva, Menchu Gal, Elena Asíns, Mari Puri Herrero, Marta Cárdenas, Clara Gangutia, Isabel Baquedano, Cristina Iglesias, Guerrilla Girls, Miriam Ocariz e Ixone Sádaba, entre otras. “La falta de visibilidad de la mujer se ha dado en la mayoría de los sectores, incluido el arte. En el País Vasco, ha habido creadoras de una gran impronta como Esther Ferrer, Mari Puri Herrero, Menchu Gal, Mari Paz Jiménez, Clara Gangoitia... Todas con una capacidad de creación importantísima”, en opinión del historiador.

Viar destaca un hecho fundamental para que la situación comenzara a cambiar: la apertura de la Escuela Superior de Bellas Artes de Bilbao en el curso 1969-1970, que tuvo como primer director a José Milicua y que luego se transformaría en Facultad de Bellas Artes de la UPV-EHU. Por ella han pasado la práctica totalidad de los y las artistas vascos nacidos a partir de los cincuenta.

“La Facultad ayudó al reconocimiento de las mujeres como artistas, pero es cierto que a pesar del talento que demostraban en la universidad y entre sus compañeros, sin embargo, el mercado no las recibía bien. Poco a poco, esta situación ha ido corrigiéndose, aunque no esté del todo conseguido, las mujeres tienen que recorrer un camino para conseguir la igualdad absoluta. Comprendo que hay todavía un cierto margen en favor de los hombres, pero no cabe duda de que están ocupando el sitio que se merecen. En la actualidad, existe una generación de artistas vascas que tienen mucho peso en el panorama artístico”.

Pintoras, esculturas, fotógrafas, performers, artistas de video-instalaciones... exponen en los sitios más interesantes y habitualmente. Erlea Maneros, Maider López, Ixone Sábada, Naia del Castillo... pisan muy fuerte en el arte vasco. “En las nuevas generaciones de artistas hay una proporción muy grande de mujeres, no me arriesgo a decir que las cosas se han equilibrado, pero el tiempo corre a favor de las mujeres”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120