La UE quiere gravar con un 3% a las empresas digitales

La tasa se cargaría a la facturación de compañías que vendan más de 750 millones al año como Google, Amazon o Apple

Jueves, 22 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

BILBAO- La Comisión Europea (CE) propuso ayer introducir un impuesto del 3% sobre la facturación de las grandes empresas digitales para gravar sus actividades allí donde generan valor y atajar las prácticas que les permiten reducir al mínimo su contribución fiscal a las arcas públicas europeas.

La iniciativa llega a instancias de Francia y con el apoyo de las principales economías -Alemania, España, Italia o el Reino Unido, entre otros-, que pidieron medidas urgentes para acabar con las lagunas en la legislación actual, que permiten que mientras las empresas tradicionales pagan de media un 23,2% de impuesto de sociedades, las digitales, la mayoría de Estados Unidos, abonen solo un 9,5%. El impuesto que plantea Bruselas afectaría solo a las empresas que facturen al año más de 750 millones de euros en todo el mundo y más de 50 millones en la UE con el fin de restringirlo a las grande compañías y aquellas con presencia significativa en el bloque comunitario.

El objetivo es gravar los ingresos -en lugar de los beneficios, como es tradicional- de aquellas actividades digitales que más escapan a los impuestos, que son las que dependen en mayor medida de la participación de los usuarios.

Así, se aplicaría a la facturación por la venta de espacio publicitario o de los datos de usuarios recogidos por empresas como redes sociales o motores de búsqueda, y por la prestación de servicios de intermediación, como los de alquiler o venta entre particulares.

La Comisión calcula que los Estados podrían ingresar unos 5.000 millones de euros al año gracias a esta tasa.

El Ejecutivo comunitario europeo pone este impuesto sobre la mesa como solución “provisional” para evitar que los Estados miembros legislen de forma unilateral mientras se alcanza una solución global.

“Preferiríamos reglas acordadas a nivel global, incluyendo en la OCDE. Pero el nivel de beneficios que actualmente se quedan sin gravar es inaceptable. Necesitamos urgentemente llevar nuestras normas fiscales al siglo XXI”, dijo el vicepresidente de la CE Valdis Dombrovskis. - Efe

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120