EN PRISIÓN PREVENTIVA

Sarkozy es detenido para aclarar si recibió dinero de Gadafi en 2007

Sobre el expresidente francés pesa la sospecha de que el exdictador libio financió su campaña

Miércoles, 21 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Sarkozy y Gadafi, durante un encuentro en el Elíseo en 2007.

Sarkozy y Gadafi, durante un encuentro en el Elíseo en 2007. (efe)

Galería Noticia

Sarkozy y Gadafi, durante un encuentro en el Elíseo en 2007.

París- El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy fue puesto ayer en detención preventiva para declarar por las sospechas de que recibió dinero del derrocado líder libio Muamar Gadafi en la financiación de su campaña electoral presidencial de 2007. Fuentes judiciales indicaron que Sarkozy fue convocado por la Policía Judicial de Nanterre, a las afueras de París, en esta investigación abierta en 2013 por jueces especializados en asuntos financieros.

Su detención puede prolongarse hasta 48 horas, antes de que los investigadores, si consideran que hay elementos concluyentes en su contra, lo presenten ante un juez con vistas a su eventual imputación o en caso contrario lo dejen en libertad. También tuvo que declarar en Nanterre quien fue su ministro de Interior, Brice Hortefeux, pero en este caso no lo hace bajo detención.

En el origen de este sumario, en el que ya hay al menos cuatro inculpados -incluido el también exministro Claude Guéant-, está un documento administrativo libio, publicado en mayo de 2012 por el sitio de información Médiapart, sobre la contribución a la campaña de Sarkozy del régimen libio.

Unos pagos confirmados públicamente en noviembre de 2016 por el marchante de armas e intermediario Ziad Takieddine -otro de los inculpados-, que reconoció haber llevado cinco millones de euros en efectivo entre finales de 2006 y comienzos de 2007 de Trípoli a París que entregó a Guéant y a Sarkozy.

Abdallah Senoussi, exresponsable de los servicios de información militares de Gadafi, y Bechir Saleh, que se ocupaba del dinero del dictador y de las relaciones con Francia, también testimoniaron sobre esas transferencias de fondos para la campaña de 2007 en la que Sarkozy derrotó en la segunda vuelta a la socialista Ségolène Royal.

Los instructores franceses han podido acceder a las agendas del que fue ministro libio del Petróleo Choukri Ghanem, muerto en extrañas circunstancias en Viena, en la que también se alude a esos pagos.

Además, los investigadores han constatado que los responsables de la campaña de Sarkozy en 2007 manejaban mucho dinero en efectivo, algo que según el que era entonces su tesorero, Eric Woerth, se debía a donaciones anónimas.

Acusado en otros dos sumariosSarkozy hasta ahora no solo ha negado tajantemente todas esas acusaciones -tras las que dice ver un intento de instrumentalizar la justicia para perjudicarle políticamente-, sino que en noviembre de 2016 se indignó en una entrevista por que le confrontaran a las alegaciones de Taikeddine, “un mentiroso” que ha pasado por la cárcel.

Está acusado en otros dos sumarios, y en uno de ellos tendrá que sentarse en el banquillo por la presunta financiación irregular de su campaña a las presidenciales de 2012, en las que fue derrotado por el socialista François Hollande, por una supuesta trama de falsificación de facturas para ocultar gastos.

En julio de 2014, ya tuvo que declarar bajo arresto antes de ser inculpado por corrupción activa y tráfico de influencias, en un asunto en el que se le reprocha haber intervenido para la promoción de un magistrado a cambio de recibir información sobre otra investigación en que aparecía su nombre.

cINCO AÑOS DEL ‘CASo Bettencourt’Precisamente, hoy se cumplen cinco años de la imputación de Sarkozy por abuso de debilidad en el caso de la multimillonaria Liliane Bettencourt, el conflicto familiar más escandaloso de Francia, que enfrentó a la accionista mayoritaria de L’Oreál, Liliane Bettencourt, y a su hija, y que destapó una trama de financiación ilegal del partido de Nicolas Sarkozy de la campaña que le llevó al Elíseo en 2007.

El caso Bettencourt salió a la luz durante el verano de 2010, después de que el mayordomo de Liliane Bettencourt entregara un total de 21 horas de grabaciones realizadas en el salón de la mansión de la entonces octogenaria propietaria de la firma L’Oreal. El mayordomo siguió las directrices de la única hija de la millonaria, que quería inhabilitarla.

La final inhabilitación de la anciana, que poseía la tercera fortuna de Francia, puso fin a una serie de disputas familiares y filtraciones que salpicaron la presidencia del país con un gran escándalo financiero y político.

Pese a todo, Sarkozy recibió ayer el “pleno apoyo” de su partido, Los Republicanos, así como el del jefe del grupo parlamentario, Christian Jacob, que insistió en que el exlíder de la formación debe beneficiarse de la presunción de inocencia. -Efe

Los datos

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120