Campeonato de Euskadi de Sumilleres

“Ganar el Campeonato de Euskadi de Sumilleres ha sido más difícil que aprobar una oposición”

Jon Andoni Rementeria, que lleva treinta años trabajando en el restaurante Remenetxe de Gernika, puede presumir de ser la ‘mejor nariz de Euskadi’ de este año

Una entrevista de I. Moyano - Miércoles, 21 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Jon Andoni Rementeria. Fotografía de Juan Lazkano

Jon Andoni Rementeria, en una imagen de archivo. (Fotografía de Juan Lazkano)

Galería Noticia

Jon Andoni Rementeria. Fotografía de Juan Lazkano

Gernika- Siglos atrás, el famoso filósofo Platón hizo célebre aquél solo sé que no sé nada. Parafraseaba así a su verdadero autor, el griego Sócrates. Mucho tiempo después, Jon Andoni Rementeria, el mejor sumiller de Euskadi, las toma prestadas para hablar de su trayectoria. Tras hacerse con el título de La mejor nariz vasca afirma que lleva toda la vida estudiando los elementos que se ubican sobre la mesa, pero que “nunca sabe nada”.

¿Cómo se siente tras haber sido galardonado como el Mejor Sumiller de Euskadi?

-Este título me sabe a gloria, ya que he competido con profesionales muy preparados que trabajan en restaurantes con estrellas Michelin. Haber salido vencedor ante tanto experto ha hecho que me sienta orgulloso de mí mismo.

No fueron fáciles las pruebas que tuvo que realizar.

-Para nada. Primero éramos catorce expertos de las tres provincias y un catalán los que tuvimos que pasar un examen teórico de cuarenta preguntas. Después, tuvimos que redactar catas escritas de vinos tinto y blanco. En los textos a entregar era necesario indicar características tan importante como el año, el tipo de uva o la temperatura de servicio.... Ha sido más difícil que aprobar una oposición.

Aun así, usted fue uno de los cuatro mejores que pasó a la fase final.

-Así es. Superé con éxito las pruebas anteriores junto con el catalán, y dos mujeres de Bizkaia y Gipuzkoa. Un sorteo fue lo que decidió que yo fuese el cuarto en realizar la última fase del certamen. Por lo tanto, tuve que esperar más de dos horas, que aproveché para concentrarme en recordar todos y cada unos de los pasos a llevar a cabo en esta última prueba.

¿Fueron los 140 minutos más largos de su vida?

-Podrían haber sido, sí claro. Nos decían que las puntuaciones estaban muy reñidas, pero yo tiré para casa, defendiendo el txakoli de Bizkaia y los vinos de Rioja, detalle que me parece que pudo haber sido determinante a la hora de elegir al ganador del certamen.

¿Cuáles eran esas pruebas?

-Hubo de todo. Desde la identificación de cuatro bebidas solo con oler y catar, pasando por una cata descriptiva en un idioma que no era el propio, es decir, en inglés o en francés. Después, nos repartieron cartas erróneas de restaurantes para que identificásemos cuáles eran los vinos falsos. Una prueba bastante difícil, pero que yo creo que acerté con creces. Casi al final, tuvimos que maridar con vinos, ofrecer cócteles y además el menú de un restaurante. Y al final, la prueba definitiva de presentar y servir con vela una botella de vino.

Suena difícil, aunque lleva usted unos cuantos reconocimientos a sus espaldas.

-He participado en ocho campeonatos desde noviembre de 2016. En ellos conseguí alzarme con el primer premio en cuatro ocasiones, segundo puesto en otras dos, una vez tercer premio y otra cuarto.

Ahí es nada...

-Llevo muchos años en el mundo y he cogido tablas en la industria y confianza en mí mismo.

Dos elementos esenciales de cara al Campeonato de España que se celebrará el 9 de mayo...

-Opciones para ganar tengo, pero nunca se sabe. Debo admitir que voy haciéndome más conocido en este mundillo y que incluso los profesionales con los que compito me miran con cierto respeto.

¿Está usted nervioso?

-No tengo tiempo para eso. Tengo mucho trabajo por delante y me prepararé a fondo tal y como he hecho en todas las pruebas. Además, si consigo llegar a ser el mejor del Estado, el día siguiente competiré con ganadores de años anteriores para que salga el candidato a la Competición del Mejor Sumiller del Mundo, que se celebra cada cuatro años.

¿Se lo imagina?

-Lo veo muy difícil por el alto nivel que habrá entre los candidatos ese día. Además, tengo que estudiar conceptos de nivel mundial y realizar las pruebas en inglés o francés. Es más, ¡tengo que aprender palabras que no tienen ni vocales!

Pero no será por falta de experiencia. Lleva usted treinta años trabajando de sumiller en el mismo restaurante...

-Así es. He debutado en la radio y en la televisión y hasta he llegado a ejercer de profesor en la Escuela de Hostelería. Sin embargo, en este momento, además del Remenetxe, también me dedico a formar y a ayudar a trabajadores de otros restaurantes, de la mano de una de las distribuidoras de vinos más potentes de Euskadi, Ulzama.

¿Cómo ve usted el futuro de la enología en Bizkaia?

-Pues la verdad que hay un problema muy gordo: aunque el Estado esté por delante de China, Francia o Italia en número de viñedos, no produce tanto como debiera. En este sentido, se encuentra por detrás de esos países.

Por lo tanto, ¿no nos gusta el vino?

-El consumo no se corresponde con la cantidad de vino que se podría conseguir en casa. De hecho, está en la cola de la lista como país donde menos vino se toma en el mundo.

¿Y cuál podría ser la causa?

-A los jóvenes no les atrae esta bebida, ellos se decantan por el botellón. Un dato bastante triste, ya que en el Estado el vino está considerado como un alimento. Es más, ¡hasta los mismos médicos afirman que tomar un par de copas al día es saludable!

Pero según los datos del año pasado, el consumo de vino tuvo un pequeño crecimiento.

-Así es. Yo personalmente no pierdo la esperanza respecto al futuro de la enología. Sinceramente, creo que las cifras van por buen camino. Por ejemplo, en grandes ciudades europeas como Londres o París los jóvenes suelen beber vino. Una costumbre que seguro que se trasladará aquí.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120