CASO MARGÜELLO

Exviceconsejero cree que contratar empresas de Margüello "puso en riesgo la salud de los pacientes"

Martes, 20 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 19:20h

Rafael Cerdán, José Ramón Elorriaga, María Nieves Fernández y José Carlos Margüello.

Rafael Cerdán, José Ramón Elorriaga, María Nieves Fernández y José Carlos Margüello. (EFE)

Galería Noticia

Rafael Cerdán, José Ramón Elorriaga, María Nieves Fernández y José Carlos Margüello.

El viceconsejero de Sanidad del Gobierno vasco del PSE-EE (2009-2012), Jesús María Fernández, ha afirmado hoy que cree que "se puso en riesgo la salud, la atención sanitaria y la seguridad clínica" con los contratos que el anterior departamento de Sanidad, liderado por Gabriel Inclán (PNV), adjudicó a empresas del exjefe de Calidad del Hospital de Cruces José Carlos Margüello.

BILBAO. Se ha referido en concreto a la empresa Gestión de Servicios Sanitarios XXI, de la que Margüello era socio en un 1% y en la que tenía amplios poderes, y ha dicho que "intermediaba" entre la Sanidad pública y las clínicas privadas para aligerar las listas de espera.

Este formato sustituía a la concertación directa entre Osakidetza y las clínicas que se había practicado hasta entonces, y suponía un modelo de concertación que "nunca se había hecho antes, ni nunca se ha hecho después y que no está justificado".

Fernández ha declarado hoy en la segunda sesión del juicio que se sigue en la Audiencia de Bizkaia contra Margüello;contra la considerada testaferro de sus empresas, María Nieves Fernández;contra el responsable territorial de Bizkaia en esa época, José Ramón Elorriaga, y el exviceconsejero de Sanidad Rafael Cerdán.

La Fiscalía les acusa de cometer irregularidades en estas adjudicaciones, que se llevaron a cabo en 2006, y pide 11 años de cárcel para los tres primeros y 6,5 años para Cerdán por los delitos de prevaricación, malversación, fraudes ilegales contra la administración pública y negociaciones prohibidas a funcionarios públicos.

En la vista oral de hoy estaba citado a declarar como testigo de la Fiscalía el consejero de Sanidad con el Gobierno socialista, Rafael Bengoa, bajo cuyo mandato se evidenciaron esas supuestas prácticas, quien no ha acudido debido a que no había recibido la citación.

Bengoa se encuentra de viaje hasta la próxima semana y el tribunal deberá decidir hoy sobre su citación.
Jesús María Fernández, quien también ha sido citado como testigo por la Fiscalía, ha explicado que, en concreto, el contrato con la empresa Gestión de Servicios Sanitarios XXI supuso un "riesgo para la seguridad clínica, la atención sanitaria y la salud, porque eran empresas que no tenían medios para desarrollar esa actividad".

"No se entiende, esa empresa no aportaba nada", ha dicho, y ha afirmado que resulta difícil cuantificar el perjuicio económico que supuso para la Administración vasca porque, aunque el servicio médico se prestó, algunas de las contrataciones se llevaron a cabo sin concurso ordinario, por lo que no se sabe lo que hubiera costado si se hubieran presentado otras empresas sanitarias.

"Consideramos que todo el gasto" en las empresas vinculadas a Margüello y que asciende a 6,8 millones de euros, "es perjuicio, porque ese trabajo se podría haber hecho de otra manera, e incluso la propia Osakidetza podría haber reducido por sí misma unas listas de espera que no eran urgentes".

Durante la sesión de la mañana también ha testificado el que fuera responsable de la Unidad Sanitaria de Bizkaia en 2006 Francisco Borja C.L., quien fue el encargado de tramitar el expediente de solicitud de funcionamiento presentado por Gestión de Servicios Sanitarios XXI y quien ha asegurado que esa empresa "no casaba" con las peticiones habituales, ya que no se trataba de una consulta médica.

"Consideré aquello no autorizable como servicio sanitario", ha dicho, y ha afirmado que debido a su posicionamiento mantuvo "conversaciones airadas con Elorriaga" y tuvo la sensación de que le "presionaba" para que diera su autorización.

También han testificado la jefa de Servicios Jurídicos de Osakidetza en 2010, cuando se emitió un dictámen a petición de Sanidad para anular la autorización de funcionamiento a Gestión de Servicios Sanitarios XXI -que finalmente se le concedió en 2006- y ha dicho que se decidió anularla porque "faltaba lo principal: la visita del inspector y el consiguiente levantamiento de acta".

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120