Un clamor desde Hollywood al campo

Naciones Unidas quiere que el feminismo llegue a todos los puntos del planeta y en espacial al mundo rural

Un reportaje de Sergi Santiago - Lunes, 19 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Galería Noticia

“Movimientos como #MeToo o #TimesUp demuestran que las mujeres necesitan ser escuchadas”

La ley del silencio que reinaba sobre el acoso sexual se hizo añicos con el movimiento mundial #MeToo (#YoTambién) y las denuncias en el mundo del espectáculo, pero también en otros ámbitos no cuestionados hasta entonces como las ONG o incluso en instituciones como la UE (el Parlamento Europeo ha reconocido que debe buscar una solución para “asistentes parlamentarios que no pueden seguir trabajando con su eurodiputado por motivos de acoso sexual”) y la ONU, donde las acusaciones por abusos sexuales cometidos por su personal ha descendido de 165 en 2016 a 138 en 2017, de las que 62 conciernen a personal propio que forma parte de misiones políticas especiales y de mantenimiento de la paz. En 2016, hubo 104.

Ahora, la ONU quiere que los efectos del #MeToo impulsado por las estrellas de Hollywood lleguen a las mujeres que viven en el campo, sin el glamour de la meca del cine. El secretario general, António Guterres, que se declaraba un “orgulloso feminista” en el acto de inauguración de la Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer de la ONU recordaba que este año la conferencia coincide con un “momento crucial” para las mujeres, que “están contando sus historias y provocando conversaciones importantes y necesarias, en los pueblos y en las ciudades (...), en las calles y en los pasillos del poder”.

Los cálculos dicen que en el mundo hay 400 millones de mujeres granjeras que siguen discriminadas en todos los ámbitos analizados

El secretario general dio un repaso a las pésimas cifras que han dejado “siglos de patriarcado”: las mujeres ocupan menos del 30% de los puestos de investigación, representan solamente el 20% de las embajadas en Naciones Unidas.... Por eso animó “a todos los hombres” a combatir la discriminación hacia las mujeres “porque perjudica a las comunidades, las organizaciones, las compañías, economías y sociedades”.

Guterres quiso recordar especialmente a las mujeres que se enfrentan “a grandes desafíos”: las viudas, las indígenas, las que tienen discapacidades, las mujeres transgénero.... Incluyó también a las mujeres rurales, un grupo “particularmente marginado y que no suele tener acceso al sistema de salud, a la educación y a la tecnología” pese a ser la “espina dorsal” de sus familias. Y es que, esta edición de la sesión de la ONU tendrá como eje central el empoderamiento de las mujeres rurales.

Unos 400 millones de mujeres en el mundo son granjeras y, según los indicadores de la ONU, siguen discriminadas en todos los ámbitos: sus tasas de analfabetismo e inseguridad alimentaria son más altas, y su acceso al agua y a la propiedad de la tierra es menor. “Pese a que las mujeres producen más de la mitad de los alimentos del mundo son las primeras en sufrir inseguridad alimentaria”, dijo la directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.

La frase

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120