DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
se engancha a las reivindicaciones

El PP se apoya en “la calle” para presionar a PSOE y PNV con la prisión permanente

Sémper y Báñez se suman a las concentraciones ciudadanas y de los familiares de las víctimas en Donostia y Huelva

Míriam Vázquez - Lunes, 19 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Unas 200 personas se manifestaron ayer en los jardines de Alderdi Eder de Donostia en solidaridad con la familia de Gabriel.

Unas 200 personas se manifestaron ayer en los jardines de Alderdi Eder de Donostia en solidaridad con la familia de Gabriel. (Gorka Estrada)

Galería Noticia

Unas 200 personas se manifestaron ayer en los jardines de Alderdi Eder de Donostia en solidaridad con la familia de Gabriel.

Bilbao- La conmoción provocada por el asesinato del niño Gabriel Cruz a manos de la pareja de su padre está movilizando aún más a las familias que sufrieron en el pasado tragedias similares, como los padres de Diana Quer y la niña Mari Luz Cortés, conocidos por su activismo a favor de la prisión permanente revisable. Su plataforma ha recogido tres millones de firmas en contra de la derogación, y ayer impulsó concentraciones en varios puntos del Estado. Otras protestas las convocaron particulares para mostrar su solidaridad con este movimiento, como sucedió en Donostia.

Hace tiempo que el PP tomó la decisión estratégica de engancharse a las reivindicaciones de estos colectivos, que la semana pasada aclararon que no obedecen a ningún partido. Lo que sí se está produciendo es un intento claro del PP de convertirse en el abanderado del endurecimiento de penas. Una muestra de ello se vio el pasado jueves en el Congreso de los Diputados, donde invitó a los familiares a presenciar el debate sobre la prisión permanente desde la tribuna, y retó al PSOE a mirarlos a la cara cuando pidiera la derogación. Ayer mismo, se sumó a las concentraciones para escenificar su apoyo y trasladar la presión social al PSOE y, en menor medida, al PNV, proponente de la derogación. En los últimos tiempos, su apelación a “la calle” y al sentir del “80% de los ciudadanos” es constante en su discurso, y dejarse caer en estas convocatorias le ayuda en su estrategia de presión al socialismo. El presidente español, Mariano Rajoy, formalizó en privado a los familiares su compromiso personal con la prisión permanente revisable.

El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, y el juntero Juan Carlos Cano participaron ayer en la concentración que tuvo lugar en los jardines de Alderdi Eder en Donostia. La convocatoria la impulsó la vecina Virginia Hernández a título personal y, de hecho, subrayó que en el acto no participó ninguna asociación como tal, y que los carteles que portaban los convocantes los imprimió una empresa de forma altruista. Hernández quiso transmitir su cariño a la familia de Gabriel y apoyó la prisión permanente. En el acto participaron unas 200 personas, muchas de ellas con la fotografía de Gabriel, y concluyó con una suelta de globos azules por parte de los niños presentes.

Tras la concentración, Sémper puso en valor la “existencia de una mayoría social” a favor de esta figura. “Estamos a tiempo PP, PNV y PSOE, fundamentalmente, de ponernos de acuerdo para mantener esta medida”, dijo. El popular defendió que esta pena “existe en ordenamientos jurídicos del entorno” y pretende “garantizar que quien no puede o no quiere reinsertarse en la sociedad no salga a la calle”. “La sociedad debe protegerse”, recalcó.

Con las familiasLa concentración más multitudinaria se produjo en Huelva. Allí se dieron cita los padres, madres y abuelos de Mari Luz Cortés, Diana Quer, Ruth y José, y Marta del Castillo, entre otros. Unas 6.000 personas gritaron a coro “no estáis solos” y exigieron que no se derogue la prisión permanente revisable. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, se dejó ver en la concentración y realizó declaraciones a los medios de comunicación para mostrar su “afecto, gratitud y apoyo sincero a estas familias”. “Ellos, con su fortaleza moral, están defendiendo una causa que han vivido, pero también están defendiendo, por todos los españoles, la seguridad de nuestros hijos y de nuestros nietos. No están solos en esto”, dijo.

Fue el PP quien impulsó la prisión permanente revisable en 2015 desde su mayoría absoluta. Esta condena implica que el preso solo pueda recuperar su libertad si supera una evaluación sobre su peligrosidad tras cumplir, como mínimo, 25 años de cárcel. La prisión permanente se fijó para delitos que generen alarma social, como el asesinato de menores de 16 años, el caso del niño Gabriel. El PP propuso el jueves ampliar esta condena a otros supuestos, pero el Congreso tumbó su iniciativa. De ahora en adelante, se espera que PP y Ciudadanos bloqueen la derogación de la prisión permanente pidiendo sucesivas ampliaciones del plazo para registrar enmiendas parciales, como mínimo hasta que el Tribunal Constitucional decida sobre el recurso de la oposición contra esa condena. Con independencia del éxito que vaya a tener su estrategia en el Congreso, el PP se garantiza la activación del votante en puertas de las elecciones que tendrán lugar el año próximo en los municipios y varias comunidades autónomas del Estado.

En este debate, el PP ha decidido primar las emociones antes que los criterios jurídicos. El manifiesto de más de cien catedráticos de universidades públicas de todo el Estado no ha hecho mella en su discurso. En su argumentación, el PP lo fía todo al “80%” de españoles que, según sus cálculos, apoya la prisión permanente revisable.

Báñez aseguró ayer que la prisión permanente “no es un tema ideológico”, sino de “justicia y seguridad para todos”. Por ello, pidió a los grupos que “recapaciten y no se derogue”. En el acto, las familias apelaron a la conciencia de los políticos para que mantengan la prisión permanente revisable y se leyó un manifiesto a favor de esta figura. Juan José Cortés, el padre de la niña Mari Luz, avisó de que no van “a parar ni a callar hasta que la prisión permanente se quede para siempre;no queremos a los asesinos que no se pueden reinsertar en la calle, los queremos en la cárcel”. “No es un acto de venganza en modo alguno. Lo único que queremos es la seguridad y la protección de nuestros hijos”, aseguró.

confrontación con el psoeLa estrategia del PP provocó un agrio enfrentamiento con el PSOE en la sesión del Congreso de la semana pasada. Los socialistas acusaron a los populares de utilizar a las víctimas, y provocaron la reacción airada de los familiares, que se declararon ofendidos por haber insinuado que se dejan utilizar políticamente por un partido. La gestión del debate de la prisión permanente retrotrae a PP y PSOE a los tiempos en que ETA atentaba. La cercanía que mantenía por aquel entonces el PP con la AVT, con quien compartió algunas manifestaciones contra el proceso de paz abierto durante el mandato de Zapatero, provocó momentos de alta tensión con el socialismo. El pasado jueves, las acusaciones sobre la utilización de las víctimas volvieron al Congreso de los Diputados.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120