DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

JxCat ofrece a la CUP una cuestión de confianza a mitad de legislatura

Puigdemont se niega a dejar su escaño para que los votos anticapitalistas no sean necesarios

Lunes, 19 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Bilbao- Junts per Catalunya (JxCat) ha hecho llegar a la CUP una propuesta para poder investir al president de la Generalitat, que pasaría por pactar una cuestión de confianza cuando se haya cumplido la mitad de la legislatura. Según informaba el canal 3/24, que citaba fuentes del PDeCAT, con este ofrecimiento se busca un acuerdo que garantice el cumplimiento de la hoja de ruta independentista. JxCat busca el apoyo de los cuatro diputados de la formación antisistema, después de que la CUP acordara abstenerse en la votación de la investidura de Jordi Sànchez, en prisión preventiva en Soto del Real. En medios catalanes se informó a la noche de que la CUP no aceptará esta oferta.

El Consejo Político de la CUP decidió abstenerse en el hipotético pleno de investidura de Sànchez porque, a juicio de la formación antisistema, suponía volver al autonomismo y someterse a la legalidad española y a la sentencia del Tribunal Constitucional, hecho que, según la CUP, no permitiría a Catalunya llevar a cabo políticas sociales ni fiscales. Además, según se señaló desde la CUP, si Carles Puigdemont y Toni Comín renunciaran a sus actas, los números darían para investir al candidato pactado por JxCat y ERC.

Puigdemont, que se encuentra en Ginebra, donde ayer mismo intervino en un debate en el Festival de Cine y Foro Internacional de Derechos Humanos (FFIDH), tiene previsto reunirse hoy con la exdiputada de la CUP Anna Gabriel. El cesado presidente de la Generalitat señaló, sin embargo, que su reunión con Gabriel no está acordada para “desencallar ninguna negociación ni para negociar nada”. Según el líder de JxCat, hablarán sobre su situación personal en el extranjero, de cómo se pueden ayudar mutuamente, de cómo Gabriel puede contribuir en el Consell de la República que los partidos independentistas quieren constituir en Bruselas y sobre “la situación política en general y la defensa de los derechos colectivos e individuales en Catalunya”.

“Confío en la justicia belga y en las garantías de un trato justo que no puedo obtener en España”

Carles puigdemont

President cesado de la Generalitat

Además, a la ciudad suiza acudió también una representación de la CUP, aunque la formación anticapitalista matizó que, “ante las informaciones aparecidas en la prensa”, el viaje a Ginebra se enmarca “en el contexto del Festival de Cine y Fórum Internacional de los Derechos Humanos y de la 37ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU”. La visita “se inscribe”, aseguraron los anticapitalistas, “en el marco de la denuncia del recorte de derechos fundamentales impulsado por el Estado español en Catalunya y la situación de los presos políticos y las personas exiliadas”. “Y no”, matizaban, “por alguna gestión relativa al proceso de investidura”.

las actasDe entrada, Puigdemont no hace caso a una de las “recomendaciones” de la CUP y no tiene previsto renunciar a su acta como diputado en el Parlament, porque, según señaló a su llegada a Ginebra, nadie le ha pedido la renuncia expresa a su condición de parlamentario catalán. “A mí nadie me ha pedido que deje el escaño, me piden y yo he pedido delegar el voto, lo que se debería permitir para respetar el resultado de las elecciones del 21 de diciembre”, afirmó Puigdemont en una conferencia de prensa en la ciudad suiza.

“Evidentemente, no hay obstáculos reglamentarios para que yo pueda delegar el voto, pero estamos ante una intervención de la Justicia en la vida legislativa catalana, cosa que es bastante impropia de un régimen donde debería haber separación de poderes”, agregó el cesado presidente catalán.

Ante la prensa Suiza, Puigdemont mostró su plena confianza en la Justicia europea, y específicamente en la belga, pero dejó claro que está listo para entrar en prisión si Bélgica decide extraditarlo al Estado español. “Yo tengo esperanza y gran confianza en la Justicia europea y en la de los países europeos y voy a respetar sus decisiones porque tengo una gran confianza en la separación de poderes y en las garantías de un trato justo que yo no puedo obtener en España”, afirmó Puigdemont, que explicó que no se encuentra en la clandestinidad en Bélgica, sino “a disposición de las autoridades”. Consultado específicamente sobre si está listo para ir a prisión, respondió afirmativamente: “Sí, desde el momento en que yo estoy a disposición de la Justicia belga y que hay la posibilidad de que puedan extraditarme”.

Asimismo, en una entrevista al diario suizo La Tribune de Genève,Puigdemont aseguraba que, si pudiera dar marcha atrás, solo cambiaría una cosa: “El 10 de octubre teníamos previsto proclamar la independencia, pero yo decidí suspender sus efectos para dejar abierta una puerta al diálogo con el Gobierno español. Era lo que se me había sugerido desde Madrid. Fuentes directas del Gobierno español me habían pedido que actuara así. Lamentablemente era una trampa, ya que no hubo ninguna reacción positiva por parte del Gobierno. Si pudiera volver atrás, no suspendería la proclamación de la independencia”. - DEIA

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Estado

ir a Estado »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120