'Gure Haundie'

El orgullo de Altzo

El municipio de Tolosaldea estrena un centro de interpretación y un punto de información para dar a conocer la figura y la leyenda del Gigante de Altzo

Un reportaje de Marta San Sebastián Fotografías de Javi Colmenero - Lunes, 19 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La figura a tamaño natural de Altzoko Handia es la pieza central del centro de interpretación.

La figura a tamaño natural de Altzoko Handia es la pieza central del centro de interpretación.

Galería Noticia

La figura a tamaño natural de Altzoko Handia es la pieza central del centro de interpretación.Numeroso público escucha la explicación de Iñaki Moyua.

Conocedores desde siempre de su historia y sus andanzas por el mundo, es ahora cuando en Altzo han empezado a exaltar la figura del Gigante de Altzo o, como siempre han preferido llamarle en el pueblo, Gure Haundie. Aprovechando el tirón de la película de Aitor Arregi y Jon Garaño, ayer se estrenó en el municipio el centro de interpretación, la oficina de turismo-bar y un documental sobre la vida de su convecino más popular.

El tiempo gris y lluvioso no hacía más que alimentar el halo de misterio y leyenda que ya de por sí inspira el Gigante de Altzo. Al acto que organizó el Ayuntamiento acudieron numerosos vecinos, pero también representantes de la Diputación de Gipuzkoa como el diputado de Cultura, Denis Itxaso;la directora de Turismo, Maite Cruzado, o el portavoz de EH Bildu en las Juntas Generales, al altzotarra Xabier Olano.

No cabe duda de que el arrollador éxito de la película Handiaha despertado el interés por saber más detalles de la vida de este personaje que llegó a medir 2,42 metros, pero también de conocer cómo es el entorno donde nació y vivió buena parte de su vida. Tal y como explicó Joeba Elduaien, alcalde de esta localidad de Tolosaldea de poco más de 400 habitantes, quieren aprovechar el fenómeno mediático para seguir forjando la identidad de pueblo. “Para nosotros ha sido siempre una historia muy conocida, pero el estreno hace dos años de la ópera de marionetas infantil y este último año la película Handia nos ha hecho reflexionar”, destacó Elduaien. La Diputación Foral de Gipuzkoa creyó desde un primer momento en este proyecto que espera repercutir en el turismo de interior. “No estaba prevista una partida para este fin, pero cuando nos pusieron encima de la mesa el proyecto, nos pareció una muy buena idea. Desde el punto de vista turístico tenemos la necesidad de atraer a los visitantes al interior de Gipuzkoa y el reclamo que es Handia puede ayudarnos mucho”, manifestó Denis Itxaso.

“La película me ha servido para dar ‘vida’ a la pieza”, reconoce Iñaki Moyua, autor de la figura a tamaño natural de Altzoko Handia

Una figura de Migel Jokin Eleizegi a tamaño natural es la pieza central del centro de interpretación que se inauguró ayer. Su autor es Iñaki Moyua, creador de los gigantes y cabezudos de Tolosa, que explicó ayer las dificultades con la que se ha encontrado en su trabajo. “El gran problema han sido las medidas. Hay mucho de leyenda y mitología, pero he podido comprobar que las medidas son muy de verdad, es decir, era una persona muy armónica”, explicó Moyua. El artesano reconoció que la película Handia le ha servido para “dar vida” a la efigie. “Mi objetivo era que diera sensación de vida y me he ha ayudado la película, porque es donde todos lo hemos visto un poco vivo. He estudiado mucho la postura y lo he creado un poco encorvado, con sensación de pesadez, que es como este tipo de personas suelen estar”, detalló el autor de la obra.

El centro de interpretación está concebido a modo de exposición para que cualquier persona pueda ver las prendas que se han utilizado en la película y están expuestas en la vitrina las marionetas de la ópera infantil creadas por Nestor Basterretxea. “Hemos querido envolverlo en misterio y los visitantes deben mirar por las mirillas para ver a Altzoko Handia”, explicó el director del proyecto, Jaime Garcés. Tras visitar el centro de interpretación, la siguiente parada es el punto de información y oficina de turismo en el que han convertido el reformado bar Segoretxe. “No queríamos un espacio que fuera extraño para los vecinos, sino un lugar que los altzotarras lo sintieran suyo. Nosotros mismos somos los mejores embajadores, por eso se ha pensado en una oficina de turismo adaptada a un pueblo de nuestras características”, afirmó el alcalde.

La historia de Migel Jokin El centro recuerda la vida de Migel Jokin Eleizegi Arteaga. Nacido en Altzo en 1818, se hizo famoso por padecer la enfermedad del gigantismo lo que le hizo crecer indefinidamente hasta su muerte, llegando a medir 2,42 metros y pesar 212 kilogramos.

Su padre empezó a exhibirlo por diferentes lugares. La larga gira de exhibiciones empezó en Bilbao y le llevó por numerosos países europeos. Solía ir vestido de turco o de general de la armada española. Intentaron que se casara con una mujer inglesa que le llegaba hasta la barbilla para mejorar el espectáculo, pero Jokin rechazó la oferta volviéndose a su pueblo natal, donde murió a los 43 años. Su cuerpo, por cierto, fue robado y no se sabe dónde se encuentra.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

Más sobre Cultura y Ocio

ir a Cultura y Ocio »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120