Dos goles en un minuto fulminan al Amorebieta

Los azules caen ante un Racing que firmó sus dianas en la segunda mitad

Lunes, 19 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

RACING DE SANTANDER: Crespo, Gurdiel, Gándara, Gonzalo, Castañeda, Antonio Tomás (Min. 74, Cobo), Rivero, Sergio, Óscar (Min. 55, César), Miguélez (Min. 67, Acosta) y Lázaro.

AMOREBIETA: Tena, Agirrezabala, Simic, Luengo, Morgado, Galarza, Juaristi (Min. 62, Iturraspe), Mujika (Min. 62, Arriaga), Álvaro (Min. 85, Arana), Seguín y Jon Ander.

Goles: 1-0: Min. 57;Rivero. 2-0: Min. 58;Lázaro.

Árbitro: Fernández Rodríguez (Galicia). Amonestó a los locales Lázaro y Gonzalo;y a los visitantes Juaristi y Agirrezabala.

Incidencias: Unas 6.500 personas en El Sardinero.

bilbao- Tras empatar en la visita al Mirandés, segundo, y vencer de forma contundente al líder Sporting B, el Amorebieta no pudo culminar con éxito su particular etapa reina que finalizaba con el desplazamiento al feudo del Racing de Santander. Los zornotzarras plantaron cara, pero sucumbieron debido a dos dianas recibidas en un abrir y cerrar de ojos, en el arranque de la segunda parte.

Xabi Sánchez calcó la alineación que tan buen rendimiento le dio la semana pasada, manteniendo a Tena bajo palos pese a que Zabal ya estaba disponible tras su sanción. Como era de esperar, los locales, más necesitados en su objetivo del ascenso que los vizcainos, con la salvación encarrilada, salieron dominadores y generaron una gran ocasión al cuarto de hora, en la que Tena repelió el testarazo de Lázaro. Fue la única llegada destacable de los locales en el primer acto, pues se toparon con unos zornotzarras bien ordenados. El Amorebieta también se asomó con peligro a la media hora, merced a dos intentos de Álvaro desbaratados por los guantes del portero racinguista.

La segunda parte comenzó similar a la primera, ya que los locales movían la pelota sin encontrar espacios. No obstante, cuando estaba cerca de cumplirse la hora de partido, asestaron dos golpes letales en cuestión de segundos. Primero, Rivero abrió la lata con un disparo que se envenenó tras rozar en Luengo. Un minuto después, Castañeda se pateó la banda y puso un centro medido para que Lázaro fusilara. Tena evitó que cayera algún gol más y los azules, salvo en un disparo de falta de Seguín que rozó la madera, no dieron sensación de poder devolverle tensión al duelo. - J. Baraja

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120