eskuinaldea - uribe kosta

Pablo Amores descubre en su libro la puerta ‘misteriosa’ de Plentzia

El vecino de la villa habla del desconocido tercer portal de la antigua muralla

Marta Hernández - Domingo, 18 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Pablo Amores posa con las vistas a la ría de Plentzia al fondo.

Pablo Amores posa con las vistas a la ría de Plentzia al fondo. (M.H.)

Galería Noticia

Pablo Amores posa con las vistas a la ría de Plentzia al fondo.

Plentzia- Pablo Amores ha abierto una puerta en Plentzia de 1681. Este vecino de la villa, apasionado de la historia, ha viajado al pasado y se ha topado con un dato desconocido sobre una tercera puerta en la antigua muralla del municipio. Esta puerta no había sido nunca mencionada en ningún libro. Ahora, ya sí. Porque Pablo lo ha plasmado en su primera publicación, en la que también habla sobre el hospital de Plentzia de 1512 o el torreón de Goienkale, sede actual del Museo Plasentia de Butrón.

“Se trata de una documentación inédita que demuestra la existencia de otra puerta de la muralla de Plentzia, situada junto a la ría, donde estaban antes los muelles y el puerto;es decir, en la confluencia de la calle Erribera con Udaletxe aldapa”, desgrana este ingeniero informático aficionado a la investigación pretérita. Entre los miles de papeles que sus ojos han captado y las incontables horas que los han visto volar, Pablo avistó una frase: “En el Portal de Santa Bárbara de junto a la Ribera de esta villa de Plasençia a veinte día del mes de noviembre de 1681 años”. Un documento entre la montaña inmensa del archivo de la Real Chancillería de Valladolid sirvió para descubrir la existencia de esta pieza en la muralla. “Yo estaba buscando información sobre Plentzia a nivel general y di con datos documentados de esta puerta de Santa Bárbara”, incide Pablo. “Esta puerta y un fragmento de la muralla pone nombre a un dibujo de Plentzia de 1755 que se conserva en la Chancillería de Valladolid”, añade este plentziarra. La ilustración es precisamente la que emplea él para la portada de su obra.

La página web del Ayuntamiento se sumerge así en el pasado de la localidad aludiendo a la muralla: “La villa de Plentzia es de origen medieval, poblada hacia 1236 por D. Lope Díaz de Haro, Señor de Vizcaya (1214-1239), a la que su nieto Don Diego López de Haro concedió carta puebla en 1299. Fundada en lugar de Gaminiz, fue planteada a base de tres calles paralelas. Al cauce de la ría (Barrenkale, Artekale y Goienkale), cortadas por dos cantones transversales (hoy Madalen aldapa y Udaletxe aldapa), que comunicasen el núcleo coronado por la plaza de la Iglesia, con la ría. Todo ello estaría rodeado de una muralla en la que se abrirían un número hoy indeterminado de puertas, cuyo único resto actual es el Arco de Santiago en Eleiz Enparantza. Los terribles incendios que asolaron la villa en 1437 y a finales del siglo XVII acabaron prácticamente con la totalidad de Plentzia, dejando sólo en pie la fábrica de la Iglesia, la Torre de los Muxika-Butrón y parte de la muralla, que hoy día tras la intensa intervención urbanística ha desaparecido”. La plataforma digital del Consistorio también señala que el arco de Santiago es el único resto visible hoy en día de la muralla que cercaba el municipio, de la que “no se conocen más vestigios, a excepción de un documento municipal en el que se hace mención de la utilización del espacio ocupado por sus restos para la construcción de la casa denominada Arrartena (hoy Batzoki) en el siglo XVIII y otra a la entrada de Artekale”.

En este sentido, Pablo ha profundizado en la construcción que hoy es prácticamente invisible. “En el libro también aporto datos sobre la puerta de Santiago y de otra más de la que he encontrado una referencia en un documento de 1586, que la sitúa junto al humilladero del Cristo, y otros datos del XVIII, en los que aparece relacionada con este humilladero y las heredades o huertas que estaban cercanas al hospital y Castillao. Pero no sé cómo se llamaba”, comenta este vecino de Plentzia, con afán divulgativo, con la intención de que sus hallazgos sean conocidos por los ciudadanos. Por eso, ha dejado ejemplares de su trabajo para su libre consulta en la biblioteca municipal de Plentzia, en el museo de la villa y en las bibliotecas bilbainas de Bidebarrieta y de la Diputación Foral.

El dato

La cifra

1755

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Eskuinaldea

ir a Eskuinaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120