“Hawking era un referente en lo científico y también en lo personal”

El científico Pedro Miguel Etxenike repasa los hitos del genio y el “shock” que le produjo conocerle

Jueves, 15 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Pedro Miguel Etxenike.

Pedro Miguel Etxenike. (Foto: I. A.)

Galería Noticia

Pedro Miguel Etxenike.

Donostia- “Stephen Hawking era un ejemplo humano porque muchas de sus contribuciones las realizó en unas condiciones en las que cualquier otro habría tirado la toalla”. Son palabras de Pedro Miguel Etxenike, presidente de la Fundación Donostia International Physics Center (DIPC), que lamenta el fallecimiento del astrofísico británico en la madrugada de este miércoles a los 76 años. Y es que más allá de los hitos científicos, Etxenike destaca por encima de todo su valor humano y su capacidad de lucha. El genio padecía Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) desde los 21 años y, pese a que le dieron un par de años de vida, luchó hasta convertirse en un todo un “icono”.

Etxenike conoció a Hawking en la Universidad de Cambridge en 1973. “Él trabajaba en el Departamento de Física Matemática y yo en el laboratorio donde se descubrió el electrón, el neutrón y la estructura de doble hélice del ADN”, explica. Le vio por primera vez comiendo en el Centro de Graduados. “La impresión que me llevé fue de pena, porque en esos momentos ya no podía comer solo, le daban la comida y se le caía. Aún podía hablar, aunque yo no hablé nunca con él”, relata.

Así, reconoce que fue un “shock” verle y que en aquel momento, hace 45 años, ya se comentaba que “le quedaban dos años de vida”. “Es tremendo” cómo logro vivir tantos años, asegura Etxenike, no sin antes recordar que lo hizo por “los logros de la ciencia en la que él tanto creyó”. Años después, en la década de los 90, Hawking y Etxenike coincidieron en Sevilla, donde el científico vasco fue su anfitrión.

Pese a todas las dificultades e impedimentos que sufría Hawking, Etxenike asegura que lo que más le sorprendió siempre fueron “sus ganas de vivir”, el “creer que la vida siempre merece la pena ser vivida”. “Hawking quería vivir y no tenía miedo a la muerte. Lo declaró hace unas semanas”, insiste.

No obstante, destaca también la importancia del genio británico para la comunidad científica por sus teoremas de singularidad y por lo que se denomina Radiación de Hawking, que “conlleva combinar la Física Cuántica con la gravitación. Cualquiera de estos dos hitos le consagraría como uno de los grandes”, señala.

La capacidad de lucha de Hawking pese a sus condiciones físicas le convirtieron sin duda en uno de los científicos más conocidos del planeta. Por ello, Etxenike reconoce que ha sido un modelo al que admirar. “Admirar sí, pero imitar difícil, porque nadie querría imitar las condiciones en las que ha vivido. La gente puede admirarle pero nadie quiere vivir como él. Es un modelo espléndido pero imposible de imitar”, explica.

Asimismo, ensalza también el papel divulgador de Hawking, pese a que los temas científicos en los que destacó son “especialmente difíciles de explicar”. “Él explicó las cosas lo más sencillamente posible, pero con rigor”, describe. Además de su capacidad divulgativa, destaca “su gran sentido del humor”. “Lo sorprendente que era que en sus condiciones haya tenido esa ironía, esas bromas”. Suya es la frase: La Humanidad es tan insignificante si la comparamos con el Universo, que el hecho de ser un minusválido no tiene mucha importancia cósmica.

Pese a que nunca logró el premio Nobel, sí que fue reconocido “justamente” por la comunidad científica. “Si hubiese vivido y la Radiación de Hawking se hubiese confirmado experimentalmente yo creo que hubiese sido Nobel”, afirma Etxenike. El físico vasco recordará a Hawking como “un buen científico y un ejemplo de que se pueden lograr muchas cosas y no ser desgraciado, incluso en unas condiciones tremendas”. “Era un referente en lo científico y en lo personal. Una persona admirada por muchos, con contribuciones científicas de primera línea”, resume. - Ruth Gabilondo

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Estado - Mundo

ir a Estado - Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120