horario nocturno

“Las paradas a demanda no se pueden contemplar como una medida aislada”

Colectivos de mujeres destacan la necesidad de dar más pasos hacia la igualdad

Aitziber Atxutegi - Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La Diputación estudia la posibilidad de implantar paradas a demanda en Bizkaibus.Foto: Borja Guerrero

Bizkaibus (Borja Guerrero)

Galería Noticia

La Diputación estudia la posibilidad de implantar paradas a demanda en Bizkaibus.Foto: Borja Guerrero

Bilbao- Unas han aplaudido sin reparos la posibilidad de que Bizkaibus implante paradas a demanda en horario nocturno;otras han templado su entusiasmo con matices en su aplicación. Pero todos los colectivos de mujeres contactados por DEIA han coincidido en afirmar que el estudio, por parte de la Diputación de la posibilidad de que las mujeres puedan solicitar dónde apearse, no se puede quedar en una medida aislada, sino completarse con otras iniciativas que permitan avanzar hacia la igualdad y combatir las agresiones.

Desde Emakunde, su directora Izaskun Landaida considera que “lo importante es que se enmarque dentro de los avances que las distintas administraciones están llevando a cabo en la integración de la perspectiva de género en todas las políticas públicas”. Y es que, explica la responsable del Instituto Vasco de la Mujer, “es importante no contemplarla como una medida aislada sino como una medida que venga a sumarse a otras que, en el ámbito de la sensibilización, la prevención o en muchos otros ámbitos, conformen un conjunto de actuaciones que contribuyan además al impulso del empoderamiento de las mujeres y a la sensibilización de la sociedad en su conjunto”. Izaskun Landaida pone el foco en las medidas que, en los diferentes planes para la igualdad, tratan de garantizar la inclusión de la perspectiva de género en diferentes ámbitos, “lo que supone tener en cuenta, de manera diferenciada, las circunstancias y necesidades de mujeres y hombres, teniendo en cuenta, el impacto de género en las intervenciones que se realizan”.

Blanca Estrella Ruiz entiende a los lemas que defienden a las mujeres libres. “Sí, de acuerdo, quiero que sean libres e independientes pero, sobre todo, las quiero vivas. Esta es una medida preventiva que va a ayudar mucho a las mujeres, sobre todo a salir a la calle sin miedo”. La presidenta de la asociación Clara Campoamor “felicita” a la Diputación por estudiar una medida que ya está aprobada en Bilbao. En su opinión, son iniciativas que redundan “en la seguridad de las mujeres que, por ejemplo, trabajan de noche o salen de trabajar de noche. Yo misma he trabajado de noche muchos años y sé lo que supone. Que el autobús te pueda dejar en la esquina más próxima a tu casa es una mayor tranquilidad. Toda medida preventiva ante las agresiones es bienvenida”. Por eso, considera que “ojalá tomen ejemplo otras comunidades autónomas y otras provincias”.

Ruiz incluso va un poco más allá, y lanza una recomendación a las usuarias. “Que no paren siempre en el mismo punto;a veces un poco más arriba, a veces un poco más abajo... Existen los violadores espontáneos, que agreden a la primera mujer con la que se cruzan, pero también los acosadores. Así que precaución;nunca hay que bajar la vigilancia.

“Obligación de autoprotegernos”No tiene ninguna duda de que, cuando se comete una agresión, el foco debe estar en el autor de la misma pero ante todo, defiende la seguridad de las mujeres. “Siempre me echan en cara que quiero quitar la libertad que han ido ganando las mujeres y nada más lejos de la realidad;yo lo que quiero es que la mujer esté viva. Y para eso les digo que tomen medidas de seguridad. Después seremos libres, independientes, autosuficientes... Las mujeres también tenemos la obligación de autoprotegernos”.

Sin embargo, para Marta Brancas, de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia, estas paradas antiacoso no son más que “una tirita que no termina de curar la herida. Las calles siguen siendo agresivas para las mujeres, especialmente por la noche;el urbanismo no tiene en cuenta sus recorridos, ni sus horarios... Se trata de una medida efectista pero es solo una gota en medio de un océano”. Y es que, según explica la activista, existen otras cuestiones que siguen sin respuesta, por lo que manifiesta sus dudas antes de aplaudir la medida. “Hay zonas y barrios a los que no llegan los autobuses, están aisladas”, cita a modo de ejemplo. “En México, por ejemplo, hay vagones específicos para mujeres en el metro, lo cual es estupendo. Pero también es una forma de gueto y no deja de ser una tirita”. Además, también incide en que se debe llevar a cabo una formación “específica” entre los conductores de los autobuses, para que esta medida se aplique de forma adecuada. “¿Les va a hacer siempre caso? ¿Se va a creer a todas las mujeres? ¿O va a discriminar sus peticiones por edad, o porque van tomadas, o porque son prostitutas? Hay que tenerlo bien estudiado”, plantea.

Para Euskal Herriko Bilgune Feminista “todo lo que sea a favor de la seguridad ciudadana, en especial para las mujeres, siempre es bueno”, reconoce Irati González, aunque advierte de que “es un parche ante una situación más grave. Es lo que Bizkaibus puede hacer pero lo que hay en el fondo es que las mujeres no nos podemos mover libremente por la calle ni a las noches. No es una cuestión de cambiar las paradas, sino de que puedan caminar seguras y para eso hace falta cambiar la arquitectura de las ciudades, la mentalidad, las políticas de igualdad...”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120