DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
cuatro titularidades en liga

El profundo Córdoba

el extremo, el benjamín del athletic, cumple hoy 21 años de edad en un nuevo momento de crecimiento al encadenar cuatro titularidades en liga

Pako Ruiz - Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Iñigo Córdoba, a la izquierda, observa junto a Enric Saborit el entrenamiento de sus compañeros ayer en Lezama.Foto: Borja Guerrero

Iñigo Córdoba, a la izquierda, observa junto a Enric Saborit el entrenamiento de sus compañeros ayer en Lezama.Foto: Borja Guerrero

Galería Noticia

Iñigo Córdoba, a la izquierda, observa junto a Enric Saborit el entrenamiento de sus compañeros ayer en Lezama.Foto: Borja Guerrero

bilbao- El público de San Mamés reconoció su aportación cuando fue sustituido el domingo a falta de solo tres minutos para la conclusión del encuentro. No en vano, fue uno de los protagonistas del triunfo firmado por el Athletic sobre el Leganés, aunque él no tuviera un impacto directo en ninguno de los dos goles de Raúl García que certificaron el éxito del conjunto rojiblanco. Iñigo Córdoba, sin embargo, rayó a un buen nivel, como así lo entendió el respetable, que dedicó una de sus selectas oleadas de aplausos al canterano, que ha ganado recorrido y profundidad desde que debutara como león en el estreno de esta liga frente al Getafe en Bilbao. Córdoba tiene motivos para sonreír, sobre todo en el día de hoy, en que alcanza los 21 años de edad en un momento que vuelve a sentirse importante dentro del colectivo de José Ángel Ziganda, después de tener que pagar el peaje del debutante con casi dos meses relegado a un rol casi residual.

El que es el benjamín de la plantilla, 43 días más joven que Unai Núñez y con el que dio el salto al primer equipo el pasado verano, se siente más sólido. Ya no se considera el imberbe que irrumpió de forma brillante y que conquistó a la masa social athleticzale por su desparpajo, por sus buenas condiciones que aportan aire fresco y que le valían para catalogarle incluso como un extremo de la vieja escuela, hasta algunos le han llegado a compararle con el mítico Estanis Argote por su perfil. Córdoba ya es una realidad y dentro de ese proceso de madurez ha conocido las dos caras del fútbol en su corto periplo aún en la élite, lo que le ha servido para dar un paso más en su proceso de crecimiento.

Córdoba, que cursa estudios universitarios de Marketing en la UPV/EHU, se proyectó en los foros de debate desde que debutara. Ejerció como uno de los habituales de Ziganda hasta finales del pasado noviembre, tanto en liga como en competición europea y en el fatídico partido de Copa en San Mamés ante el Formentera. Ese K.O. copero hizo que el Athletic tocara fondo, como subrayó el capitán Markel Susaeta en estas páginas. El técnico estaba obligado a tomar soluciones, algunas drásticas, y entonces Córdoba fue señalado como una de las cabezas de turco. Pasó de aparecer en los onces iniciales a desaparecer de los mismos e incluso de alguna convocatoria, lo que generó cierta incredulidad puertas afuera porque no se daban explicaciones sobre las razones de tal castigo. El canterano dejó de ser importante y se pasó dos meses resignado a disputar los minutos de la basura en seis partidos.

adelantado a su edadEl bilbaino, cuyo contrato expira el 30 de junio de 2021, ha consumado ya su travesía por el desierto. Los que le han tratado en Lezama dicen que es “un chico muy inteligente” y que “siempre ha estado por delante de su edad”. No en vano, fue un fijo en el juvenil de Honor con 16 años;en el Basconia, con 17;y en el Bilbao Athletic, con 18;que retrata la genética de un chaval que ha creído en sí mismo. Ha cometido también sus errores de juventud quele han permitido madurar, como le ha sucedido en esta primera temporada como león: “Había que pincharle en algunas situaciones para que no se viniera abajo, porque casi era un crío respecto a otros compañeros de vestuario, pero en ese matiz ha mejorado”.

El Athletic entró en una nueva crisis tras la derrota en el Wanda Metropolitano y ni siquiera la clasificación con más pena que gloria a los octavos de la Europa League a costa del Spartak de Moscú tapó los déficits del equipo de Ziganda, que entonces rescató a Córdoba del olvido. El técnico, que había probado con Sabin Merino e incluso con Lekue por delante del lateral izquierdo en momentos puntuales, le dio una nueva oportunidad frente al Málaga, ante el que compareció de salida. El bilbaino fue de lo poco salvable en un partido horroroso y su sustitución a los 65 minutos de juego ocasionó un cierto malestar en la afición. Repitió ante el Valencia y en el Pizjuán, donde no compareció a vuelta de vestuarios por unas molestias físicas. Fue suplente en Marsella para comparecer a la hora de juego y el domingo cumplió frente al Leganés.

Entrenamiento en lezama

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120