Consejero de bolsas y mercados españoles

José Massa: “Un derivado es como un coche potente, un error se paga rápido”

Si la primera sesión de lasjornadas Deusto BusinessSchool tuvo de protagonistala competitividadempresarial, la segunda secentra en la financiación

Una entrevista de Asier Diez Mon - Lunes, 12 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

José Massa.

José Massa.

Galería Noticia

José Massa.

bilbao- Vuelve a casa, a la universidad en la que se formó, y lo hace con un tema que domina a la perfección: Los derivados como instrumento de financiación de las empresas. ¿Armas de destrucción masiva?

El título de su conferencia hace que a uno se le quiten las ganas de acercarse a los derivados.

-Hace años, Warren Buffet se refirió a los derivados como armas de destrucción masiva. Lo hizo porque una de sus compañías de seguros había tenido pérdidas utilizando derivados. Es un título agresivo, para despertar el interés.

¿Pero son un instrumento de riesgo?

-Los derivados son una familia muy amplia de instrumentos. Algunos son muy sencillos, muy básicos. Por ejemplo, un futuro es sencillísimo: Nos ponemos de acuerdo en que dentro de un mes vamos a comprar o vender una cosa a un precio que hemos fijado hoy. Nos ponemos de acuerdo en que yo le compro un kilo de patatas a tres euros, al cabo de un mes usted me da las patatas, yo le doy tres euros. Si las patatas entonces valen más, yo gano y usted pierde. Y si valen menos, yo pierdo y usted gana dinero. Otro producto básico en este mundo son las opciones. Una opción es lo que muchos clubes de fútbol tienen sobre los jugadores a los que ceden, tienen la opción de recuperarlos. O la opción para comprar una casa, dejas una señal y pagas más tarde el resto. Si luego no compras la casa, pierdes la señal. La diferencia es que estas opciones son sobre productos más complejos.

No parece que tengan tanto riesgo.

-Todos son potentes y como todas las cosas potentes hay que manejarlas con cuidado. Comparándolo con un coche: El tipo de habilidades y capacidades para conducir un coche de 500 caballos, no tiene nada que ver con las habilidades y capacidades para llevar un coche de 150 caballos o con uno de 70 caballos. Si tienes un coche potente y lo conduces deprisa o eres un profesional de la conducción o te estás poniendo en serio peligro. Los derivados o los manejas con cuidado, a 120 kilómetros por hora, o si los llevas al límite tienes que ser un profesional.

¿Cuánto dinero se mueve?

-No sé si será capaz de ponerlo en magnitudes humanas. El número es algo así como 500 trillones de dólares.

Detrás hay toda una industria.

-Sí, hay una industria porque los derivados son tremendamente útiles. Los derivados bien utilizados se comportan fantásticamente bien como seguros, de hecho, utilizando productos derivados puedes tener un seguro sobre tu cartera de inversión de modo que pagas una prima de seguro y garantizas que tu cartera nunca valga menos de, y me lo invento, 9.500 puntos del Ibex, pase lo que pase en el mundo. Es igual que un seguro de incendio, por el que pagas una prima para que te proteja. También son útiles para una empresa que está endeudada con tipo de interés variable, ahora que parece que los tipos de interés van a subir, esta empresa tendría interés en financiarse a tipos de interés fijos, con derivados puede convertir en minutos su deuda variable en deuda de tipo fijo. Es utilísimo.

Siempre que se utilice con seguridad.

-Un coche potente no te perdona un error. Un error con un derivado se paga rápidamente.

De hecho, en la conferencia va a exponer casos reales de pérdidas millonarias.

-Sí, dos empresas que perdieron 1.200 millones cada una en el año 93 y en el 95. Los casos no tienen nada que ver, uno es de una empresa alemana y otro de un banco británico. El primero es de mala utilización técnica del derivado y el segundo un caso de malos sistemas de control. Pero las pérdidas son más o menos las mismas. Son dos ejemplos básicos que ayudan a entender el riesgo.

¿Y están los derivados al alcance de todos?

-Depende de cómo definas todos. Yo no recomendaría la utilización de estos productos a quien no sepa qué está haciendo. Si te lo recomiendan y no sabes qué es, mi recomendación es que no lo hagas. Porque te puede pasar que estés perdiendo dinero sin saber por qué.

¿No hay cultura de derivados en la empresa?

-Los directores financieros de empresas deberían tener un conocimiento de cómo funcionan, porque si no los conocen no pueden gestionar bien los balances de las empresas ni la financiación. Hay países como Holanda donde los inversores particulares invierten en opciones con la misma naturalidad que en Bolsa, pero eso es por una cuestión tradicional de la cultura financiera holandesa. ¿Alguien que los conoce los puede utilizar para sacar rendimientos en su cartera mayores que si solo invierte en Bolsa? Sí, sin duda. Ahora, hay que entenderlos.

¿Pero el tamaño no es un freno?

-No.

¿Y a las empresas pequeñas les puede dar un mayor dinamismo para financiarse?

-Sí, porque les permite acceder a cosas a las que no podrían acceder de otro modo. Por ejemplo, hay empresas pequeñas a las que les cuesta que les den un préstamo a largo plazo, porque el banco le dice que se lo renueva de año en año. Entonces, al ser financiación a corto plazo, se tiene que comer las variaciones de tipos de interés a corto. Sin embargo, con un derivado se puede conseguir un tipo fijo aunque se siga renovando el crédito de año en año. O si es una empresa que utiliza aluminio como materia prima para su producción, puede hacer dos cosas, cada vez que necesite aluminio lo compra en el mercado al precio del día o maneja un plan de compra a futuro y ya no se preocupa por el precio. Porque ya sabe cuál es el precio al que puede vender a sus clientes y cuál es su margen comercial, sin riesgo de que el precio suba y estropee una venta. Un agricultor que produce trigo puede esperar a tener la cosecha o venderlo hoy y ya sabe con qué dinero va a contar. No hace falta ser una bestia de tamaño, basta con saber utilizarlo correctamente.


etiquetas: jose massa

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120