Valencia Basket 87-67 Bilbao Basket

La agonía que no cesa

El Bilbao Basket, negado en el triple y sin solidez defensiva, pierde ante un Valencia Basket que manejó el duelo a su antojo

Jon Larrauri - Lunes, 12 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Devin Thomas intenta levantar un balón ante la defensa de Bojan Dubljevic, a quien ayuda Erick Green.

Devin Thomas intenta levantar un balón ante la defensa de Bojan Dubljevic, a quien ayuda Erick Green. (Fotos: ACB Photo/M.A Polo y efe)

Galería Noticia

Devin Thomas intenta levantar un balón ante la defensa de Bojan Dubljevic, a quien ayuda Erick Green.

Bilbao- Como perro flaco que es a día de hoy, famélico en lo referente a los resultados, esquelético en cuanto a juego y plan de actuación, todo fueron pulgas para el Bilbao Basket ayer en la Fuente de San Luis, porque la agonía que le tocó vivir contra el Valencia Basket, esperada por otro lado, se alargó incluso más de la cuenta por avería en una de las canastas a 3:08 del final, cuando los hombres de negro levantaban la mirada hacia el marcador central y les tocaba masticar un abrumador 85-57. Se atascó la bocina que anuncia los finales de posesión y ese sonido, repetitivo y castigador para los tímpanos, parecía escenificar la alarma roja que se ha activado en la sala de máquinas de los de Miribilla. Bastaba con ver las caras de Veljko Mrsic y sus pupilos en esos minutos de tortura en los que se procedía al cambio de canasta para acceder a sus almas. Vacías, desnortadas y confundidas. Sombrías y derrotadas. Mala pinta.

Acabaron cabizbajos los hombres de negro un partido más, y ya van seis consecutivos, y el único consuelo que les queda en estos momentos es que sus rivales en la lucha para evitar el descenso tampoco están para lanzar cohetes y que en esta jornada hincaron la rodilla los siete últimos de la tabla clasificatoria. Eso sí, al menos desde la distancia parece que esos conjuntos que acompañan al vizcaino en el sótano de la tabla cuentan, al menos, con una identidad más marcada y con referentes más definidos. El duelo del domingo ante el Betis Energía Plus será una buena oportunidad de comprobar esa sensación, en una contienda con etiqueta inequívoca de final.

En la tarde de ayer, el choque se mantuvo mínimamente equilibrado hasta el descanso (41-32), antes de que los de Txus Vidorreta lo destrozaran a placer en un tercer cuarto imperial en el que el Bilbao Basket se asemejó a un grupo humano de una categoría competitiva muy inferior, sin recursos ni acierto en ataque y deshilachado en labores de retaguardia, dejando enormes boquetes por los que los jugadores anfitriones percutieron a placer, ya fuera penetrando o fusilando desde la línea de 6,75 (notable 13 de 25). En las filas de los de Mrsic no se vio ningún patrón definido. Y llueve sobre mojado. Se puede esgrimir que el duelo de ayer no puede servir para medir las posibilidades de los hombres de negro por su manifiesta inferioridad respecto a los taronjas, pero a este Bilbao Basket tampoco se le intuye una identidad reconocible cuando se mide a rivales de potencial similar al suyo. Con la tarde negada desde la distancia de tres puntos (cuatro dianas de 18 tentativas), los visitantes se quedaron sin recursos, se atascaron como acostumbran y sus opciones de dibujar un duelo mínimamente competido se fueron pronto por el sumidero. Entre lo salvable, el tino tempranero de Dejan Todorovic, la insistencia de un Ben Bentil muy atropellado, el juego uno contra uno de Jonathan Tabu y la voluntad de Devin Thomas debajo del aro;del resto, apenas hubo noticias en ataque. Horrible panorama para un equipo que sigue con los problemas defensivos de siempre y que cada vez ataca peor.

El encuentro arrancó como si Mickell Gladness no conociera la identidad del jugador que tenía delante, Dubljevic, circunstancia que aprovechó el balcánico para inaugurar los guarismos de los suyos con dos triples sin marca. Con los dos equipos incapaces de alcanzar algo de continuidad ni en defensa ni en ataque, fueron los lanzamientos lejanos de Todorovic los que mantuvieron en pie a los visitantes, pero, justo en el momento en el que el 11-14 apareció en el marcador de La Fonteta, los de Mrsic sufrieron uno de esos apagones que son ya marca de la casa: seis minutos sin anotar, parcial de 19-2 en contra y un adverso 30-16 con el segundo cuarto ya en juego. En ese tramo del partido, quedaron al descubierto todas las debilidades de los hombres de negro: bloqueos de concentración (pérdidas de balón, incluida una en saque de banda tras tiempo muerto), rebotes ofensivos concedidos, tiros libres fallados... Magnífico ecosistema para que los de Vidorreta, con San Emeterio como brazo ejecutor, pusieran pies en polvorosa. Reaccionó, sin embargo, el conjunto visitante aprovechando la actividad en ambas canastas de Thomas y Bentil (30-24), pero el Valencia Basket daba siempre la sensación de tener la situación bajo control, de volver a distanciarse cuando abría gas. Si el Bilbao Basket se cerraba en su pintura para tratar de disimular su inferioridad de centímetros, San Emeterio fusilaba desde el perímetro;cuando trataba de puntear los tiros exteriores, los Green, Sergi García y Abalde penetraban sin oposición.

Pese a todo, el conjunto de Mrsic logró alcanzar el ecuador del duelo sin desconectarse del todo en el marcador (41-32), aunque aquello pronto quedó en un espejismo. El Valencia Basket regresó de vestuarios mucho más enchufado, arrancó el tercer acto con un parcial de 11-4 y se acabó lo que se daba. Este Bilbao Basket no tiene ni la fortaleza física ni mental para sobreponerse a una situación así, por lo que el duelo perdió cualquier atisbo de competitividad. Los de Mrsic maquillaron algo el luminoso tras llegar a perder por 28 puntos y masticaron su sexta derrota consecutiva.

dos más uno

etiquetas: bilbao basket

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120