DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
acto “plural” con presencia de víctimas

El lehendakari arropa a las víctimas de ETA, los GAL y el BVE: “Fue injusto”

El homenaje se convierte en un acto “plural” con presencia de víctimas de todos los signos y la ausencia de EH Bildu

Humberto Unzueta - Domingo, 11 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Mari Carmen Hernández, Carmen Illarramendi y Pili Zabala, víctimas de ETA, los GAL y el BVE, respectivamente, se abrazan durante el homenaje ayer en Bilbao. Fotos: Oskar M. Bernal

Mari Carmen Hernández, Carmen Illarramendi y Pili Zabala, víctimas de ETA, los GAL y el BVE, respectivamente, se abrazan durante el homenaje ayer en Bilbao. ( Oskar M. Bernal)

Galería Noticia

Mari Carmen Hernández, Carmen Illarramendi y Pili Zabala, víctimas de ETA, los GAL y el BVE, respectivamente, se abrazan durante el homenaje ayer en Bilbao. Fotos: Oskar M. Bernal

BILBAO- La plaza Indautxu de Bilbao fue el escenario ayer de una inédita concentración de víctimas del terrorismo. Por primera vez afectados de las violencias de ETA, los GAL y el Batallón Vasco Español (BVE) se reunieron en un mismo acto para recibir el homenaje y el reconocimiento del Gobierno vasco y las instituciones vascas. Tuvieron el arrope solemne del lehendakari, Iñigo Urkullu, que subrayó que el sufrimiento padecido por las víctimas “fue injusto” y abogó porque víctimas y sociedad caminen juntas y unidas en la construcción de la convivencia.

Fue un acto plural y transversal que reunió a unas 60 víctimas de terrorismos de signos diferentes unidas por el deseo de avanzar juntas y sin rencor. En el círculo que configuraron para permanecer en silencio durante un cuarto de hora en recuerdo a todos los golpeados por el terrorismo se pudo ver a Carmen Illarramendi (herida, junto a su ya fallecido marido, en un atentado del BVE), Asier González (hermano de Yolanda, asesinado por la extrema derecha en 1980) o Cándido Gómez (hermano de Enrique Gómez, asesinado por el BVE hace 38 años);o víctimas del GAL como Laura Martín (viuda de Juan Carlos García Goena, que falleció en 1987 al estallarle una bomba lapa) o Pili Zabala (hermana de Joxi Zabala, asesinado hace 35 años);o Inés Núñez de la Parte, a la que la Policía española mató a su padre Javier;y también a víctimas de ETA como el ertzaina César Gabancho, Resu Basarrate, Alberto Muñagorri, Rosa Rodero, Alex Moreno, Sandra Carrasco, Pedro Román, Nerea Barrios, Mari Carmen Hernández, entre otros.

También hubo representantes de hasta ocho asociaciones de víctimas como Zaitu, Aserfavite, Fundación Fernando Buesa, Asociación de Víctimas del 11-M, Federación de Asociaciones de Víctimas del Terrorismo, las asociaciones extremeña y riojana de víctimas y la AVT. Junto a ellos asistieron el lehendakari, los tres diputados generales de la CAV, Markel Olano, Ramiro González y Unai Rementeria, numerosos alcaldes, los rectores de las universidades pública vasca y de Deusto, responsables de las patronales de empresarios, con Roberto Larrañaga (Confebask) a la cabeza, así como dirigentes de PNV, PSE, Podemos y PSE. Fue destacada la ausencia de EH Bildu que, al contrario que en Nafarroa -donde sí participó en el homenaje convocado por el Gobierno de Uxue Barkos- anunció que no compartía el planteamiento de la convocatoria realizada por el Gobierno vasco para este Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, ni tampoco su lema: Fue injusto, sociedad y víctimas, juntas construyendo el presente y el futuro. Sí estuvo el secretario general de EA, Pello Urizar, que se desmarcó de la postura oficial de la coalición a la que pertenece su partido y asistió al homenaje, como lo ha hecho en los últimos años.

Precisamente, el mensaje del discurso del lehendakari pivotó en torno a la injusticia sufrida por las víctimas. Señaló que el reto ahora es “asumir juntos”, sociedad y víctimas, la tarea de construir la convivencia presente y futura: “Afirmamos que fue injusto y que ahora caminaremos juntos. No hay dos partes, las víctimas por un lado y la sociedad por otro”.

Urkullu se comprometió a promover el encuentro y la unión entre la sociedad y las víctimas. “Lograrlo - afirmó- es demostrar que, a pesar de todo, la voluntad de convivir democrática y pacíficamente es más fuerte que la violencia y el terror”. También puso de manifiesto el derecho que tienen las víctimas del terrorismo a la verdad, la justicia y la reparación. También hizo un hueco para la autocrítica al señalar que “no sabemos si alguna vez ETA y el resto de organizaciones terroristas llegarán a hacer una lectura autocrítica sobre lo que hicieron”, pero “deberían hacerlo” y la sociedad y las instituciones vascas “sí podemos hacerlo”.

A su juicio, la violencia de ETA requiere una valoración expresa de su injusticia por “la gravedad e intensidad” de los daños humanos causados, por su prolongación en el tiempo “y su intencionalidad de imposición política” y “por el acompañamiento socio-político con que contó”. En este punto, volvió a incidir en que decir que fue injusto “significa también rechazar su enaltecimiento, legitimación o justificación”.

Sobre la violencia y los atentados perpetrados por los GAL, el Batallón Vasco Español y organizaciones terroristas similares afirmó que “decir fue injusto significa recordar que su violencia provocó víctimas mortales y gravísimos sufrimientos que no siempre fueron reconocidos y, en algunos casos, ni siquiera investigados”.

LA VOZ DE LAS VÍCTIMAS

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120