récord de exportaciones

Europa y Estados Unidos dan alas a la economía vasca

Las exportaciones siguen batiendo récords con Alemania, Francia y el gigante norteamericano como destinos principales
La política de Trump y el ‘Brexit’ amenazan la buena dinámica

Asier Diez Mon - Domingo, 11 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La economía vasca “ofrece un perfil más estable y equilibrado” que la española.

La economía vasca será impulsada por la inversión y las exportaciones (Foto: José Mari Martínez)

Galería Noticia

La economía vasca “ofrece un perfil más estable y equilibrado” que la española.

bilbao- La industria vasca se ha acostumbrado a viajar y, como buena turista, acude con asiduidad a un buen puñado de destinos, pero explora constantemente el mapa en busca de países de interés y más exóticos donde hay oportunidades. El nuevo récord de exportaciones de las empresas de Euskadi situó el año pasado el listón muy alto. Se vendieron productos en mercados exteriores por valor de 23.860 millones de euros. Son casi 2.300 millones más que en 2016 y cerca de 1.400 más que el anterior récord, fijado en 2014, el primer año de la recuperación económica.

Para poner en valor los números de las exportaciones vascas basta con compararlos con el Producto Interior Bruto de las comunidades cercanas. Las ventas internacionales vascas duplican la traducción monetaria de la economía de Cantabria y triplica la de La Rioja. Si se busca una referencia con un mayor enfoque industrial, los casi 24.000 millones que facturaron el año pasado fuera las empresas de la CAV supera también todo el PIB navarro. Es decir, si se eliminara el peso de las importaciones, el gasto en compras de las compañías que resta en términos de contabilidad nacional, el comercio exterior vasco generaría por sí solo más ingresos que la riqueza que se crea en las comunidades del entorno.

Será complicado batir la marca fijada en 2017, pero lo cierto es que la actividad exterior vasca se asienta sobre cimientos sólidos. Se apoya en el dinamismo de las principales economías del planeta y entre los tres primeros destinos están, por este orden, Alemania, Francia y Estados Unidos. Las ventas crecieron en el top 10 de la exportación vasca, reforzándose la actividad en los mercados tradicionales con los que hay abiertos canales desde hace décadas, pero mejorando también en las fronteras emergentes que se han traspasado durante la crisis y adentrándose en nuevos horizontes como el que ofrece el fin del bloqueo económico a Irán.

El dinamismo recuperado de la economía alemana permitió que las ventas vascas a ese país superaran el año pasado por primera vez a las registradas en Francia. Los lazos comerciales con las empresas francesas son fuertes por cercanía, el turismo empresarial es de obligado cumplimiento. Sin embargo, Alemania ha recobrado el pulso y vuelve a calentar con fuerza la caldera de la locomotora del euro. Lo más importante es que las empresas vascas están lo suficientemente posicionadas para aprovechar las oportunidades que se abren.

¿Qué productos se exportan a Alemania? Básicamente coches -las furgonetas de la clase V que ensambla Mercedes Benz en Gasteiz-, furgonetas y componentes de automoción. Además también se venden al mercado alemán maquinaria y semimanufacturas metálicas. Son en general bienes de alto valor añadido, lo que garantiza la continuidad de los flujos comerciales. En conjunto, las empresas vascas exportaron el año pasado a Alemania por valor de casi 3.800 millones de euros, casi un 16% del total.

aLEMANIA Y FRANCIAUn volumen muy similar (3.694 millones) tuvo como destino Francia, que mantiene el tipo a pesar de haber sido superada por el gigante alemán. En el caso del mercado francés, las ventas están lideradas por varios productos semiacabados, componentes que utilizan las empresas en su producción. El metal, productos químicos o neumáticos fabricados en las plantas de Michelin en Araba y Gipuzkoa. Los bienes de equipo, con especial protagonismo de la máquina herramienta guipuzcoana, es el segundo segmento industrial vasco que más visita Francia. Y los derivados de petróleo que se refinan en Petronor completa el podio.

El tercer destino de las ventas exteriores de Euskadi es uno de los que despierta más dudas de cara al futuro. Las medidas proteccionistas con las que Donald Trump está buscando eco en Estados Unidos contaminan las relaciones comerciales con ese país. Lo hacen a pesar -o tal vez por ello- de que no terminan de concretarse. A la espera de lo que ocurra con el tema del acero y la guerra comercial en el metal que anuncia el presidente de EE.UU., los derivados del petróleo lideran en estos momentos las ventas vascas al gigante norteamericano, seguidos de cerca por la maquinaria industrial. Varios peldaños por detrás se sitúan las semimanufacturas, entre ellas las metálicas, que suponen unas ventas anuales de 200 millones de euros.

Tras EE.UU. figura otro mercado que genera incertidumbre. En medio del complejo proceso del Brexit, las ventas de las empresas vascas a Reino Unido crecieron cerca de un 16% el año pasado. Sólo precisamente Estados Unidos tuvo un comportamiento más favorable para la diáspora comercial de la CAV. El motivo es que los principales productos vendidos a ambas economías son los mismos, petróleo, maquinaria y metal. Son bienes necesarios en cualquier país en expansión y la carta de presentación de la industria vasca es muy atractiva en ese ámbito.

La recuperación de Italia también se notó en 2017 en el comercio exterior vasco, con ventas que superan los 1.100 millones y con gran dinamismo de los tres grandes segmentos de actividad de la economía de Euskadi, automoción, bienes de equipo y semimanufacturas. Bélgica es el sexto destino. Después, también cerca de los mil millones de euros en ventas está Portugal, que consolidó el año pasado su recuperación. Holanda completa los grandes mercados europeos del País Vasco. México y China se reforzaron a su vez como el noveno y el décimo destino del comercio exterior de Euskadi.

Por territorios históricos, Bizkaia fue con gran diferencia el más dinámico. Las exportaciones vizcaínas crecieron un 18%, lo que supone más que triplicar los ritmos alavés y guipuzcoano. La actividad de Petronor, que está recogiendo los frutos de sus últimas inversiones, fue clave.

Del total de las exportaciones vascas, más de un tercio está concentrado en los bienes de equipo y la automoción y las semimanufacturas superan el 20%. Esas tres actividades suponen más del 82% de las ventas exteriores vascas. Los productos energéticos, con algo más del 9%, están a años luz. Y el resto de las exportaciones está muy diluida en alimentación, materias primas y bienes y semimanufacturas de consumo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120