“El principal mal para el medioambiente es que circulen vehículos antiguos”

Sábado, 10 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Bilbao- Seguridad y sostenibilidad son dos de los principales desafíos a los que se enfrenta el sector del automóvil. El director general de Audi España estima necesario afrontar ambos asuntos con perspectiva de futuro.

¿Está de acuerdo en que la renovación del parque de vehículos es la gran asignatura pendiente del sector del automóvil? ¿Es partidario de que el Gobierno reimplante la política de ayudas económicas a tal efecto?

-Para mí es muy importante que exista un debate tecnológico correctamente enfocado. Se ha castigado excesiva e innecesariamente al diesel. El principal mal para el medioambiente es que circulen vehículos antiguos, luego ha de producirse una evolución de la fiscalidad para que no se penalice tanto la adquisición, sino la utilización de los coches más contaminantes. El etiquetado que se propone desde la DGT es una muy buena medida para sensibilizarnos de que no todos los coches son iguales. Y en la medida en que hubiera estímulos seríamos beneficiados todos como ciudadanos, porque sustituiríamos los coches antiguos. Es muy importante también desde el punto de vista de la seguridad. En tres de cada cuatro casos de accidentes con víctimas mortales están implicados vehículos de más de diez o doce años.

Se han embarcado en una cruzada tecnológica que persigue coches eficientes, seguros e inteligentes. Ya tienen disponibles en su gama recursos de conducción autónoma sin precedentes, que superan las expectativas del público y desbordan las previsiones de la legislación. ¿Cuándo cambiará este escenario y serán cotidianos?

-Audi lleva realizando pruebas con coches autónomos desde 2010. Ha hecho millones de kilómetros por los desiertos de Nevada. Desempeñan un papel importante a la hora de demostrar lo que la tecnología puede hacer. Es inevitable que la legislación vaya por detrás de la tecnología;el legislador, al ver las posibilidades de la tecnología, hará que todo evolucione más rápidamente. Hoy en los nuevos Audi A6, A7 y A8 tenemos instalada ya de pre-serie la posibilidad de un nivel 3 de conducción autónoma, lo que llamamos ‘conducción pilotada’. Sin embargo, todavía no es factible, porque nuestras carreteras y nuestra legislación no están adaptadas. Creo que existe una sensibilización cada vez mayor y que caminaremos hacia ello.

Otro aspecto esencial de las investigaciones de Audi es el desarrollo de nuevos sistemas de impulsión más sostenibles. ¿Cómo de inmediato vislumbra ese porvenir eléctrico que nos vaticinan?

-Nosotros tenemos cuatro niveles de coches ecológicos. Por una parte, en el grupo Volkswagen apostamos por el GNC (Gas Natural Comprimido). En segundo lugar, estamos incorporando a nuestros coches la tecnología de ‘hibridación leve’, lo cual les va a conceder a todos la etiqueta ‘ECO’. Ha empezado ya con el A8, A7 y A6;vamos a tener ahora motores para el A4 y para algunos de los Q. Por otra parte, tenemos tecnología de hibridación enchufable. Pero lo más importante es que vamos a lanzar nuestro primer coche eléctrico, el e-tron quattro. Lo vamos a presentar a mediados de año y llegará al mercado a principios de 2019. Estamos hablando de un coche con 500 km de autonomía, con 500 CV de potencia, con tracción quattro;un modelo que nos va a permitir no tener que renunciar absolutamente a nada y al mismo tiempo disponer de una tecnología eléctrica de primer nivel.

Ustedes son un baluarte de la tecnología diesel, que les ha procurado muchas satisfacciones y, más recientemente, evidentes quebraderos de cabeza. ¿Considera un capítulo cerrado el asunto de las emisiones? ¿Han pagado un alto tributo reputacional?

-La fortaleza de la marca y la buena labor de los concesionarios han permitido que el coste reputacional haya sido muy bajo. Por otra parte, hemos trabajado con la máxima diligencia y transparencia, ofreciendo gratuitamente las medidas de servicio acordadas a todos los clientes. Dicho esto, creo que tenemos que romper una lanza a favor del diesel. La tecnología de hoy en día está muy por encima de la de hace unos años, de tal manera que un diesel Euro6 emite un 10% de lo que emite un coche de hace diez años en términos de NOx y de partículas. El diesel es absolutamente imprescindible para llegar a los objetivos de CO2 que nos impone la ley, porque emite un 15% menos que un gasolina.

Parece, en cualquier caso, que los motores a gasóleo vuelven a estar en el ojo del huracán de la opinión pública y de la justicia, que tienden a demonizarlos a todos, a los antiguos y a los modernos. ¿Suspenden los fabricantes en pedagogía?

-Yo creo que los fabricantes tenemos que hacer un esfuerzo importante por trasladar esto. El 70% de los problemas de emisiones derivados del transporte en las grandes ciudades los generan los coches de más de quince años, que son apenas un 30% del total. El mayor beneficio para el medioambiente consiste en sustituir un coche, diesel o gasolina, de hace catorce o quince años por un Euro6, diesel o gasolina, de ahora. Y eso es en lo que deberíamos trabajar con las administraciones.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120