8 de marzo, una jornada histórica

La ola del feminismo inunda las calles de Bizkaia

Barakaldo, Abanto y Bermeo fueron algunos de los puntos más concurridos

Viernes, 9 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Teatro en Abanto con el taller Gallarreta. Foto: I. M., M. A. P. y E. Z.

Teatro en Abanto con el taller Gallarreta. Foto: I. M., M. A. P. y E. Z.

Galería Noticia

Teatro en Abanto con el taller Gallarreta. Foto: I. M., M. A. P. y E. Z.

Barakaldo- Las calles de Bizkaia se convirtieron ayer en una auténtica marea morada con motivo del 8 de Marzo más multitudinario que se recuerda. Una auténtica muestra de fuerza de las mujeres que se pudo visualizar por distintos puntos del territorio en una fecha que, a buen seguro, marcará un antes y un después en la sociedad.

Uno de los lugares en los que la marea feminista alcanzó un mayor nivel fue Ezkerraldea. Allí, los diferentes colectivos de mujeres y feministas partieron desde Santurtzi, Portugalete, Sestao y Barakaldo y se unieron con la llegada del mediodía en la Herriko Plaza fabril. Jóvenes, mayores, mujeres de mediana edad, de diferentes colores, ideas y creencias se unieron bajo la misma lucha: la de la igualdad. De este modo, el corazón de Barakaldo se convirtió en el corazón del feminismo, un movimiento al que, ni siquiera se pudo resistir el Monumento a la Industria, ya que, el hombre que simboliza la tradición industrial del municipio amaneció con sus partes nobles tapadas por una bandera que llamaba a la huelga feminista. Fueron miles las mujeres -también hubo hombres en calidad de acompañantes- que abarrotaron la plaza barakaldarra. Silbatos y gritos que reclamaban igualdad social y salarial para las mujeres fueron los sonidos de una cita para la que sobraban motivos por los que acudir. “Estamos realmente impresionadas y muy orgullosas de la respuesta de las mujeres de Ezkerraldea. Las que estamos aquí también debemos tener presentes a aquellas que, por diversos motivos no pueden estar. Esta lucha es la de todas”, explicó Karmele Ozaita, presidenta de Argitan.

Meatzaldea. En la zona minera el 8 de marzo se vivió de manera intensa en sus municipios con un apunte destacado en Abanto-Zierbena donde las mujeres y hombres que trabajan en el taller Gallarreta, iniciativa mancomunada que promueve la búsqueda de oportunidades laborales estables y normalizadas a personas con discapacidad, plasmaron con su particular sensibilidad dos reivindicaciones básicas en la situación actual. Por un lado la visibilización de la mujer en la sociedad actual y por otro el deseo de ser duelas de sus propio destino “liberándose de todas las ataduras machistas retratadas en una marioneta manejada por un hombre”, señalaba Sara Ramírez, profesora de Danza y expresión corporal de este taller. Maitane, Nuria, Ascen, David y Begoña lograron emocionar a las decenas de asistentes que asintieron la concentración llevada a cabo ante el ayuntamiento minero tras una Marcha por la Igualdad en la que tomaron parte las tres asociaciones de mujeres del municipio.

Kostaldea Alrededor de 1.300 mujeres tomaron las calles de Bermeo para reivindicar sus derechos, en la que pudo ser la concentración más multitudinaria de los municipios costeros. Durante más de dos horas que duró la marcha el pueblo se tiño de color morado en solidaridad con la marcha a favor del feminismo. Pelucas, tambores y gritos de alegría inundaron el recorrido formado por féminas de todas las edades con un mismo fin: mantenerse unidas ante cierta parte de la sociedad que menosprecia el papel de la mujer. A las 11.00 horas las manifestantes partieron desde la plaza del Ayuntamiento detrás de un pancarta que pedía respeto hacia el género femenino. A medida que pasaban por las calles la marabunta de gente fue aumentando hasta el punto de que las que iban al principio no veían la cola de la manifestación.

Tras recorrer el Casco Antiguo, subir por la carretera de Bakio y pasar por delante de los colegios y atravesar la calle principal de la villa, todas hicieron piña en el portal de la iglesia de San Francisco. Alrededor de la estatua de Taraska, uno de los símbolos de la mujer en Bermeo cantaron a viva voz al ritmo de trikitixa. Mientras tanto, una joven escalaba la figura para colocarle una banda morada y un ramo de flores. Pero la cosa no acabó ahí, y es que después de darle la vuelta a la Lamera se concentraron todas en el kiosco. Para finalizar, en el momento que sonaba la sirena del puerto las protestas acllaron y las convocadas realizaron un minuto de silencio a favor de la igualdad. Concluyeron el evento cantando una canción ideada por el grupo Erroxape de mujeres de Bermeo. - M. A. Pardo, E. Zunzunegi, I. Moyano

etiquetas: bizkaia, 8 de marzo

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120