DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Olympique 3-1 Athletic

Balenziaga, el peor día para volver

Balenziaga regresó al once titular tras casi tres meses parado por lesión y lo hizo en una noche para el olvido, en la que fue superado en todo momento por los atacantes del Marsella, que encontraron una autopista por la banda derecha

Aitor Martínez - Viernes, 9 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Balenziaga, que no jugaba un partido oficial desde el pasado 16 de diciembre, notó la falta de rodaje.

Balenziaga, en el partido de ida ante el Olympique. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

Balenziaga, que no jugaba un partido oficial desde el pasado 16 de diciembre, notó la falta de rodaje.

EL regreso de Mikel Balenziaga a una convocatoria tras casi tres meses en el dique seco invitaba a pensar en su titularidad. José Ángel Ziganda no lo confirmó en la rueda de prensa previa al encuentro ante el Olympique de Marsella, pero todo apuntaba en esa dirección. Como así terminó siendo. El lateral de Zumarraga volvió a jugar 82 días después de caer lesionado en el derbi ante la Real Sociedad (16 de diciembre), justo en el día marcado en rojo en el calendario como el más importante, además del del próximo jueves, de cuantos restan de aquí hasta la finalización de la temporada. Su regreso fue desastroso, en la línea del choque disputado por el resto de sus compañeros -con contadas salvedades- en el Vélodrome, donde el Athletic evitó la goleada de milagro.

Si antes de conocer la alineación la titularidad de Balenziaga podía considerarse como precipitada, estos augurios se confirmaron a lo largo del choque. El zurdo fue un juguete a manos de Thauvin, que le superó en todas y cada de las acciones en las que le encaró;lo mismo que le sucedió con el menudo Maxime Lopez cuando cayó al costado diestro del ataque o en las contadas ocasiones en las que Payet, que fue una pesadilla para los leones, paseó su tremenda calidad por la banda diestra. Entre todos dejaron noqueado a un Athletic que se aferrará a San Mamés para darle la vuelta a una eliminatoria que tras el primer round parte con muchos puntos de desventaja.

Balenziaga, sin ritmo de competición, sufrió lo indecible para tratar de frenar a los jugadores de ataque del Olympique, que olieron sangre y se tiraron de cabeza a hincar el diente. Mordieron sobre carne e hicieron del carril diestro una autopista por la que llegaron los tres goles. El primero, en el segundo 45, casi sin tiempo para que los rojiblancos tocaran el balón. Un remate de cabeza de Balenziaga y un pase erróneo de Susaeta precedieron al tanto inicial de Ocampos. Además de los dos citados, ni Beñat ni San José fueron capaces de frenar por el costado zurdo a los futbolistas de ataque del cuadro francés, que combinaron en una baldosa como tiempo atrás que no se le recuerda al Athletic. Por si fuera poco, el centro de Thauvin encontró la pierna de Ocampos, que le comió la tostada a De Marcos, para rematar a placer ante Herrerín.

El lateral de Zumarraga evidenció su falta de rodaje y las ayudas en defensa fueron más de cantidad que de calidad

El segundo arrancó de manera similar. Las ayudas a Balenziaga, superado en todo momento, volvieron a ser insuficientes, no por cantidad, sino por calidad, y Etxeita completó el desastre con un malísimo despeje que le dejó el gol en bandeja a Payet. Un nuevo tiro en el pie, el enésimo de la temporada.

no hay dos sin tresLa primera parte acabó con el extraño penalti favorable al Athletic que Aduriz mandó al fondo de la red para poner el 2-1 en el marcador. Un espejismo, toda vez que Thauvin siguió castigando a Balenziaga, que ante un atacante zurdo que jugó a banda cambiada, le dejó salida siempre para su perfil bueno. Un error, como el recular en cada acción y no encimarle nunca.

Como no hay dos sin tres, pese a un vago intento rojiblanco por igualar el partido a la vuelta de vestuarios, de una nueva incursión por banda derecha nació el tercer tanto del Olympique de Marsella. Una rápida pared entre Payet y Thauvin fue suficiente para superar a Balenziaga, de nuevo solo ante el peligro, y como en el primer gol, Ocampos se adelantó a De Marcos. La pesadilla para le lateral zurdo acabó poco después, cuando dejó su puesto a Lekue. Poco antes, N’Jie, que reemplazó al lesionado Thauvin, volvió a dejarle en evidencia.

El suyo fue un mal día para volver al equipo. Un regreso que visto lo visto debe considerarse como precipitado y arriesgado y que supone un nuevo toque de atención para futbolistas como Saborit o Lekue. Ziganda tiene dudas, al menos en lo que a esa posición se refiere, y con Balenziaga sin ritmo todo apunta a que utilizará a alguno de ellos en el partido del domingo frente al Leganés...

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120