DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
‘caso De Miguel’

Alberdi mantiene su relato ante el intento de las defensas de desacreditarla

La abogada que destapó el ‘caso De Miguel’ afirma sentirse juzgada por los letrados de los acusados

Txus Díez - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El magistrado de la audiencia de Vitoria, Jaime Tapia.

El magistrado de la audiencia de Alava, Jaime Tapia.

Galería Noticia

El magistrado de la audiencia de Vitoria, Jaime Tapia.

gasteiz- La denunciante de la presunta trama corrupta creada en torno a exdirigentes del PNV alavés, Ainhoa Alberdi, se sometió ayer al interrogatorio de las defensas de los tres principales acusados en una sesión no exenta de tensión, durante la que el presidente del tribunal, Jaime Tapia, llamó varias veces la atención a los letrados y en la que Alberdi se mostró firme en la defensa de la versión de los hechos que ya ofreció en su día, pese a los intentos de los letrados de desacreditarla.

Alberdi, de hecho, manifestó sentirse juzgada por los abogados y rebatió los argumentos expuestos por estos en una comparecencia cuidadosamente preparada. “En su día dije que me iba a ratificar en todo, y no iba a venir aquí sin revisar la documentación”, advirtió la también abogada.

El primero en intervenir fue el representante del principal acusado, Alfredo de Miguel. El letrado trató de poner sobre la mesa supuestas irregularidades tributarias de la acusada, una vía que paró la presidencia;y cuestionó la legitimidad de las grabaciones realizadas alegando que las fechas de los audios eran anteriores a los hechos, un extremo que ya se aclaró en su día, pues dichas fechas se establecieron por defecto y por eso no correspondían con las reales.

Además, Gonzalo Susaeta se refirió en un tono burlesco al énfasis que puso la testigo sobre el hecho de que le pidieran comisiones ilegales en un despacho oficial, lo que le valió otra reprimenda. Alberdi reconoció haber estado en anteriores ocasiones en el despacho del entonces diputado de Administración Local y Desarrollo Territorial. También le corrigió al abogado cuando este dijo que su padre, que comparece hoy, negó la petición de comisiones. “No, él negó que lo conociera”, afirmó Alberdi, quien explicó que durante “bastante tiempo” ocultó a su progenitor que estaba siendo presuntamente extorsionada.

Jesús Villegas, abogado de Aitor Telleria, cuestionó la existencia de una reunión entre Telleria, Alfonso Arriola, entonces gerente del Parque Tecnológico de Araba, y Alberdi, que no fue grabada. A sus preguntas, Alberdi reconoció que su relación con Telleria se limitó a unas pocas reuniones, correos electrónicos y llamadas telefónicas. Con respecto a la exigencia de 100.000 euros, supuestamente una comisión por la adjudicación a su empresa, Urbanorma, de la ampliación del Parque, Villegas cuestionó si Telleria no se referiría a la deuda que su socio, Jon Iñaki Etxaburu, tenía con la empresa de los principales acusados, Kataia. “A mí me piden un tercio, de 120.000 euros dicen que los dejamos en 100.000, y que sí o sí lo tienen que cobrar, lo dicen abiertamente”, replicó la testigo.

En relación a las coacciones que dijo haber sufrido, afirmó no haberse sentido amenazada físicamente en ningún momento, pero sí aludió a las visitas a su despacho, la cita con su padre, los correos electrónicos recibidos, y la eliminación de su empresa de contratos ya adjudicados. Por último, Villegas le preguntó a Alberdi si no había recibido tratamiento psiquiátrico antes de que ocurrieran los hechos. La denunciante señaló que recibió tratamiento farmacológico por depresión y ansiedad, no psiquiátrico, y siempre después de precipitarse los acontecimientos. Ofreció además demostrarlo documentalmente.

Por último, el letrado de Koldo Otxandiano, Carlos Chacón, preguntó a Alberdi si se sintió presionada por su defendido. La abogada señaló que tuvo esa “sensación” porque, después de que Otxandiano le diera largas cuando esta le reclamó la última factura por la ampliación del parque, descubrió que el contable de la instalación figuraba entre los titulares de Kataia. Le preguntó además si denunció por venganza, cuestión que Alberdi negó. Según dijo, en un interrogatorio en el que las llamadas de atención del tribunal al letrado fueron una constante, acudió a la Fiscalía porque las presiones no cesaban.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120